En Vivo

Curiosidades sobre los buitres que quizá no conocías

Publicación: 15 Jul, 2024

Categorías: Curiosidades

Los buitres son criaturas fascinantes, llenas de sorpresas que desafían su reputación de ‘heraldos de la muerte’. En cierto modo, son aves incomprendidas.

Hoy nos acercamos a un animal tan emblemático como injustamente sombrío: el buitre. Los buitres pertenecen a dos grupos diferentes: los buitres del Nuevo Mundo (América), incluidos los cóndores, y los buitres del Viejo Mundo, que se encuentran en África, Asia y Europa (al resto de continentes, en resumen).

Estas aves son famosas por su tamaño excepcional, al igual que la envergadura de sus alas y sus preferencias dietéticas un tanto macabras. Estas aves rapaces son de las más grandes que podemos observar en el cielo. El de mayor tamaño es el cóndor andino o cóndor de los Andes (Vultur gryphus) que pesa entre 8 y 15 kilos y posee una envergadura de ala de tres metros de punta a punta.

De pie es igualmente impresionante, ya que puede alcanzar el metro y medio de altura. En el extremo opuesto, el buitre más pequeño del mundo sería el alimoche, también una especie del Nuevo Mundo; pesa unos 2 kilogramos y tiene una envergadura de alrededor de metro y medio.

Los buitres del Viejo Mundo dependen más de la vista que del olfato e incluyen especies como el buitre orejudo, reconocido por los pliegues carnosos de su cabeza, y el buitre leonado, una criatura social que a menudo se ve montando corrientes térmicas en grandes grupos. Están altamente adaptados a la termorregulación,

lo que les permite aprovechar las corrientes térmicas ascendentes con un mínimo esfuerzo, conservando energía mientras exploran vastas áreas en busca de alimento. Esta capacidad de volar es fundamental ya que les permite cubrir grandes territorios en busca de carroña.

Hábitat

Los buitres se encuentran en todos los continentes excepto en la Antártida y Oceanía. Prosperan en una variedad de entornos, desde montañas y desiertos hasta bosques y sabanas. Como carroñeros, los buitres se alimentan principalmente de animales muertos y, por ello, desempeñan un papel crucial en sus ecosistemas al consumir cadáveres que de otro modo se pudrirían y propagarían enfermedades.

Si bien los buitres no suelen ser cazadores, su aguda vista y su olfato los convierten en excelentes buscadores de carroña. Los buitres del Nuevo Mundo se encuentran entre las pocas aves que tienen un sentido del olfato bien desarrollado, que utilizan para detectar los gases producidos por los animales en descomposición.

Buitres
BuitresiStock

¿Cómo es que no les sienta mal comer carroña? Resulta que, sorprendentemente, los buitres tienen estómagos muy ácidos que les permiten digerir de forma segura cadáveres putrefactos que serían letales para otros animales. Sus estómagos albergan ácidos potentes que pueden neutralizar toxinas y bacterias, lo que les permite consumir de forma segura cadáveres en descomposición que serían mortales para otros animales. No cazan presas vivas, sino que se alimentan de la carne en descomposición de animales muertos. Algunas especies, como el quebrantahuesos, también consumen huesos y son capaces de digerirlos, algo poco común entre las aves.

Buitre negro
Buitre negroiStock

Reproducción

Los buitres tienen una tasa de reproducción relativamente lenta, y la mayoría de las especies ponen sólo un huevo al año. No son reproductores muy prolíficos. Los padres comparten las tareas de incubación y el polluelo depende completamente de sus padres para obtener alimento y protección durante varios meses después de la eclosión. La supervivencia de la especie no depende tanto de la cantidad sino del cuidado ofrecido por ambos padres durante períodos prolongados, que a veces duran varios meses hasta que las crías están listas para emplumar. A pesar de su lenta tasa de reproducción, los buitres tienen una larga esperanza de vida. Algunas especies, como el cóndor andino, pueden vivir más de 70 años en cautiverio.

Alimoche
AlimocheiStock

Detalles insólitos

Uno de los aspectos únicos del comportamiento de los buitres es su método para mantenerse frescos. Se sabe que orinan y defecan sobre sus propias piernas, un comportamiento llamado urohidrosis. La evaporación del líquido en sus patas y pies tiene un efecto refrescante, una adaptación crucial para las aves que pasan horas planeando en el cielo cálido. Además, los buitres son conocidos por sus cabezas calvas. Esta falta de plumas es en realidad una adaptación higiénica: una cabeza emplumada quedaría salpicada de sangre y otros fluidos cuando el buitre se alimenta dentro de un cadáver, creando condiciones para la enfermedad.

A pesar de su importancia ecológica, muchas especies de buitres se enfrentan a importantes amenazas. La pérdida de hábitat, el envenenamiento (tanto accidental, por medicamentos veterinarios en el ganado, como intencional, por cazadores furtivos) y las colisiones con turbinas eólicas y líneas eléctricas están llevando a varias especies a la extinción. Conclusión Los buitres son mucho más que los símbolos siniestros que a menudo se representan. Son criaturas impresionante,s perfectamente adaptadas a un estilo de vida carroñero y desempeñan un papel esencial en el mantenimiento de la salud de los ecosistemas que habitan. A medida que seguimos aprendiendo más sobre estas fascinantes aves, queda cada vez más claro lo importante que es protegerlas y conservarlas para las generaciones futuras.

Buitre leonado
Buitre leonadoiStock

Conservación

Muchas especies de buitres se enfrentan a amenazas que amenazan supervivencia, normalmente relacionadas con las actividades humanas. El uso de diclofenaco, un fármaco antiinflamatorio que se administra al ganado, ha sido desastroso para los buitres, provocando insuficiencia renal al consumir animales que han sido tratados con este medicamento. En India y Pakistán, el uso masivo del ciflofenaco provocó la muerte del 95% de la población de estas carroñeras asiáticas en los noventa. De la misma manera, la pérdida de hábitat, el envenenamiento y la caza también han contribuido a la disminución de varias poblaciones de buitres.

Tomado de Muyinteresante

Publicaciones relacionadas

Buscando bajar los precios.

Buscando bajar los precios.

La Resolución 225 del Ministerio de Finanzas y Precios entró en vigor hace apenas una semana. Establece la regulación temporal de precios minoristas máximos para productos de alta demanda como pollo, aceite comestible, (excepto el de oliva, detergente, leche...

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *