En Vivo

Hueso de mamey para el cabello: cómo prepararlo y cuáles son sus beneficios

Autor: webmaster

Publicación: 13 Jul, 2024

Categorías: Salud

¿Tu cabello está seco o quebradizo y buscas una opción natural para revitalizarlo? Entonces, el hueso del mamey es el aliado que necesitas. Descubre cómo puede ser de gran ayuda para recuperar la salud capilar y nutrir tu melena.

¿Alguna vez te has detenido a pensar en el potencial oculto del hueso de una fruta tan exótica y deliciosa como el mamey para embellecer el cabello? En los últimos años, el mamey ha ganado popularidad en la cosmética natural como un aliado para mejorar la apariencia del pelo. Esto se debe a que su semilla, llamada pixtle, está cargada de vitaminas aliadas en la revitalización del cuero cabelludo.

Aunque pueda parecer sorprendente, cada vez más personas buscan aprovechar los tesoros de la naturaleza para nutrir y fortalecer su melena de forma natural, sin la necesidad de recurrir a productos que contienen parabenos, sulfatos o siliconas que podrían debilitarla. Si te intriga descubrir cómo puedes aprovechar las bondades del hueso del mamey en tu salud capilar, ¡sigue leyendo!

Descubre las generalidades del mamey y su semilla

El mamey, conocido también como zapote, es una fruta ovalada que se encuentra principalmente en México, Florida, Sudamérica, Filipinas, Vietnam y Bahamas. Puede medir de ocho a 20 centímetros, posee una cáscara áspera y delgada, mientras que su jugosa pulpa se caracteriza por su suavidad y tono rojizo, debido a la presencia de carotenos que tienen efectos antioxidantes beneficiosos para la salud. Posee un sabor dulce y alcanza su madurez en los meses de abril y mayo.

El zapote, dependiendo de su variedad, puede contener de una hasta tres semillas de forma elipsoidal de color marrón o negro brillante. Con una textura dura, similar a la de un hueso, pueden alcanzar un tamaño de hasta 10 centímetros de largo y seis centímetros de ancho. Además, desprenden un olor almendrado.

A partir del hueso del mamey, se puede obtener aceite mediante procesos mecánicos o el uso de disolventes orgánicos. Este es rico en nutrientes y constituye una fuente de grasas vegetales, almidones y proteínas. Por lo tanto, se puede utilizar como materia prima o complementaria en la elaboración de productos en la industria cosmética.

¿Cuáles son los beneficios del hueso de mamey para la salud capilar?

Aunque los beneficios de su semilla son principalmente anecdóticos, en la medicina popular se ha sugerido que el mamey podría poseer propiedades antiseborreicas y contribuir al tratamiento de las infecciones del cuero cabelludoA continuación, exploraremos otros de los posibles efectos positivos del hueso del mamey.

Previene la caída del cabello

El mamey es una excelente fuente de vitaminas C y A, así como de minerales como el calcio, fósforo, potasio, magnesio y hierro, todos ellos esenciales para promover la salud capilar y mejorar el aspecto del cabello.

La caída del cabello puede ser causada por diversos factores, incluidos los genéticos, la deficiencia de hierro o zinc en la dieta, el estrés, entre otros. Incorporar el hueso de mamey en la rutina de cuidado de tu melena puede ser beneficioso, ya que proporciona nutrientes esenciales que facilitan su regeneración, ayudando así a prevenir la caída.

Estimula el crecimiento del cabello

Si tu objetivo es tener una melena larga y sedosa, te alegrará saber que el hueso del mamey puede ayudar a promover el crecimiento del cabello. Esto se debe a la presencia de vitamina E, que es reconocida por mejorar el flujo sanguíneo en el cuero cabelludo y proporcionar nutrientes a las raíces del cabello.

Hidrata tu melena a profundidad

El aceite extraído del hueso del mamey es abundante en ácidos grasos, los cuales tienen el potencial de hidratar y nutrir profundamente el cabello, ayudando a prevenir la sequedad y las puntas abiertas.

Protección contra daños ambientales

La presencia de antioxidantes como la vitamina C, la vitamina E y los carotenos en el mamey le confiere propiedades antioxidantes que protegen el cabello de los factores ambientales y la contaminación.

Mejora de la apariencia

El uso regular de productos que contienen hueso de mamey puede contribuir a mejorar la apariencia general del cabello, dejándolo más brillante, fuerte y saludable.

Fortalece el cabello y regula la producción de sebo

Se cree que la vitamina C, presente en el hueso de mamey, tiene la capacidad de fortalecer el cabello desde la raíz, lo que ayuda a reducir la rotura y las puntas abiertas. Además, la vitamina A, promueve la regulación de la producción de sebo, lo cual es relevante durante los meses de primavera y verano.

¿Cómo preparar el hueso de mamey para su uso?

Existen diversas preparaciones que puedes obtener a partir del hueso del mamey, todas destinadas a contribuir a la salud de tu cabello. Antes de disfrutar de sus beneficios a través del tónico, aceite, champú y acondicionador que compartiremos, es importante seguir este procedimiento para tratar la semilla:

  1. Corta el mamey por la mitad asegurándote de que esté maduro. Reserva la pulpa en tu congelador.
  2. Extrae las semillas con cuidado para que no contengan residuos de pulpa.
  3. Enjuaga las semillas para eliminar cualquier residuo de pulpa.
  4. Remoja las semillas en un cuenco con un poco de agua durante cinco a diez minutos. Luego, sumérgelas en líquido desinfectante de frutas y verduras para evitar el crecimiento de hongos y bacterias.
  5. Sécalas con una toalla de papel.
  6. Colócalas en una bandeja de aluminio y déjalas secar al sol durante cuatro o cinco días. Estarán listas cuando comiencen a abrirse o a rajarse, o cuando su color cambie a café claro.
  7. Retira la cáscara que se ha abierto y utiliza la semilla que se encuentra en su interior.

Una vez realizados estos pasos, puedes realizar las siguientes preparaciones.

Como champú o acondicionador

Una forma común de aprovechar el hueso del mamey es añadiendo su extracto al champú y al acondicionador. Para hacerlo, sigue estos pasos:

  1. Reserva 20 semillas secas y, luego, pásalas por un extractor de jugo. Verás cómo poco a poco cae en el vaso una sustancia cremosa junto con una capa de aceite.
  2. Utilizando un embudo, vierte el extracto de las semillas en la botella de tu champú y acondicionador habituales. El bagazo, lo puedes emplear como abono para tu jardín.
  3. Agita bien la botella para asegurar una buena incorporación del extracto.

Puedes usar el champú y acondicionador con extracto de hueso de mamey cada otro día. Sin embargo, si tienes el cabello graso, es recomendable lavarlo diariamente.

Como tónico para detener la caída el cabello

Si estás preocupado por detener la caída del cabello, el tónico hecho a partir de las semillas del mamey es justo lo que necesitas. Para prepararlo, sigue estos pasos:

  1. Separa de tres a cinco semillas de mamey.
  2. En una olla, vierte un litro de agua y colócala a fuego bajo.
  3. Añade las semillas y deja que hiervan durante 25 a 30 minutos.
  4. Retira la olla del fuego y deja reposar la infusión durante toda la noche.
  5. Utilizando un embudo, transfiere la infusión a un atomizador.

Se recomienda realizar este tratamiento, de dos a tres veces por semana, después de lavar el cabello. Con el cabello húmedo, rocía el tónico desde la raíz hasta las puntas y masajea suavemente. No enjuagues y deja que actúe hasta el día siguiente.

Como aceite hidratante

Otro uso del hueso de mamey es la elaboración de aceite hidratante para el cabello. Para obtenerlo, sigue estos pasos:

  1. Recolecta al menos 20 semillas de mamey y machácalas con un mortero o ráyalas.
  2. Licúa las semillas con dos tazas de agua hasta obtener una mezcla sin grumos.
  3. Cuela la mezcla con una media nailon. Exprimiendo el líquido y, luego, resérvalo en un cuenco.
  4. Vierte el líquido del hueso del mamey en un sartén a fuego medio y muévelo constantemente con una cuchara de palo o de silicona para evitar que se pegue.
  5. Cocina la mezcla por 45 minutos hasta que el agua se evapore. Una vez haya sucedido esto, notarás que comenzará a burbujear, adquirirá un color marrón y empezará a aparecer una capa blanca espumosa. Asegúrate de no quemarla.
  6. Una vez que hayas extraído todo el aceite, retíralo del fuego.
  7. Espera a que se enfríe y luego cuélalo y viértelo en un frasco de vidrio.

Al menos una vez a la semana, aplica de dos a tres gotas del aceite de la semilla del zapote sobre el cabello seco desde la raíz hasta las puntas. Debido a sus propiedades emolientes, también puede usarse para hidratar zonas resecas del cuerpo, como los codos, o para hidratar la piel.

Como mascarilla para recuperar la vitalidad

Si buscas recuperar la vitalidad de tu cabello, el hueso del mamey es tu mejor aliado. Para preparar una mascarilla nutritiva, anota los siguientes pasos:

  1. Pulveriza el hueso machacándolo o rallándolo.
  2. Luego, mezcla el polvo obtenido con yogurt natural, aceite de oliva, aguacate o la clara de un huevo.
  3. Aplica la mezcla sobre el cabello húmedo y déjala actuar durante 20 a 30 minutos antes de enjuagar con agua tibia.

Nutre tu cabello con estas preparaciones que contienen hueso de mamey

Las preparaciones elaboradas con hueso de mamey son adecuadas para todo tipo de cabello, ya sea seco y dañado o graso y sin vida. Sus propiedades nutritivas lo convierten en un aliado invaluable para mejorar la salud y la apariencia del pelo de manera natural.

Además de sus beneficios para el cabello, el hueso de mamey también puede ser utilizado en otras áreas de belleza. Puede contribuir a alargar las cejas y pestañas, actuar como exfoliante para la piel, y ser un emoliente efectivo gracias a la presencia de ácido oleico y linoleico. También puede ayudar a estimular el crecimiento de la barba, entre otros usos.

Ahora que conoces todas estas bondades, ¿estás listo para revitalizar tu melena con el hueso de mamey?

Tomado de Mejor con Salud

Publicaciones relacionadas

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *