En Vivo

El Lele de Los Van VAn 

Publicación: 21 Jul, 2024

Categorías: Culturales

El Lele es el primer cantante líder que comenzó en Los Van Van, ya venía montado en el tren desde la orquesta Revé, donde se integra en 1967 Juan Formell. 

El Lele fue muy importante en la primera etapa, es una voz falsete, aguda, rumbera, manejaba bien el carisma, era indisciplinado, alocado y eso, a veces, provoca cierta leyenda. Compañero de voces del Lele fue José Luis Martínez (La Habana, 22 de abril de 1940), quien era hijo de padres venezolanos. José Luis había trabajado en el cuarteto Los Modernistas, los tríos Los Modernos, Taicuba y Los Tradicionales (de Carlos Puebla). 

Siguiendo los caminos del Lele, te cuento que nació en un solar en el Cerro, en Zequeira 24, cerca de la esquina de Tejas y del solar La Camelia, donde sonaba la rumba caliente, timba de noche y de día. Lele era fanático de los rumberos Saldiguera, el Tío Tom, Chavalonga en el Cerro, que tiene la llave. Lavaba los autos de los peloteros profesionales Orestes Miñoso y Edmundo Amorós. En su familia surgieron músicos: su tío, Andrés Rasalps del Septeto Habanero, le llamaban el Pajarón Rasalp. 
 

Para el libro de Los Van Van entrevisté al Lele y, quizás esta sea la única entrevista completa al cantante de Los Van Van. Pongo la grabadora y dejo hablar al Lele: 
 
En realidad, yo nací en 1943, aunque estoy registrado en 1944, da igual. Nací en la calle Zequeira 24, en una casa frente a un solar donde los domingos sonaban las rumbas. En esas rumbas de la zona nadie podía cantar sólo los caballos (las estrellas de la rumba). Aprendí temprano la síncopa de la rumba. El son lo cantaba como falsete y en la voz central, eso no lo entendieron ese cambio brusco. Esos eran tiempos de cambio como sucede hoy día, en este nuevo siglo. Comencé profesional en 1962 (cuando se estrenaron Los Beatles) con el grupo Los Fantásticos con Rolando Ortega. Ganábamos algo. 

Después estuve en un cuarteto llamado Los primos de la Jucei (órgano administrativo), allí estaba Andresito Martínez el de La Monumental. Después paso a Los Fantásticos donde también estaba Maggie Carlés, todos dirigidos por Armandito Zequeira 1963-1964. Armandito era de la dinastía de los Romeu, hermano de Zenaidita la de La Camerata Romeu. 

En 1965 estuve trabajando con una cantante negra llamada Angélica Noriega, entonces, en 1967, me descubre Revé, me oyó cantar y me captó para su charanga. Su orquesta ensayaba en el cabaret Las Vegas, en verdad no me gustaban las charangas, parecido a lo que le sucedió a Juan Formell. 

A mi llegada estaba César Pedroso “Pupy”, se encargaba de todo; hasta que llegó Juan Formell. Rompimos con la tradición de cantar al unísono, como lo hacía la Aragón. Yo era la voz prima. Formell me tocó como quince piezas para embullarme y, ahí mismo le dije: Esto es un fenómeno, con eso se pueden hacer mil moñas. También practicó las voces con fuerza en la 3ª. voz y no en la prima, eso nos gustó más, estaba rompiendo con todo lo anterior. 
 
Me montaron Fifi, Teté y Popó; Que volá, que bolón; Yuya Martínez (Changuí-68), Te lo gastaste todo Revé, Ay Yeyé y el bombazo del año Changui-Shake, algo que metía miedo.Trabajamos en toda Cuba, comenzamos por Bayamo tocando en cañaverales, albergados en campamentos con comida de “regimiento”,  viajábamos en guaguas destartalados que partían el hueso, pasamos todo tipo de trabajos; pero éramos jóvenes, teníamos ilusiones y mucha esperanza, eso te mantiene vivo. Esa historia hay que contarla algún día. 

En Santiago de Cuba llegamos a tocar en la Ciudad Deportiva a lleno completo, eso fue un día de las madres. Recuerdo que el cantante Aldo Lamas y, todos nosotros, estábamos muy nerviosos. Te cuento que mientras tocaba La Revé en La Trocha, pasó la conga del Cocoyé que todo lo arrastra y, al pasar por La Trocha, la gente  se detuvo para escuchar la explosión de la Revé con Formell. 

Revé mantenía una dictadura dentro de la orquesta, él pensaba que la juventud debía andar con un vestuario anticuado. Nosotros estábamos en la onda del momento y aquello se fue poniendo malo. El final fue trágico y pá que contarte. 
Después Formell organiza Los Van Van el 4 de diciembre de 1969, cuando el hombre había llegado a la luna. Me montaron: Yuya Martínez, La compota de palo, Yo soy el que te busco, Los momi. 

Ya en la etapa con Los Van Van, Juan Formell me suelta a hacer todas las cosas que tenía en mente. Era una etapa en que escaseaban las voces de orquestas bailables. Formell me dio oportunidades, teníamos una complicidad. Yo le puse mi timbre rock al songo. En mi segunda etapa, después de pasar por los Reyes del 73 y regresar a Los Van Van, la libertad fue mayor. 

En 1970 viajamos a la Expo Osaka de Japón, la cogimos en grande, en tiempos terribles de bloqueo total. Formell pudo conseguir su bajo eléctrico. Alternamos con Tom Jones, Samy David junior, Sergio Méndez y Los Brasil 66. Seguimos para Francia y nos presentamos en la sala Sarah Bernal. Pasamos a la URSS.  

A nuestra llegada a Cuba comenzamos a sofocar a los bailadores en el Círculo Social Patricio Lumumba (antiguo club de la aristocracia, Miramar Yatch Club). Era la fiebre del baile “Casino” en parejas. El 15 de octubre de 1972 me sustituye Armandito Cuervo en Los Van Van, después entra Pedrito Calvo “El ronco”. Más adelante pasé a Los Reyes 73 con el cantante Valladares.  

En Los Reyes hice rock con Ricardo Eddy Martínez, tremendo músico y arreglista de Amaury Pérez. También fue el pianista iniciador de Los Reyes 73. 

En 1980 retorno a Los Van Van como un gran acontecimiento, las voces éramos entonces Pedrito Calvo y yo, pa´comer y pa´ llevar. Es cuando grabo: De La Habana a Matanzas, La rumba no está completa. También Este amor que se muere, Sin complicaciones. En esa etapa me evaluaron los cantantes: José Antonio Méndez y Ela Calvo, me jodieron en la evaluación, me dieron 80 puntos. Pacho Alonso y Rafael Somavilla me defendieron. 

En España, con orquestación moderna y pop de José Luis Cortés grabó el Pao pao (Cuéntame qué te pasó). En 1981 me ataca la diabetes, me sustituye Israel Sardiñas (Israel Kantor). 

Tuvimos suerte –relata Formell– porque encontramos a un cantante como Lele, que provocó un verdadero fenómeno de popularidad con su estilo, y fue una de las gentes que contribuyó a darle su sello a Los Van Van. 

El 21 de marzo de 1973 nació mi hijo Abdel, cantó con Pachito Alonso. Le pedí ayuda a Formell para que lo integrara a Los Van Van,entró en el momento en que se va Pedrito Calvo, en el 2000. Tuve otro hijo que es trombonista. Seguí solo, hice un grupito en Jibacoa, viajé por toda Cuba, en 1987 me dieron la Medalla por la Cultura, hasta que en 1993 me retiré, cuando el boom de la salsa amenazaba a toda América. Estuve un tiempo en un campamento de un contingente en Alquízar. 

En 1997 fui a residir a Chile, me casé con Lina Naulde, secretaria de un alcalde. Fundé Lele y la Ganga, grabé discos, trabajé en lugares de cubanos llamado La Habana Vieja, allá hay escuelas de salsa. Viajé a Perú y Bolivia. Me encontré en una ocasión con mi hijo junto a Los Van Van. Hice un video con Celia Cruz, alterné con grandes de la salsa como Ismael Miranda y Oscar D´ León. En la presentación de la fiesta de los 25 años de Los Van Van estuve en el Carlos Marx. 
 
Una de las últimas presentaciones del Lele fue en la fiesta del libro Los Reyes de la Salsa (2011) de este redactor, donde el primer cantante de Los Van Van subió al escenario con la orquesta NG La Banda dirigida por José Luis Cortés y también con su orquesta de flautas. Eso fue en el Museo del Ron Havana Club. Por supuesto que no faltó Juan Formell, Eliades Ochoa, Lázaro Valdés y su hijo Lazarito (Bamboleo), y Pedrito Calvo. Al final se realizó una descarga sensacional con todos los cantantes y músicos participantes. Juan Formell comentó: “No imaginábamos que en esta fiesta de la salsa estuvieran muchos de los integrantes iniciales de Los Van Van, ha sido una experiencia muy gratificante”. 

En un total olvido, el 26 de enero del 2016, falleció Miguel Ángel Rasalp y Valdés “El Lele”, padecía desde la etapa de Los Van Van de diabetes y logró vivir milagrosamente 71 años. Había nacido en el Cerro, La Habana, el 27 de junio de 1944.

Tomado de RHC Por: Rafael Lam

Publicaciones relacionadas

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *