En Vivo

La OTAN realiza sus ejercicios militares para entrar al conflicto en Ucrania “sin máscaras”

Publicación: 13 Jul, 2024

Categorías: Internacionales

En entrevista con Sputnik, analistas de defensa afirman que los ejercicios militares realizados por la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) y los anunciados por Rusia indican la proximidad de un posible enfrentamiento directo entre ambas partes, con alta posibilidad de uso de armas nucleares.

El Ministerio de Defensa ruso anunció este 6 de mayo que el Ejército realizará ejercicios de entrenamiento con armas nucleares no estratégicas, destinados a mantener la preparación para responder a “amenazas provocadoras de naciones occidentales contra Rusia”.

“El ejercicio tiene como objetivo mantener la preparación del personal y el equipo de las unidades para el uso de combate de armas nucleares no estratégicas, con el fin de responder y garantizar incondicionalmente la integridad territorial y la soberanía de Rusia, en respuesta a las declaraciones provocadoras y amenazas de las autoridades occidentales contra Rusia”, sostuvo el Ministerio.

El anuncio es una respuesta al ejercicio militar Steadfast Defender 24 de la OTAN, anunciado en enero, que incluye maniobras cerca de la frontera rusa, dura tres meses y se divide en dos etapas: la primera naval y la segunda con maniobras terrestres en las que participan países fronterizos con Rusia, como Polonia, Finlandia y Estonia.

El ejercicio militar es el mayor que celebra la OTAN desde la Guerra Fría y cuenta con la participación de 90.000 soldados de todos los países de la Alianza. La representante oficial del Ministerio de Asuntos Exteriores ruso, María Zajárova, afirmó que el ejercicio militar es una prueba de que “los Estados de la OTAN se están preparando seriamente para un posible conflicto” con Rusia.

“En estos momentos la OTAN está llevando a cabo Steadfast Defender, su mayor ejercicio desde la Guerra Fría, cerca de la frontera rusa. Según el escenario, utilizando todas las herramientas, incluidas armas híbridas y convencionales, están ejercitando acciones de coalición contra Rusia. Estados Unidos está ejerciendo acciones de coalición contra Rusia. Tenemos que admitir que los Estados de la OTAN se están preparando seriamente para un posible conflicto con nosotros, del que, por cierto, hablan abiertamente altos representantes de la OTAN”, dijo Zajárova.

En una entrevista con Sputnik, analistas de defensa explican que los ejercicios militares anunciados por Rusia y la OTAN muestran que el conflicto ucraniano está pasando a una nueva fase, con la posible implicación directa de la Alianza y la alta posibilidad de utilizar armas nucleares.

“Un conflicto sin máscaras”

Para Héctor Saint-Pierre, especialista en seguridad internacional de la Universidad Estatal de São Paulo (Unesp), los ejercicios militares de la OTAN son un intento de la Alianza de demostrar su poder militar en un momento en que Rusia avanza en el campo de batalla contra Ucrania, acercándose a romper las líneas de defensa de Kiev.

“Rusia está dispuesta a romper la línea de defensa ucraniana, lo que llevaría a un colapso de toda la estructura de defensa y posiblemente precedería a la llegada de la ayuda financiera enviada desde Estados Unidos, los 61.000 millones de dólares que aprobó el Congreso estadounidense”, dijo Saint-Pierre.

Pierre subraya que el dinero aprobado por Estados Unidos tardará en llegar a Ucrania, y no lo hará de golpe. Además, el dinero se dividirá: una parte se destinará al frente y la otra a pagar las deudas de Kiev.

“Parte de este dinero se utilizará para pagar las deudas que Ucrania tiene con los fabricantes [de armas] estadounidenses. Pero, por un lado, [los ejercicios de la OTAN] podrían ser una provocación, una muestra de la preparación europea ante la posibilidad de una fractura en la línea defensiva ucraniana”.

También afirma que las maniobras militares de la OTAN tienen un sesgo interno, ya que algunos países de la Alianza tienen elecciones a la vuelta de la esquina “y se agarran a un hecho para llamar la atención y mejorar sus condiciones electorales”.

Pierre subraya que los ejercicios también podrían ser una preparación de la OTAN para entrar en el conflicto ucraniano “sin máscaras”.

“Porque la OTAN ya ha entrado en este conflicto. La mayoría de los cuerpos que mueren son ucranianos, pero también mueren cuerpos europeos. Y últimamente, al parecer, son cuerpos europeos, no de meros mercenarios, sino de soldados altamente entrenados que están defendiendo las líneas de Ucrania”, explica el analista.

“Así que podría ser una preparación para aumentar realmente la interoperabilidad de las fuerzas europeas y […] afrontar una guerra sin máscaras, una guerra abierta de Europa, de la OTAN más concretamente, contra Rusia. En cualquier caso, esto va a suponer un gasto enorme para Europa, que ya se encuentra en una situación económica muy crítica. Por otro lado, aumentará el pánico entre la población europea, lo que podría ser favorable para algunas campañas electorales”, añade.

Para Robinson Farinazzo, analista militar y oficial de reserva de la Marina brasileña, el anuncio del Ministerio de Defensa ruso demuestra que “Rusia no tolerará la intervención de los países de la OTAN contra su operación militar especial”.

“Si ven que hay una gran afluencia de tropas de la OTAN, habrá combates y podría escalar hasta una guerra nuclear”, dijo Farinazzo

Sin embargo, afirma que actualmente la OTAN no puede enfrentarse a Rusia en la situación actual de Ucrania, porque “necesitaría movilizar al menos 200.000 soldados”.

“Creo que es muy difícil que la OTAN consiga una movilización de esta magnitud, dada la actual situación económica de los países y el deterioro de la propia Ucrania, que todo el mundo sabe que no tiene ninguna posibilidad en este conflicto”, agrega el experto.

Pierre, por su parte, afirma que la situación actual es delicada y recuerda que Rusia ya considera al Donbás como parte de su territorio, por lo que la intromisión de la OTAN en la región abriría el camino a la defensa con armas nucleares.

“Nadie tiene armas para no usarlas. Las armas están para usarlas, quienes las adquieren están para usarlas. Obviamente no las usarán por usarlas, sino en caso de necesidad. Rusia tiene un potencial nuclear extraordinario, es la mayor potencia nuclear del mundo”, afirma el analista.

Farinazzo coincide en que la situación actual apunta a una escalada de tensión que podría desembocar en un enfrentamiento nuclear, aunque dice creer que, hasta ahora, la situación está bajo control.

“No creo que el mundo esté cerca de una guerra nuclear en este momento, pero no podemos descartarlo, el escenario podría deteriorarse rápidamente. Hasta ahora veo las cosas más o menos bajo control”, dijo Farinazzo.

China, ¿el mediador?

Los analistas también señalan el papel de China en este contexto, y citan el viaje de Xi Jinping a Francia como un intento de reafirmar la postura de Pekín a favor de Moscú.

Pierre recuerda que el ministro de Asuntos Exteriores chino pronunció recientemente un discurso muy duro contra Estados Unidos, afirmando que este país “ha hecho la guerra con sucesivas mentiras, […] ha participado en prácticamente todas las guerras, habiendo incitado a muchas de ellas, y es un país desestabilizador”.

“Así que hay que analizar la visita de Xi Jinping a Europa también en este sentido, quizá para intentar rebajar el clima de tensión que sólo favorece a las industrias armamentísticas”, destaca Pierre

Farinazzo, por su parte, afirma que la visita de Xi Jinping a Francia “podría echar un balde de agua fría a las intenciones de [Emmanuel] Macron y Ursula Von der Leyen [presidenta de la Comisión Europea] de que China deje de ayudar a Rusia”.

“Creo que China seguirá manteniendo su política. Y quizá Francia se dé cuenta de que Ucrania es un caso perdido y decida seguir con su vida”, concluye.

Tomado de Sputnik

Publicaciones relacionadas

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *