En Vivo

En proceso de transformación museo finca El Abra

Publicación: 21 Jul, 2024

Categorías: Isla de la Juventud

Nueva Gerona, El Museo Finca El Abra, ubicado en la periferia de esta ciudad cabecera en  Isla de la Juventud, experimenta un proceso de transformación significativo que frenan los varios años de deterioro.

Con la remodelación de todas sus áreas, la instalación patrimonial —Monumento Nacional desde 1980— ofrecerá una imagen renovada a sus visitantes, así como nuevas opciones de conocimiento, dijo en exclusiva a la Agencia Cubana de Noticias su director, Roberto Arcaya Gámez, quien compartió detalles sobre las labores que se ejecutan en el museo.

La remodelación incluye las áreas exteriores de la centenaria casona de la familia Sardá-Valdés, construida a la usanza de las masías del antiguo reino de Aragón, con la intención de incorporar al recorrido sitios de interés como el manantial, el horno de cal y el aljibe, expuso.

Significó que los 13 trabajadores de la institución colaboran estrechamente con los constructores a fin de preservar la esencia del lugar, sobre todo de la habitación asignada, entonces, a José Martí. Se estima que a finales de 2024 concluya la fase civil, porque la intención es abrir al público el 28 de enero próximo, cuando se conmemoren 172 años del natalicio del Apóstol de Cuba.

Una vez finalizadas las labores constructivas, se incorporarán a la exposición artículos, resultantes de donaciones y se crearán espacios interactivos para ofrecer información detallada a quienes visiten la instalación, dijo Arcaya Gámez, al tiempo que destacó la importancia histórica de la Finca El Abra, donde el joven Martí permaneció del 13 de octubre al 18 de diciembre de 1870.

Este sitio es uno de los tesoros históricos, orgullo para los pineros. En este lugar Martí, a la edad de 17 años, fue acogido por la familia Sardá-Valdés, mientras esperaba el momento de su deportación a España, luego de que le fuera conmutada la condena a trabajos forzados en la cantera de San Lázaro por llamar apóstata a un condiscípulo suyo.    

En la propiedad, Doña Trina (Trinidad Valdés Amador), esposa del catalán José María, el patriarca de la familia, cuidó con amor materno la quebrantada salud del joven y sus heridas del alma, refirió.

Apuntó que cuando reabran las puertas del museo, las personas podrán apreciar la exposición de objetos y documentos relacionados con aquel adolescente devenido Héroe de Nacional, así como instrumentos de labranza, fotografías y otros artículos patrimoniales que reflejan la vida cotidiana en la finca y objetos de la familia correspondientes a la segunda mitad del siglo XIX.

Tomado de ACN Por: Linet Gordillo Guillama

Publicaciones relacionadas

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *