En Vivo

Nueva visita de Milei a España: ataques a Sánchez y al socialismo, riña política y ¿medalla ilegal?

Publicación: 22 Jul, 2024

Categorías: Internacionales

La segunda visita privada del presidente argentino provoca un choque entre el Gobierno madrileño y el nacional. La presidenta regional oficializó su presencia con una distinción que contraviene su propio marco legal. Exteriores le recrimina una “profunda deslealtad”. Milei clamó contra el socialismo y “las porosas manos” de Sánchez y su esposa.

El conflicto diplomático suscitado entre España y Argentina tras las declaraciones de Javier Milei sobre la esposa de Pedro Sánchez durante su anterior visita a España —conflicto que culminó con la llamada a consultas de la embajadora española en Buenos Aires— traslada ya parte de su tensión al ámbito de la política española.

El presidente argentino no se reunió el 21 de junio en Madrid con el jefe del Gobierno español. Tampoco lo hizo con el jefe del Estado, Felipe VI, esto pese a que intentó ser recibido en audiencia por el monarca. Pero la Casa Real declinó la propuesta, remitiéndose a que los actos de la política exterior los marca el Ejecutivo. En realidad, el propósito de la segunda visita de Milei al país ibérico en apenas un mes era recoger dos premios.

Uno le fue concedido por el Instituto Juan de Mariana, un think tank neoliberal que organiza la denominada Cena de la Libertad, un “evento de networking por excelencia”, en palabras de sus organizadores, donde se distingue “a una carrera ejemplar en defensa de la libertad a un personaje público”.

El segundo galardón es más importante y tiene carácter institucional: la entrega de la Medalla Internacional de Madrid de manos de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, con quien comparte complicidades ideológicas y enemigos políticos, personificados en Pedro Sánchez.

Medalla Internacional de la Comunidad de Madrid - Sputnik Mundo, 1920, 21.06.2024

Medalla Internacional de la Comunidad de Madrid

© Foto : @ComunidadMadrid / vía X

“Da confianza y atracción para la inversión y para las empresas, y, por tanto, para la prosperidad”, manifestó en vísperas de la visita la presidenta Ayuso a una emisora de radio del grupo Clarín.

Díaz Ayuso no avisó al Gobierno central del acto oficial organizado para él, tal y como dispone la Ley 2/2014 de la Acción y del Servicio Exterior en su artículo 5.2.

Fuentes ministeriales citadas por el diario El País hablan de que Díaz Ayuso “hace gala de una profunda deslealtad hacia las instituciones españolas“, al no respetar lo estipulado por ley y “no informar” al Ministerio de Exteriores del encuentro con un mandatario extranjero.

En el partido de Ayuso, el opositor Partido Popular (PP), defienden que el trato institucional dispensado al mandatario argentino entra “dentro del marco de sus competencias”. Su secretaria general, Cuca Gamarra, cree que la entrega de la medalla va “en dirección al restablecimiento y al mantenimiento de relaciones de normalidad y de cordialidad” con Argentina.

Isabel Díaz Ayuso calificó de “honor” la visita, pero ni el presidente del PP, Alberto Núñez Feijóo, ni el alcalde de Madrid, José Luis Martínez Almeida, fueron invitados al acto con Milei, en cuyo cortejo anfitrión solo figuraban miembros del Gobierno regional de la Comunidad de Madrid. A diferencia del PP nacional, más comedido, el PP madrileño liderado por Ayuso no ahorra en alabanzas hacia el presidente sudamericano.

Referencias veladas a Sánchez

El acto de entrega de la Medalla Internacional estuvo precedido de un baño de masas a favor de Milei. Varios cientos de personas se congregaron junto a la Casa de Correos, en la madrileña Puerta del Sol, para jalear al presidente argentino. No obstante, en la aledaña calle de Alcalá, un centenar de personas protestaban contra su presencia.

En su discurso, Isabel Díaz Ayuso agradeció el ímpetu de las políticas aplicadas por Milei y, hablando en plural, dijo sentir orgullo por “esta alianza que es la hispanidad”, que a su juicio encarna “valores occidentales”.

Tus medidas suenan a aire fresco en el continente americano y también en Europa. Es una llamada a la inversión”, aseguró Isabel Díaz Ayuso.

En su respuesta, el mandatario argentino elogió la “forma de ser” de Díaz Ayuso, la acción del gobierno regional madrileño y la belleza de la ciudad, a la que pidió preservar frente “al socialismo”.

“Venimos del futuro a contarles la decadencia que causa el socialismo, no dejen que el socialismo les arruine la vida”, dijo Milei, quien también caracterizó a la justicia social como “profundamente injusta y profundamente violenta”.

Y, como ya hizo en mayo, volvió a dedicar palabras al presidente Pedro Sánchez, en una referencia más que velada a él, a su esposa y a su hermano.

“La discrecionalidad siempre juega una mala pasada. Siempre hay filtraciones. Se habla de las porosas manos de los políticos. Quizás no es la del político directamente, sino la del hermano o la de la pareja o lo que fuera, el que quiera entender que entienda”, manifestó Javier Milei, que no se detuvo ahí.

Si los socialistas entendieran de economía, no serían socialistas. Una de las excepciones que hacen a la regla la tienen ustedes con Sánchez, que a pesar de haber estudiado economía o no entendió o le gusta mucho el Estado para llevarse puesto a los españoles. Tengo la esperanza de que estén despertando como Argentina”, añadió.

Choque político

En el seno del Gobierno de España, la situación creada se asume como una provocación innecesaria. En cualquier caso, el Estado facilitó el dispositivo de seguridad que se destina a todo dirigente internacional, así como el uso de la terminal aérea corporativa de la base militar de Torrejón de Ardoz, para su aterrizaje.

Javier Milei viajó a España en medio de una atmósfera en la que la tensión no ha disminuido. Al contrario, ya se había incrementado luego de que difundió en su cuenta personal de la red social X que el Gobierno español tiene la intención de cerrar medios de comunicación. También mostró su apoyo al agitador mediático Vito Quiles, de quien dice está “perseguido por el Gobierno de Pedro Sánchez”.

En vísperas de la llegada de Milei, la ministra de Educación y portavoz gubernamental, Pilar Alegría, manifestó en rueda de prensa la esperanza de que, una vez en el país, el dirigente mantuviera “el respeto hacia el pueblo de España y hacia sus instituciones”. Alegría también lamentó ante las cámaras de RTVE que se conceda una “medalla fake” a quien insulta a las instituciones”.

Por su parte, la vicepresidenta, Yolanda Díaz, declaró que el PP premia “a quienes conducen a sus pueblos a la pobreza”. Horas antes, Juan Lobato, líder del PSOE madrileño, recriminó a Díaz Ayuso en la sede parlamentaria conceder “en nombre de todos los madrileños” una medalla “a quien insulta y ataca a España”.

“El rey no le recibe, usted le premia y Feijóo calla”, le espetó Lobato a Díaz Ayuso.

La medalla y la normativa de su concesión

La Comunidad de Madrid entrega la Medalla Internacional a Javier Milei “en reconocimiento a los vínculos históricos, culturales, lingüísticos y económicos que unen la región con el país hispanoamericano”.

En el pasado también resultaron galardonados con la misma condecoración “el presidente encargado de Venezuela”, Juan Guaidó (2020), quien también recibió las llaves de la ciudad de Madrid; el presidente del Comité Europeo de las Regiones, Apostolos Tzitzikostas (2021); el de Ucrania, Volodímir Zelenski (2022), y de la República de Ecuador, Daniel Noboa (2023).

De acuerdo con la Ley 2/2024 de 22 de abril sobre Distinciones Honoríficas, la condecoración se otorga “como gesto de cortesía y como reconocimiento y respeto de los ciudadanos de la Comunidad, a los representantes de otros países y a los máximos dignatarios de organismos internacionales y de la Unión Europea, en visita oficial a la región por su labor institucional”, como también se consigna en el decreto que anuncia la concesión de la medalla.

Pero la visita de Milei no ha sido oficial, sino privada. De ahí las dudas sobre la legalidad de la entrega de la medalla en el seno del Gobierno central y también en otros partidos. “Esa medalla es ilegal“, afirmó rotunda la exministra Ione Belarra, líder de Podemos, que acusó a Díaz Ayuso de no respetar “ni sus propias normas”.

Tomado de Sputnik

Publicaciones relacionadas

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *