En Vivo

“Modo Van Van” en Berlín sacude hasta las estatuas

Publicación: 13 Jul, 2024

Categorías: Culturales

Nuestros Van Van, de Cuba, realizan una gira por varios países de Europa. En Berlín pudimos disfrutar de un concierto donde interpretaron canciones de ahora y de antes. El espectáculo se titula: “Modo Van Van” y es una especie de bailable gigante con el público enfrente, moviéndose al compás de esa música contagiosa, que quienes la conocen, saben de qué les hablo.

La voz de la presencia de Van Van se expandió, el prestigio de la orquesta cubana permanecía, se habían presentado en varias ciudades alemanas en 2022, y en 2023, durante el festival de música internacional Rudolstadt. Las huellas de Van Van quedaron en el público alemán.

En este 2024 la orquesta estará durante el mes de junio en varios países del continente. La programación incluye las siguientes ciudades: Madrid, Barcelona, Roma, Milano, Zürich, Köln,Hamburg, Berlin, Rovinj, Lloret de Mar, Mönchen, Casablanca y Paris.

La sala del teatro Kulturbrauer im Prenzlauer Berg se repletó, y no sabemos cómo las parejas encontraron espacio para bailar. Cuando sonaron los primeros acordes, los gritos de “Cuba” y “Van Van” se mezclaron con la música. Banderas cubanas ondeaban, algunos vestían ropas con la insignia nacional de Cuba.

Las voces de cubanos entonando canciones a la par de la orquesta eran un coro único. Una de ellas, detrás de mí para pedir una canción de su preferencia, gritaba: “Marilú”, “Marilú”, sin parar. Eran dos espectáculos: el de la orquesta y el del público.

Delante de la puerta de la sala, dos enormes estatuas de bronce parecían moverse con el vibrar de las bocinas, nada ni nadie podía permanecer quieto.

La emblemática agrupación cubana “Van Van”, es la orquesta insignia de la música popular cubana. Fundada el 4 de diciembre de 1969 por el compositor, bajista, y arreglista Juan Formell. Luego del fallecimiento de Juan Formel en 2014, su hijo Samuel Formell asume la dirección del grupo, continuando la línea trazada por su padre.

El arraigo popular de Van Van no ha decaído, incluso cuando algunos críticos afirmaron que era una orquesta de éxito pasajero, a lo cual Van Van respondió irónicamente en una canción que decía: “Qué pena, qué pena que yo no soy de la gran escena”.

Sin embargo, especialistas que les estudiaron profundamente vieron que su modo de abordar el Son con elementos tomados del jazz y el rock consiste en un diseño rítmico en la percusión combinado con piano y bajo, creando timbres armónicos auténticos.

Al finalizar del concierto pudimos intercambiar unas palabras con hija de Juan Formel, Vanessa Formel, quien actúa como cantante de la orquesta.

“Es la primera vez que actúo en Berlín, y he sentido el calor de Cuba», afirmó la joven cantante. Al venir a un continente tan lejos, recorrer tantos kilómetros, hace que uno se llene de expectativas. Lo más impresionante fue corroborar cuánto ha viajado la música de Juan Formell. También me llena de orgullo que mi hermano Samuel haya logrado expandir el legado de mi padre.

“No te puedo explicar lo que he sentido. No había estado en esta ciudad, en 2023 estuvimos de pasada. Aquí he conversado con  muchos cubanos y me llenó de alegría reencontrarme con mi gente, con mi tierra, a tantos kilómetros de la patria donde nacimos. Esa ha sido mi mayor satisfacción.

“Estos viajes no son fáciles, es mucho viajar y a veces ni vemos las ciudades que atravesamos, pero el simple hecho de entregar nuestra música y disfrutar de nuestra cultura, nos quita cansancio, sueño, todo es bueno. Porque no importa dónde estés, ni a donde vayas, siempre que lleves en el corazón tu patria”.

A este grupo lo distingue el costumbrismo, el sarcasmo, transmitido con picardía en sus canciones. Reflejar la realidad doméstica del cubano en la letra de sus melodías, ha sido una de los deleites del espectador que en ocasiones se siente reflejado en esos textos. La forma en que recrean la cotidianidad del cubano, son una suerte de descarga emocional para quienes escuchan y cantan en estos conciertos.

La noche en Berlín fue mágica para todos los que allí estuvimos, bailando y cantando letras que para muchos de nosotros formaron parte de nuestra juventud. Fue un viaje al pasado, fue un volver a la patria por unas horas, sobre todo porque Van Van sigue siendo Van Van con el ritmo de siempre, como si el mismísimo Juan Formel hubiese estado allí, y quizás, o seguramente, estaba.

Fuente: Cubadebate Por: Susana Tesoro

Publicaciones relacionadas

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *