En Vivo

Base Naval de Guantánamo, expresión de ambición por Cuba

Publicación: 13 Jul, 2024

En el año 1898 comenzó el desembarco de marines norteamericanos por las costas de Guantánamo. Iniciaba la guerra cubano-estadounidense contra España, con la anuencia de las tropas mambisas, bajo la promesa yanqui que Cuba sería libre y soberana una vez ganada la contienda. 

La bahía de Guantánamo era estratégica para las reparaciones, mantenimiento y suministro de los buques norteamericanos… A partir de este momento, la Marina de los Estados Unidos tuvo uno de los mejores puertos de Cuba para ello.

Vencida España, aparecieron la República y la Constitución de 1902 con la Enmienda Platt incluida… Un año después, fue suscrito el Convenio para las Estaciones Carboneras y Navales, que incluía dos áreas: Bahía Honda y Guantánamo. Después, el Secretario de Estado de Cuba, Manuel Sanguily, negoció con la cancillería norteamericana un nuevo tratado por el que Estados Unidos renunciaba a sus derechos sobre Bahía Honda a cambio de ampliar la estación en Guantánamo, en calidad de arrendamiento por un valor de 3 mil 386 dólares…

El territorio fue fortificado hasta que, en 1941, la Base quedó bajo la estructura de estación naval, estación naval aérea y base del cuerpo de marines y de almacenes. Estados Unidos continuó expandiendo la base y en 1952 ya incluía un Centro de Entrenamiento.

Muchos fueron los esfuerzos de los cubanos por recuperar la soberanía sobre ese enclave que le pertenece. Sin embargo, aun con la desaparición formal de la enmienda Platt, la Base Naval en Guantánamo permaneció como parte del territorio estadounidense; incluso, después del triunfo de la Revolución.

 “Guantánamo es un acto de fuerza, están allí por la fuerza. Sabemos que hasta han elaborado de planes de autoagresión en la Base para provocar una lucha armada en gran escala entre Cuba y Estados Unidos. Y Buscan una respuesta que no le vamos a dar, así dijo Fidel, así pensaba movido por su calidad ética, y como estratega sin par…

Cuba continúa su denuncia en disímiles escenarios en aras de terminar con la ocupación ilegal de esa porción del territorio cubano; pero tales reclamos no han tenido resultados.

Vivimos la tercera década del siglo 21. Ahí sigue la Base Naval de Guantánamo; 116 kilómetros y medio de suelo cubano ocupados por los sucesores de los marines estadounidenses que entraron a aquella bahía en 1903, hace 118 años… Ahí siguen las alambradas y el campo minado que separan a la nación antillana de una parte de sí misma.

Publicaciones relacionadas

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *