En Vivo

Cómo quitar el hipo: 12 trucos que te ayudarán

Publicación: 19 Jul, 2024

Categorías: Curiosidades

Aunque es una condición que suele quitarse sola, podemos acelerar la desaparición del hipo con remedios en casa. Aquí te compartiremos todos los trucos para que los implementes.

Un ataque de hipo puede resultar muy molesto. No puedes mantener una frase completa sin el gracioso «hip» en el medio, que aparece en cualquier momento sin poder evitarlo. Sin embargo, debes saber que hay muchos trucos para quitar el hipo.

Son remedios rápidos y sencillos que te permitirán deshacerte de las molestas contracciones en el momento. Además, existen algunas recomendaciones para evitar su aparición. ¿Quieres saber cómo? En este artículo, te compartiremos muchos consejos.

¿Qué es el hipo y por qué se produce?

El hipo aparece por contracciones del diafragma, un músculo que está debajo de los pulmones. También, puede incluir a los músculos intercostales. Su clásico sonido es producido por una rápida entrada de aire, interrumpida al instante por el cierre de la glotis, como indican en Alimentary Pharmacology and Therapeutics. Puede ocurrir entre 4 y 60 veces por minuto.

Si bien no tiene ninguna función en los adultos, puede servir para los bebés cuando están en el útero. Así, el hipo en el útero forma parte del entrenamiento del sistema respiratorio para que estén preparados luego del nacimiento. En la adultez, sus posibles causas son las siguientes:

  • Consumir refrescos o bebidas carbonatadas, como gaseosas.
  • Tragar con demasiado aire.
  • Comer en exceso.
  • Comer picante.
  • Tomar alcohol.
  • Fumar.
  • Estar sobreexitado o con ansiedad, en especial cuando está acompañado de respiración agitada.
  • Padecer enfermedades gastrointestinales o del sistema nervioso central. Estas aumentan su recurrencia.
  • Tomar medicamentos como benzodiacepinas, opiáceos y esteroides.
  • Haberse sometido a algún procedimiento quirúrgico, como una endoscopía, una cirugía torácica o abdominal, entre otros.

Por lo general, suele durar menos de 48 horas. En los menores de un año es un fenómeno muy común que suele durar pocos minutos. Sin embargo, en ocasiones puede ser persistente y extenderse por días o meses. Si ello ocurre, es importante consultar con un médico para quitar el hipo.

¿Cómo quitar el hipo de forma rápida?

Antes de ir por los consejos, ten presente que la mayoría carece de comprobación científica. Se cree que estos trucos estimulan el nervio vago, el cual forma una parte importante del arco reflejo del hipo, según el International Journal of Surgery Case Reports. Sin embargo, sus efectos aún están bajo estudio.

Por lo general, el hipo se va de forma espontánea al cabo de unos pocos minutos y sin tener que hacer nada en especial. No obstante, si quieres quitar el hipo de prisa, estos son algunos trucos que pueden darte buenos resultados.

Como te indicamos, si no desaparece por sí solo luego de dos días, lo mejor que puedes hacer es consultar con un médico.

1. Respirar dentro de una bolsa de papel

Este truco también es útil frente a una crisis de ansiedad. Lo que debes hacer es tomar una bolsa de papel y respirar de forma repetida dentro de ella. Intenta hacerlo de la forma más rápida posible. De esta manera, aumentarás el nivel de dióxido de carbono en tu sangre y esto permitirá disminuir la frecuencia del hipo hasta quitarlo.

2. Contener la respiración

Esta es una de las maneras naturales más efectivas para acabar con este molesto síntoma. Su efecto puede deberse a que aumenta la cantidad de dióxido de carbono en la sangre. Para llevarla a cabo, debes inhalar de forma lenta hasta que sientas que ya no entra más aire.

Luego, sostén el aire durante 30 segundos y exhala hasta que los pulmones se vacíen por completo. Es probable que tengas que repetir este ejercicio cuatro o cinco veces para que el hipo desaparezca.

3. Morder una rodaja de limón

Para esta recomendación, debes coger una rodaja de limón y colocarla en tu boca. También puedes ponerle un poco de azúcar para mejorar el sabor. Al morder la rodaja, puedes interrumpir el arco reflejo con el efecto del ácido en las papilas gustativas y, así, aliviar el hipo.

4. Comer algo dulce

Los alimentos que ingieres también pueden ser la clave para acabar con el hipo. La idea es acaparar la atención del organismo y, a raíz de ello, terminar con él. El proceso es sencillo: toma una cucharadita de azúcar, miel o mantequilla de maní, ponla en tu boca y déjala allí durante algunos segundos. Luego, traga el bocado sin masticarlo.

5. Hacer la maniobra de Valsalva

¿De qué se trata la maniobra de Valsalva? Es una técnica utilizada en distintas áreas de la medicina, para el diagnóstico de problemas cardíacos o deficiencias del sistema nervioso autónomo, según un estudio de Acta Physiologica. Con ella se produce un cambio de presión en el tórax y el abdomen, por lo que puede acabar con el hipo.

Para realizarla, debes inhalar hasta llenar tus pulmones. A continuación, tapa las aberturas de la nariz con los dedos índice y pulgar, y mantén la boca cerrada. Por último, haz presión para expulsar el aire. Lo importante es evitar que escape por la nariz y la boca. De esta forma, sentirás cómo su única salida es a través de los oídos.

6. Tapar los orificios corporales

Una alternativa a la maniobra de Valsalva es esta técnica. Con tus pulgares, aprieta esas pequeñas protuberancias delante del canal de las orejas para cerrar la entrada de tus oídos. Luego, cierra los ojos y aspira todo el aire que puedas.

Al mismo tiempo, con tus meñiques, cierra ambas fosas nasales. Mantén la respiración durante algunos segundos; cuanto más tiempo, mejor. Para terminar, suelta todo y respira con normalidad. El cuerpo tiende a respirar fuerte o jadear, lo que conlleva también que termine el hipo.

7. Recibir un susto

En realidad, esta última alternativa no depende de uno mismo, por lógicas razones. Sin embargo, si alguien puede darte un susto cuando tienes hipo, lo más probable es que se te pase. ¿El motivo? La adrenalina que genera provoca cambios en los nervios musculares, que interrumpen las contracciones del diafragma.

8. Tomar agua fría

Una buena forma de quitar el hipo es estimular la zona orofaríngea. Para ello, el agua es ideal. Intenta tomar varios sorbos sin respirar. Lo que debes tener en cuenta es que sea agua bien fría. Mejor aún si es helada. Otra opción es chupar un hielo, ya que tiene el mismo efecto.

9. Abrazar las rodillas

Otro de los trucos para quitar el hipo es apretar las piernas contra el pecho. De ese modo, es posible empujar contra el diafragma y lograr que sus contracciones cesen.

Para ello, acuéstate y recoge tus piernas. Luego, abrázalas con tus brazos y aprieta un poco. Mantente en esa posición por algunos segundos y relaja. Puedes repetirlo en caso de ser necesario.

10. Usar vinagre

El vinagre ha sido usado con frecuencia como método para quitar el hipo persistente. Una de las maneras consiste en tomar un poco de vinagre. Otra forma es administrarlo por vía intranasal, así lo indica una publicación de JPSM.

Al parecer, un poco de vinagre estimula la zona nasal, en especial, el nervio glosofaríngeo. A pesar de ello, es importante que consultes con un médico antes de utilizar esta recomendación, ya que puede irritar la zona o causar otros efectos secundarios.

11. Colocar una compresa de agua fría

Puedes intentar un truco para quitar el hipo muy sencillo. Solo debes tomar un retazo de tela y mojarlo en agua helada. Luego, retira el exceso y colócalo sobre tu rostro durante unos minutos. Una alternativa es salpicar tu rostro con agua fría. De esta manera, puede que sorprendas al cuerpo y se te pase el hipo.

12. Beber infusiones

En la medicina oriental es común tratar el hipo persistente con infusiones. Por ejemplo, de jengibre, canela, ginseng, caqui, clavo de olor, ruibarbo, entre otras. Como señala una revisión de The Journal of Internal Korean Medicine, tomar estos tipos de té durante un período de 1 a 7 días puede ser muy efectivo para quitar el hipo.

Para prepararlas, añade 30 a 50 gramos de la hierba elegida en un litro de agua. Luego, lleva la preparación al fuego por unos 20 minutos. Una vez que haya pasado ese tiempo, apaga el fuego, retira los restos de hierbas y bebe una taza de la preparación. Puedes tomarla varias veces al día.

Consejos para evitar el hipo

Como mencionamos, no es conocida una razón fisiológica por la cual el hipo ocurre. Sí es bien sabido que puede resultar molesto, sobre todo si sucede con frecuencia. Para prevenir la recurrencia frecuente del hipo debes tener en cuenta los siguientes aspectos:

  • Evita las bebidas con gas.
  • Come despacio y en porciones pequeñas, sin excederte con la cantidad de comida.
  • Intenta no tragar demasiado aire cuando masticas.
  • No comas tanto picante.
  • Bebe menos alcohol.
  • Busca métodos para reducir la ansiedad y el estrés, como el mindfulness.

Prueba estas técnicas para quitar el hipo

La próxima vez que tengas hipo y quieras deshacerte de él de forma rápida puedes probar cualquiera de estos trucos caseros. Son muy fáciles de hacer en casa. Eso sí, recuerda que, si el hipo persiste durante días, debes consultar al médico.

No son situaciones muy frecuentes, pero puede ser provocado por otras causas que requieren mayor atención y tratamiento profesional. Para finalizar, ten presente que el hipo recurrente, siempre que sea por períodos cortos, sí es normal en recién nacidos y en bebés.

Tomado de Mejor con Salud

Publicaciones relacionadas

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *