En Vivo

El Salvador acude al Foro Económico de San Petersburgo para elevar su relación con Rusia

Publicación: 13 Jul, 2024

Categorías: Internacionales

SAN PETERSBURGO, RUSIA (Sputnik) — El Salvador tiene interés en que Rusia instale cuanto antes una embajada en su territorio y está abierto para un intercambio de visitas de los presidentes Nayib Bukele y Vladímir Putin, aseguró en entrevista con Sputnik el vicepresidente salvadoreño Félix Ulloa, quien representa estos días a su país en el SPIEF.

El alto funcionario reflexionó también sobre las áreas más prometedoras para los inversionistas rusos, como turismo, energías renovables, tecnología e innovación, así como abogó por mejorar la balanza comercial entre Rusia y Centroamérica.

— ¿A qué se debe la participación de El Salvador en el Foro Económico de San Petersburgo a tan alto nivel?

— Bueno, fuimos invitados a este nivel, teníamos el deseo de visitar la Federación Rusa, desde hace más de un año que estábamos pensando venir a Moscú. Se dio la oportunidad. No habíamos venido antes porque, como tú sabes, el presidente Bukele y yo estábamos en licencia. Por motivo de las elecciones, tuvimos que dejar los cargos seis meses antes del 1 de junio, el día 1 de junio tomamos nuevamente posesión y el día 2 estaba viajando a San Petersburgo. O sea, es mi primera visita oficial como vicepresidente de la república, que antes estaba en situación de licencia. Así que es una muestra del alto nivel de respeto que tenemos para el Gobierno y el pueblo ruso y una forma de demostrarlo asistiendo a este macroevento, que es el Foro Internacional Económico de San Petersburgo (SPIEF).

— ¿Está interesado El Salvador en establecer una cooperación estratégica con Rusia?

— Sí, tenemos muy buenas relaciones. La Embajada de Rusia, aunque no está en El Salvador, no obstante fue un acuerdo que tuvimos cuando se hicieron los intercambios. Nosotros abrimos la embajada y esperamos que Rusia la pudiera tener allá. Pero sí tenemos un representante permanente en San Salvador y a través de él siempre manifestamos la necesidad y el deseo de mejorar las relaciones, tanto comerciales como culturales, políticas, económicas. Y hasta ahora hemos tenido un nivel aceptable, sobre todo hemos tenido asistencia académica: hay becarios salvadoreños en diferentes universidades, en la academia de policía, y por nuestra parte, nosotros estamos demostrando que tenemos abiertos los brazos para la cooperación con la Federación de Rusia.

— ¿Usted ha mencionado las embajadas. ¿Entonces hay avances en cuanto a la apertura de la embajada de Rusia en El Salvador?

— Para nosotros sería de suma importancia que se abriera ya la embajada en El Salvador, porque por ahora la concurrencia del embajador desde Nicaragua cubre las necesidades básicas del intercambio entre los Estados, pero la persona que ejerce la representación en El Salvador, al no tener el estatus de embajador, está limitado para algunas actividades. Sin embargo, él está presente junto al cuerpo diplomático y es una persona muy activa. Ha desarrollado varios festivales musicales, con música y tradiciones rusas, pero quisiéramos que hubiera un mayor intercambio porque creemos que la cultura rusa es muy rica, no solo en la literatura, en el teatro, en la música, en la poesía, sino que tiene un bagaje que al llegar a nuestros países enriquece nuestra propia cultura.

— Volviendo al tema del foro económico, ¿qué expectativas tiene respecto a este evento?

— De hecho, hemos tenido la oportunidad de intercambiar con algunas empresas, sobre todo en dos áreas, en la parte de la innovación y la tecnología, porque El Salvador está apostando mucho a ser un hub tecnológico y de innovación. De hecho, como lo decía yo ayer (6 de junio) en el foro inaugural, El Salvador fue el primer país en el mundo en adoptar una criptomoneda como moneda de curso legal, y hemos abierto la economía digital a través de una ley recientemente aprobada de activos digitales y pronto esperamos crear también un banco bitcoin. La idea es ir teniendo ciertas libertades económicas en el mundo contemporáneo, donde las monedas fiat tradicionales, que están controladas por los bancos centrales, dejen de tener esa influencia, sobre todo para economías pequeñas como las nuestras. Entonces, una forma de liberación económica es apostarle a esta nueva economía digital, donde las criptomonedas y los activos digitales van a ser de uso corriente. Por otra parte, también hemos visitado y tuvimos la oportunidad de trabajar y de expresar nuestro interés con unas empresas (rusas) dedicadas al área de la salud. Tuvimos la oportunidad de ver una empresa que trabaja implantes en magnesio. Ya nuestro ministro de salud está informado, está interesado. De hecho, vamos a tener una videoconferencia el sábado (8 de junio), vamos a conectar para que pueda ver la presentación de algunos productos que van a ser adquiridos por nuestro país. Así que ya llevamos un resultado concreto de la visita aquí al foro.

— ¿Hay más reuniones programadas en el foro?

— Para este día (7 de junio) tenemos programado un encuentro con el canciller Lavrov. Es una visita de alto nivel también, político o diplomático. Queremos expresar cuál es nuestra posición como país en los temas de la geopolítica, en los temas de las relaciones internacionales, en nuestra relación bilateral con la Federación de Rusia. Además, enviarle un mensaje de felicitación al pueblo ruso por haber llevado a cabo las elecciones recientemente. Felicitar a su presidente (Vladímir Putin) por haber salido electo con más del 85% de la votación. Algo similar a El Salvador, porque nuestro presidente, el presidente Bukele, también recientemente fue a elecciones y salió electo con más del 85%. Nos parece que es una oportunidad para traer a cuenta esas dos experiencias democráticas que ponen a nuestros pueblos como pueblos de avanzada que saben escoger a sus líderes y a sus gobernantes.

— Entonces, según entiendo, ¿El Salvador está abierto a fomentar la cooperación con Rusia en el tema financiero?

— Esa es una de las ideas fundamentales. Nosotros hemos tratado de diversificar nuestra cartera financiera a nivel de los préstamos, de la venta de algunos activos, sobre todo los activos digitales. Nos hemos ampliado con las bancas multilaterales, además de las tradicionales, que fueron las instituciones de Bretton Woods: el FMI (Fondo Monetario Internacional), el Banco Mundial. También con el Banco Interamericano de Desarrollo, con el Banco Centroamericano de Integración Económica, con la CAF (Banco de Desarrollo de América Latina y el Caribe) de Sudamérica. Y ahora que tuvimos la oportunidad de conversar con la presidenta del Banco del BRICS, con Dilma Rousseff, también expresamos la oportunidad de que vayamos teniendo estas interacciones, porque Centroamérica y El Salvador son una zona de prosperidad y de potencial desarrollo. Nuestras agendas para el desarrollo en la región están puestas para que sea un portafolio atractivo para la banca multilateral y la banca internacional. Y en eso, por supuesto, la Federación de Rusia puede tener una ventana de oportunidad para invertir en la región. Tenemos un plan de conectividad en la región, que son más de 50.000 millones de dólares, la apuesta para establecer más de 180.000 kilómetros de carreteras, ferrocarriles, aeropuertos, puertos. Entonces es una región de potencial inversión. Y con la seguridad que El Salvador ha logrado en esta guerra contra el crimen organizado, Centroamérica se vuelve un espacio atractivo para cualquier inversionista extrarregional.

— ¿Todo eso, según entiendo, son algunas de las medidas que se pueden implementar, porque el presidente Bukele dijo que en el mandato anterior tenía que resolver el problema de la seguridad pero ahora quiere centrarse más en resolver otros problemas, incluido lo económico, verdad?

— Básicamente es la apuesta para el crecimiento económico. Justamente como él expresó, nuestra prioridad en el primer mandato fue liberar a las comunidades y a la población del secuestro en el que se encontraban por parte de las estructuras criminales. Era un poder paralelo al Estado. Era prácticamente un Estado paralelo, que ejercía un control en más de la mitad del territorio nacional. El Estado había perdido soberanía en estas regiones. Por lo tanto, nuestra primera misión fue recuperar los territorios, devolverles la paz, la tranquilidad a las comunidades. Y una vez logrado eso, que ya prácticamente estamos ganando esta guerra contra las pandillas, que de hecho, y esto lo insistimos mucho, porque hubo algunos organismos internacionales que no entendían cuál era la dinámica en El Salvador y empezaron a señalar que se estaban violentando derechos humanos o principios democráticos. La respuesta nuestra fue que el Estado salvadoreño ha declarado la guerra contra las pandillas haciendo uso del just and well, que es el derecho y el deber que tiene un Estado de salir en defensa de su población cuando es atacada. En este caso, el ataque a la población salvadoreña venía de las estructuras criminales. Por eso es que esta guerra es una guerra justa, reúne todas las características de una guerra justa y la estamos ganando.

El presidente de El Salvador, Nayib Bukele, habla ante unos 14.000 soldados reunidos a las afueras de la ciudad de San Juan Opico, cerca de San Salvador, el 23 de noviembre de 2022.  - Sputnik Mundo, 1920, 07.06.2024

Una vez resuelto el problema de seguridad, en este segundo mandato el énfasis va a ser en el crecimiento económico, para lo cual hay grandes apuestas para proyectos de infraestructura, como la construcción del nuevo aeropuerto, que ya se sacó dentro de la Asamblea Legislativa el primer rubro del presupuesto nacional de 19 millones de dólares para la primera etapa de los estudios para empezar la construcción del aeropuerto. Luego viene el tren del Pacífico, luego vienen otras obras de infraestructura grandes, en lo cual El Salvador va a buscar el asocio público-privado como mecanismo de atraer socios estratégicos para financiar estos grandes proyectos, y luego la inversión en salud, la inversión en educación. Hemos invertido quizás por primera vez en la historia del país más de cinco puntos del PIB (producto interno bruto) de El Salvador en educación. El presupuesto más alto, el rubro más grande del presupuesto nacional es para educación, porque creemos que un pueblo educado es un pueblo libre. Pues en nuestra apuesta la educación va desde la educación tradicional hasta insertar a nuestros estudiantes en la era digital. Todos los estudiantes del sector público en El Salvador, desde la escuela más remota y más rural hasta el instituto más urbano y más desarrollado en la capital, todos los estudiantes y maestros tienen un dispositivo electrónico, tienen tablets, tienen laptop, tienen computadoras, tienen acceso a Internet libre, gratuita, y estamos entrenándolos y preparándolos para que sean las generaciones funcionales dentro de este nuevo mundo. Estamos ya totalmente insertos en la era digital y en la Cuarta Revolución Industrial, entonces necesitamos que nuestra población esté preparada para ese salto.

— Usted ha mencionado el papel importante que desempeñan las inversiones en este caso. Si hablamos de las relaciones con Rusia, ¿cuáles serían las áreas más prometedoras para la inversión rusa en la economía de El Salvador?

— Yo creo que esto tendría que ver con las condiciones técnicas. Mantendremos estas conversaciones políticas bilaterales, que se han dado ya en varias ocasiones. Creo que ahí se puede ir estableciendo cuáles son los rubros más atractivos tanto para los inversionistas rusos como para El Salvador. Nosotros recientemente hemos creado una agencia que se llama Invest in El Salvador. Esta agencia busca atraer inversionistas extranjeros y ha definido las áreas prioritarias de inversión.

Empezamos con el turismo. El turismo ahora ha sido uno de los rubros que más divisas le ha generado al Salvador, a pesar de que hace cuatro o cinco años El Salvador era un país que estaba en rojo, donde se advertía a los turistas que era peligroso ir. Ahora la Organización Mundial del Turismo, que tiene sede en Madrid, ha señalado a El Salvador como un destino turístico importante, porque allí se han desarrollado muchos eventos de envergadura. El año pasado tuvimos los Juegos Centroamericanos y del Caribe, con más de 5.000 atletas que llegaron de 30 países. Luego tuvimos seis campeonatos mundiales de surf, de longboard, de juniors. Luego tuvimos el concurso de Miss Universo, que tuvo más de 140 millones de espectadores alrededor del mundo. Y todo eso ha convertido al país en un atractivo turístico. Hemos triplicado el número de turistas internacionales que han llegado a El Salvador. Entonces es un área para la industria hotelera, para la industria de transporte, para los cruceros —están llegando cruceros que antes no llegaban al país—, para la industria de restaurantes. Es decir, es una de las industrias florecientes y en la cual el inversionista extranjero va a encontrar muchas facilidades.

Luego tenemos también las energías renovables. El Salvador tuvo la presidencia de IRENA (International Renewable Energy Agency), que es una organización a nivel mundial, donde fuimos reconocidos por ser los pioneros en las industrias renovables. O sea, nos estamos alejando mucho de los combustibles fósiles y estamos apostándoles primero a la energía eólica, la energía solar, la energía de la biomasa, la energía geotérmica, porque no tenemos petróleo, no tenemos hidrocarburos, pero sí tenemos geotermia. Es una fuente de energía que incluso va a servir para construir la Bitcon City. Se va a hacer una ciudad dedicada al bitcoin en la falda del volcán Conchagua, que va a ser alimentada totalmente con energía geotérmica. Entonces, la inversión en energías renovables es otro atractivo que el país ofrece.

Y luego en tecnologías, somos un hub tecnológico para toda la región. Gigantes tecnológicos como Google ya se han instalado en el país, entonces sí hay oportunidades para que inversionistas rusos puedan ir a cualquiera de estos campos.

— ¿Hay algunas negociaciones sobre préstamos entre Rusia y Salvador?

— Por ahora no creo que hayamos aplicado todavía pero no está remoto. Nosotros queremos diversificar nuestra cartera financiera de préstamos, no estar simplemente con los tradicionales bancos multilaterales, las instituciones financieras internacionales tradicionales. Por eso nos acabamos de asociar recientemente a la CAF de Sudamérica. Ya somos socios del Banco Centroamericano de Integración Económica, que es un banco regional con el cual hemos desarrollado muchos proyectos con préstamos, sobre todo en el primer mandato del presidente Bukele. Muchos de los grandes proyectos que impulsamos fueron financiados con fondos del BCIE. Entonces, si Rusia tiene una disponibilidad de fondos para financiar proyectos y están dentro de la línea de la deuda que El Salvador está tratando de estructurar para desarrollar sus grandes proyectos de infraestructura y las condiciones son favorables, por supuesto que seríamos clientes de la banca rusa.

— ¿Está abierto el presidente Bukele a viajar a Rusia?

— Yo creo que sí. De hecho, creo que en alguna ocasión ya estaba fijada una fecha de su visita, pero creo que fue en la época de la pandemia, que ya no se pudo hacer y luego ya se dedicó a otras actividades. El presidente sale muy poco. El presidente hace viajes con mucha selectividad y se había decidido en esa ocasión visitar Rusia porque hay un gran interés por tener fortalecida y armar a otro nivel la relación entre los dos gobiernos y los dos países.

La embajada de El Salvador en Arabia Saudita - Sputnik Mundo, 1920, 03.05.2024

— ¿Y hay algunas negociaciones para que el presidente Putin viaje a El Salvador?

— Me encantaría, podríamos extender la invitación. Ya el presidente Putin ha estado en la región, creo que ya estuvo en Guatemala, ha estado también en Nicaragua. Entonces, en El Salvador también sería bienvenido cuando él disponga y nuestras cancillerías se pongan de acuerdo para generar estas visitas. Yo creo que es uno de los mensajes que yo llevo para el presidente Bukele y algo de lo que vamos a abordar hoy (7 de junio) con el canciller Lavrov.

— Volviendo a las áreas de cooperación, ¿es posible una cooperación con empresas rusas, por ejemplo en la exploración geológica de hidrocarburos en El Salvador?

— Es posible, lo que sucede es que nosotros, como te decía, no tenemos en los estudios que se han hecho hasta ahora, ni reservas de hidrocarburos, ni petróleo. Parece que había una pequeña reserva en el mar territorial nuestro, pero no es un atractivo de explotación. Sin embargo, si una empresa rusa o de cualquier otra nacionalidad está interesada en hacer exploraciones, pues sí, lo que sí estamos seguros es que estamos explorando nuestra energía geotérmica y las otras energías renovables.

— Si hablamos sobre el intercambio comercial, por ejemplo las exportaciones salvadoreñas, ¿qué tal están, se podría exportar más a Rusia o viceversa?

— Quizá habría que empezar por ver cuál es la balanza comercial entre Rusia y no solo con El Salvador, sino con toda la región centroamericana. Es una relación bastante desbalanceada, asimétrica, pero además es muy pequeña. Creo que las exportaciones de Centroamérica no llegan al 1 por ciento de lo que viene a Rusia, menos del 1 por ciento. El año pasado, Centroamérica como región exportó más de 45.000 millones de dólares hacia Estados Unidos, Asia, China, Japón, Corea, Europa, y a Rusia solo se exportaron 39 millones. Entonces la relación es muy pequeña. Hay que mejorar, hay que buscar cuáles son los productos de mayor interés, porque para Rusia, de los países centroamericanos que tienen alguna significación en sus exportaciones, solo están Costa Rica, Honduras y Nicaragua. Y lo que exportan son piñas, aguacates, café, cardamomo, productos, digamos, vegetales. No hay otro tipo de productos de exportación. Y se importa. Creo que los que más han importado han sido Guatemala, Honduras y Nicaragua.

Entonces es muy pobre la relación hasta ahora, hay que mejorarla. Y para eso se requiere una mayor y más agresiva política comercial de ambos lados. Lo que nosotros decimos es que hay que establecer esa relación con el sistema de interés centroamericano. Porque ahí no se está hablando de El Salvador, o de Costa Rica, o de Nicaragua. Estamos hablando de la región SICA (Sistema para la Integración Centroamericana), que como lo decía yo ayer (6 de junio), es la cuarta economía de América Latina. O sea, a la región SICA solo la superan Brasil, México y Argentina. Después sigue la región SICA como economía, después vienen Chile, Colombia, los otros países. Pero nosotros somos la cuarta economía. Y tenemos una secretaría, se llama Secretaría de Integración Económica, la SIECA, que tiene su sede en Guatemala, que acaba de inaugurar la Plataforma Digital para el Comercio Centroamericano, donde lo que se pretende es generar procesos, catálogos y mecanismos para que se pueda establecer el comercio con Centroamérica. Entonces, digitalmente, si hay intereses de empresas rusas. Se puede entrar a la plataforma y ver cómo están los términos aduanales, cómo están los aranceles, qué productos están siendo favorecidos, o cuáles no se pueden importar. Es decir, ya la información está en línea. Y van a entrar a la aplicación de la plataforma y están ustedes, o las empresas rusas, con toda la información de toda la región, de los ocho Estados. Es como si estuvieran negociando con una sola entidad y no con los Estados pequeños, cada uno en particular.

— ¿Este será uno de los temas abordados hoy durante la reunión con el canciller Lavrov?

— Sí, es uno de los temas que le vamos a plantear, que necesitamos mejorar el nivel del intercambio comercial, porque está muy asimétrico y muy bajo. Rusia tendría que recibir muchos más productos de Centroamérica. Imagínate esa relación, menos de 40 millones de dólares en todo el año exportado por la región centroamericana, cuando al resto del mundo se han ido más de 45.000 millones de dólares. Entonces, no puede ser, siendo Rusia un país tan grande y con una diversidad de zonas económicas, de mercados potenciales, y que no está siendo activado por los países centroamericanos.

— En cuanto al grupo BRICS, ¿qué le parece en general el rol que este grupo desempeña hoy? ¿Estaría El Salvador interesado en unirse a esta agrupación?

Mira, el Grupo BRICS ahorita, para mí es como el Grupo de los No Alineados del siglo pasado. El Grupo de los 77. Hubo varios intentos de Estados y de países que no querían estar alineados a lo que era el bloque soviético del este, ni al bloque de la OTAN, del oeste, del occidente, en esa confrontación que tuvimos durante toda la época de la Guerra Fría. Entonces, el Salvador siempre ha estado también en esa posición. De hecho, estamos ahora, y lo hemos demostrado en Naciones Unidas, cuando se hizo la votación para las sanciones contra Rusia, El Salvador no apoyó ese tipo de sanciones. Simplemente no estuvimos, igual que China, igual que otros Estados.

Más de 30 Estados que no apoyamos ese tipo de sanciones, porque creemos, y lo dijo el presidente recientemente en una entrevista con el periodista norteamericano Tucker Carlson, que las sanciones contra Rusia no van a generar ningún cambio, ningún efecto. Rusia, dijo él, es una superpotencia, que tiene suficientes recursos humanos, naturales, tecnológicos, para poder superar cualquier tipo de sanciones. Entonces, no creemos en esas sanciones. Y que surja una nueva entidad como los BRICS, para poder generar cooperación y colaboración entre los Estados, nos parece muy positivo.

Tomado de Sputnik

Publicaciones relacionadas

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *