En Vivo

Espino cerval de mar: una planta con beneficios para la piel y la salud

Publicación: 21 Jul, 2024

Categorías: Salud

El espino cerval de mar se ha convertido en un ingrediente de productos cosméticos y medicinales. ¿Hay evidencias sobre sus propiedades? ¡Descúbrelo!

El espino cerval de mar es un arbusto espinoso que suele crecer en suelos de Asia y Europa. Para ser más exactos, puede encontrarse en zonas costeras o en áreas cercanas a los ríos y los arroyos. Si bien existen siete variedades de esta especie, la más común es la de nombre científico Hipphophae rhamnoides.

De este se aprovechan tanto las hojas, como las flores, las frutas y los aceites de las semillas para la fabricación de suplementos medicinales. Además, también tiene interesantes aplicaciones cosméticas atribuidas a su abundante aporte de antioxidantes. ¿Quieres saber para qué se usa? A continuación, detallamos sus beneficios y contraindicaciones.

Usos y beneficios del espino cerval de mar

En la medicina tradicional, el espino cerval de mar se ha valorado por su potencial antiinflamatorio, antioxidante, cicatrizante y antimicrobiano. Tal y como lo detalla una publicación en la revista Antioxidants , es una fuente de compuestos activos como los siguientes:

  • Flavonoides: la isorhamnetina y la quercetina.
  • Tocoferoles: α-tocoferol, β-tocoferol, γ-tocoferol.
  • Fitoesteroles: cicloartenol, campesterol, citrostadienol y sitosterol.
  • Carotenoides: el licopeno, la luteína, la zeaxantina, el α-caroteno y el beta-caroteno.
  • Compuestos polifenólicos: el ácido gálico, el ácido cafeico, el ácido p-cumárico y el ácido ferúlico.

No es extraño, entonces, que este arbusto —llamado también espino amarillo o piña siberiana— tenga diversas aplicaciones en la salud y en la cosmética. Veamos en detalle sus usos más populares.

Salud de la piel

Los principales beneficios del espino cerval de mar tienen que ver con la salud de la piel. En particular, se asocia a la prevención del envejecimiento prematuro, el rejuvenecimiento y el alivio de algunos trastornos dermatológicos.

De acuerdo con una revisión compartida en Journal of Ethnopharmacology, los flavonoides, las vitaminas y los ácidos grasos insaturados explican en gran medida el potencial dermatológico de este arbusto. Para ser más precisos, se ha observado que ejerce propiedades antibacterianas, antisebo, antifúngicas, antipsoriasis y cicatrizantes.

En una investigación compartida en Experimental and Therapeutic Medicine, el extracto de espino cerval de mar ayudó a reducir las lesiones causadas por la psoriasis. Y aunque los investigadores sugieren estudios más concluyentes, los hallazgos se consideran prometedores.

Por su parte, un estudio en Skin Pharmacology and Physiology informó que el aceite esencial de esta planta ayudó a reducir la gravedad de la dermatitis. En sí, contribuyó a inhibir la presencia de quimiocinas, ligadas a la inflamación, lo que alivió de forma significativa las lesiones.

Entre otras cosas, la planta y sus derivados se vinculan de forma positiva a la prevención de lesiones solares. Un estudio compartido en la revista Antioxidants informó que el aceite de semilla de espino amarillo tiene propiedades fotoprotectoras que previenen las alteraciones inducidas por los rayos UV del sol.

Crema solar con espino cerval de mar.
El agregado de la planta a las cremas solares podría incrementar la capacidad de bloqueo de los rayos ultravioleta.

Cicatrización de heridas

Con relación al beneficio anterior, cabe mencionar de forma especial la capacidad del espino cerval de mar para promover la cicatrización de heridas. En estudios con modelos animales, como uno compartido en la revista Burns, el aceite de las semillas de este arbusto estimuló el proceso de epitelización en la piel de ovejas lesionadas por quemaduras.

Entre tanto, un estudio en ratas publicado en Food and Chemical Toxicology hizo hallazgos similares. Los investigadores determinaron que el aceite de espino cerval de mar estimuló la reparación del tejido conjuntivo ante la presencia de heridas.

Por ahora, los estudios se limitan a observaciones en animales. Aunque los hallazgos son prometedores, se requieren evidencias en humanos para corroborar estos efectos.

Control de la glucosa alta

Antes que nada, hay que aclarar que los suplementos de espino cerval de mar no son un tratamiento de primera elección contra la diabetes o la prediabetes. Debido a la complejidad de esta enfermedad, hay que seguir las recomendaciones del médico.

Con lo anterior claro, vale la pena saber que este arbusto tiene potencial como complemento para reducir los niveles altos de glucosa. En un estudio divulgado en la revista Foods, la ingesta de un puré de fruta de espino amarillo durante 5 semanas fue útil para estabilizar la glucemia en pacientes con niveles alterados.

Otra investigación en European Journal of Nutrition informó que la suplementación con esta planta retrasó la resistencia a la insulina y mejoró el perfil glucémico después de comer. Su abundante contenido de flavonoides se vincula a este efecto.

En general, los estudios son limitados. Se requieren investigaciones más amplias y completas para evaluar este beneficio.

Otros posibles beneficios

Dada su composición y sus propiedades, el espino cerval de mar es un ingrediente que se continúa investigando. Por ahora, su uso se considera meramente complementario.

Sumado a lo anterior, se vincula a otros beneficios:

  • Potencial antitumoral. Las bayas, en particular, se asocian con propiedades antiproliferativas e inmunomoduladoras. Una revisión en Frontiers in Pharmacology detalla que su aporte de compuestos fenólicos, vitaminas, ácidos grasos y fitoesteroles tiene efectos positivos como anticancerígeno. Son necesarios estudios en humanos.
  • Salud cardiovascular. Los antioxidantes concentrados en los derivados del espino cerval de mar se vinculan de manera positiva a la salud cardiovascular. Una publicación en Trends in Food Science & Technology sugiere que la suplementación con este ingrediente ayuda a reducir la hiperlipidemia (colesterol alto) y la hipertensión arterial. Se considera un cardioprotector, aunque se requieren más evidencias.
  • Control de la inflamación. El abundante contenido de antioxidantes, ácidos grasos y demás fitoconstituyentes del espino cerval de mar se vincula a un potencial antiinflamatorio que disminuye el riesgo de enfermedades crónicas.
Hippophae rhamnoides.
Hippophae rhamnoides.

Efectos secundarios y contraindicaciones del espino cerval de mar

Que el espino cerval de mar sea un suplemento de origen natural no lo exonera de posibles efectos secundarios. Tan solo su fruta en estado natural suele considerarse segura para el consumo, siempre y cuando la ingesta sea moderada.

Los extractos, el aceite y otros complementos derivados de la planta deben ingerirse con precaución. Es necesario consultar la etiqueta para evitar inconvenientes. Las reacciones indeseadas suelen incluir molestas gastrointestinales, como dolor, náuseas e inflamación.

Por otro lado, está contraindicado en los siguientes casos:

  • Diabetes.
  • Hipotensión.
  • Niños pequeños.
  • Embarazo y lactancia.
  • Trastornos hemorrágicos.
  • Tratamientos con anticoagulantes, antidiabéticos o antidepresivos (puede potenciar su efecto).

Es importante tener presente que las investigaciones sobre el espino cerval de mar se han hecho sobre todo en animales y en el laboratorio. Los estudios en humanos son pequeños. Por eso, no debe considerarse una única opción de tratamiento y hay que estar alerta frente a posibles reacciones secundarias.

¿Qué hay que recordar sobre el espino cerval de mar?

Hoy en día, el espino cerval de mar se distribuye como suplemento en tiendas herbolarias y farmacias. Puede encontrarse tanto en productos de uso cosmético, como en cápsulas, aceite y extractos, entre otras presentaciones.

Cualquiera que sea el caso, debe emplearse con prudencia y siguiendo las indicaciones del fabricante.

Por ahora, los estudios sugieren que tiene potencial contra algunos trastornos dermatológicos, los niveles altos de glucosa y la enfermedad cardiovascular. Aun así, no sustituye los efectos de un estilo de vida saludable y de las medidas terapéuticas recomendadas por los médicos.

Tomado de Mejor con Salud

Publicaciones relacionadas

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *