En Vivo

Descubren un collar de dientes de megalodón perdido en el hundimiento del Titanic

Publicación: 21 Jul, 2024

Categorías: Curiosidades

El hundimiento del Titanic fue un evento histórico inolvidable que ocurrió el 15 de abril de 1912, cuando el RMS Titanic, un lujoso transatlántico británico de pasajeros, chocó con un iceberg en el océano Atlántico Norte durante su viaje inaugural, hundiéndose irremisiblemente y pereciendo más de 1.500 personas en el desastre. De los 2.223 pasajeros a bordo (y tripulantes), apenas sobrevivieron 706 personas.

La colisión con el iceberg rompió varios de los compartimentos delanteros del barco y, a medida que se llenaban de agua, la proa descendía poco a poco, provocando finalmente que el barco se hundiera en tan solo 2 horas y 40 minutos tras el impacto.

Aún quedan misterios por resolver

A pesar de los documentales, investigaciones, vídeos, películas, libros… sobre el incidente del Titanic, sus secretos aún no han terminado de salir a la luz. Ahora, un collar ‘hecho con el diente de un tiburón megalodón‘ ha aparecido en nuevas imágenes de los restos del Titanic. El impresionante artefacto con el diente de la colosal especie extinta de tiburón, fue identificado en imágenes tomadas en 2022 por la firma Magellan Ltd, una empresa inglesa de mapeo de aguas profundas. En los primeros escaneos digitales del naufragio, los expertos se toparon con el antiguo collar perdido durante el hundimiento del Titanic.

El equipo espera incluso encontrar a la familia del propietario de la pieza de joyería exclusiva mediante el uso de inteligencia artificial. La tecnología impulsada por IA, incluidas las herramientas de reconocimiento facial, está ayudando a la empresa a analizar las imágenes de los pasajeros que abordan el Titanic, por ejemplo, para saber la ropa que llevaban puesta.

Los nuevos escaneos digitales muestran el naufragio del RMS Titanic con detalles nunca antes vistos. Y ha supuesto el proyecto de escaneo submarino más grande de la historia, produciendo un total de 700.000 imágenes de los restos del naufragio, que luego se convirtieron en un escaneo en movimiento.

Tesoros del Titanic
Tesoros del TitanicMidjourney/Sarah Romero

El collar no ha sido extraído del naufragio, sino que solo se han tomado fotografías y vídeos del lecho marino. Esto se debe a que un acuerdo entre Reino Unido y Estados Unidos impide que los miembros del público o empresas privadas (en este caso, los investigadores de Magellan), retiren artefactos del naufragio y el lecho marino circundante. La firma estadounidense de salvamento de naufragios RMS Titanic Inc es la única entidad legalmente autorizada para retirar elementos de los restos del Titanic.

“El naufragio más famoso del mundo ha sido revelado como nunca antes. El primer escaneo digital de tamaño completo del Titanic, que se encuentra a 3.800 metros de profundidad en el Atlántico, se creó utilizando mapas de aguas profundas”, afirma Magellan en su sitio web. “Proporciona una vista 3D única de todo el barco, lo que permite verlo como si el agua se hubiera drenado. La esperanza es que esto arrojará nueva luz sobre lo que sucedió exactamente con el transatlántico, que se hundió en 1912”.

¿Por qué se hundió el Titanic?

El hundimiento del Titanic fue el resultado de una combinación de factores y no solo de uno. En primer lugar, el barco viajaba a demasiada velocidad a través de un área conocida por la presencia de icebergs, y la tripulación había recibido múltiples advertencias de iceberg que no fueron atendidas. En segundo lugar, hubo un exceso de confianza en la publicidad que se había hecho del propio barco, abanderado como “insumergible”.

Y es que, ni el diseño ni la construcción del barco pudieron impedir que el iceberg perforara varios compartimentos (el impacto generó seis aberturas estrechas en el casco de estribor de la embarcación), lo que provocó que el barco se inundara, no sin antes partirse justo por la mitad y, en última instancia, provocara su hundimiento total.

Una dura lección de seguridad e ingeniería marítima que se saldó con 1.517 víctimas, en su mayoría ahogados en las gélidas aguas del Atlántico Norte. Después de la tragedia, se realizaron cambios significativos en las reglamentaciones marítimas, incluidas mejoras en los sistemas de detección y notificación de icebergs, así como la implementación de requisitos más estrictos para los botes salvavidas en los buques de pasajeros. 

Tomado de Muyinteresante

Publicaciones relacionadas

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *