En Vivo

Después de este secreto, no pagarás más por una lámpara nueva.

Publicación: 13 Jul, 2024

Categorías: Ciencia y Técnica

En la era de la tecnología LED, las lámparas han evolucionado para ser más eficientes y duraderas. Sin embargo, como cualquier otro dispositivo electrónico, pueden presentar problemas con el tiempo.

La buena noticia es que arreglar una lámpara LED no es tan complicado como parece y, con un poco de paciencia y las herramientas adecuadas, puedes ahorrarte el costo de comprar una nueva.

Aquí te mostramos cómo hacerlo utilizando herramientas comunes que probablemente ya tienes en casa.

Herramientas necesarias

Antes de comenzar, asegúrate de tener a mano las siguientes herramientas:

  • Destornillador plano
  • Pinzas de acero
  • Cinta aislante
  • Lupa o lente de aumento

Procedimiento

Paso 1:

Lo primero que debes hacer es identificar el problema. Conecta la lámpara a una fuente de energía y verifica si hay algún signo de vida, como parpadeos o una luz tenue. Observa los LEDs y busca puntos negros en el centro, lo cual indica que están quemados.

Paso 2:

Desconecta la lámpara y abre la carcasa con el destornillador plano. Ten cuidado de no dañar ningún componente. Una vez abierta, inspecciona visualmente los LEDs y los circuitos en busca de daños visibles.

Paso 3:

Conecta la lámpara nuevamente a la corriente (tomando todas las precauciones necesarias para evitar descargas eléctricas). Usa las pinzas de acero para tocar suavemente cada LED. Si al tocar un LED se enciende o cambia de comportamiento, probablemente esté defectuoso.

Paso 4:

Para reparar el LED defectuoso, utiliza el destornillador plano para desgastar ligeramente la superficie del LED. A veces, esto puede restablecer la conexión interna del LED y hacerlo funcionar nuevamente. Hazlo con cuidado y paciencia.

Paso 5:

Una vez que hayas reparado el LED, desconecta la lámpara de la corriente. Usa la cinta aislante para asegurar cualquier conexión suelta y para aislar las áreas que has trabajado, garantizando que no haya cortocircuitos.

Paso 6:

Vuelve a ensamblar la lámpara. Asegúrate de que todos los componentes estén bien conectados y de que la carcasa esté segura.

Paso 7:

Conecta la lámpara a la corriente y verifica si funciona correctamente. Si todo está en orden, habrás reparado con éxito tu lámpara LED.

Reparar una lámpara LED puede parecer intimidante al principio, pero con las herramientas adecuadas y un poco de paciencia, es una tarea perfectamente manejable.

No solo te ahorrarás el dinero de comprar una lámpara nueva, sino que también adquirirás una habilidad útil que podrás aplicar en futuras reparaciones.

Si te has perdido en los pasos, te dejamos el video de Innovar o inventar que hace exactamente lo mismo, pero es mucho mas fácil de entender:

Así que la próxima vez que tu lámpara LED falle, recuerda que no es necesario desecharla; simplemente sigue estos pasos y dale una nueva vida.

Tomado de razafolklorica

Publicaciones relacionadas

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *