En Vivo

“El tándem México-Brasil va a liderar América Latina”: el triunfo de Sheinbaum visto desde la región

Publicación: 21 Jul, 2024

Categorías: Internacionales

La victoria de Claudia Sheinbaum en México entusiasma a los progresismos latinoamericanos y genera expectativas sobre cómo se relacionará con sus vecinos de América Latina. En diálogo con Sputnik, dos analistas destacaron la importancia de que México siga “mirando al sur” y el potencial de un liderazgo conjunto con el Brasil de Lula.

El triunfo electoral de Claudia Sheinbaum no solo marca un hito para los mexicanos sino también para los demás países de América Latina, que esperan que la nueva presidenta del país norteamericano continúe o profundice su vínculo con sus vecinos del sur.

Si bien la mayoría de los presidentes sudamericanos saludaron a Sheinbaum, uno de los comentarios más destacados fue el del brasileño Luiz Inácio Lula da Silva, que a través de la red X se mostró “muy feliz” con la victoria de “una mujer progresista” en México. Al mismo tiempo, Lula confirmó que viajará a México durante el 2024 para mejorar las relaciones comerciales: “Somos las dos mayores economías de América Latina y podemos tener un mayor flujo entre los empresarios de ambos países”.

La candidata electa a la Presidencia de México, Claudia Sheinbaum. - Sputnik Mundo, 1920, 04.06.2024

En diálogo con Sputnik, el analista internacional argentino Cristian Riom y el politólogo argentino y coordinador del Grupo de Puebla, Matías Capeluto, coincidieron en que el sexenio de Sheinbaum marcará, en principio, una continuidad en las políticas de Andrés Manuel López Obrador (AMLO), que marcó “un giro” de la política exterior mexicana en favor de la integración latinoamericana.

Para Riom, el hecho de que el presidente Lula haya anunciado inmediatamente una visita a México da cuenta de la importancia que el Gobierno de Brasil da a México como socio, en un contexto en el que la relación con la Argentina de Javier Milei “se ha dificultado”.

“El tándem México-Brasil no solo va a ser un contrapeso para las derechas en la región sino que además va a liderar a América Latina. Eso es indiscutible por el peso propio de esos países, tanto por la cantidad de población como por sus economías”, reflexionó Riom.

Capeluto, por su parte, recordó que “la sintonía entre Brasil y México es algo novedoso que se da a partir de la gestiones de AMLO y de Lula”, ya que históricamente ambos países solían caer en una “disputa en materia económica”. Para el analista, la cercanía geopolítica de ambos países puede favorecer “un modelo de desarrollo regional basado en una buena convivencia y sobre todo en rearmar los esquemas de integración productiva en América Latina”.

Para el coordinador del Grupo de Puebla, es necesario que América Latina refuerce su integración económica y reimpulse el intercambio comercial dentro de su propia región, un rubro en el que se mantiene atrasada. “Mientras el mundo está yendo hacia una regionalización, América Latina sigue pensando en el comercio de bienes y servicios hacia otros continentes y no en su propia región”, comentó Capeluto, recordando que mientras el comercio intrarregional no pasa el 18% en América Latina, alcanza casi el 60% en la Unión Europea y el 40% en la ASEAN (Asociación de Naciones de Asia Sudoriental).

“Un Gobierno de Sheinbaum, con la mirada que tiene el partido Morena (partido oficialista mexicano) es una excelente noticia para animarnos a seguir trabajando en esta integración económica de los pueblos latinoamericanos”, sintetizó el analista.

Capeluto consideró además la presidenta electa profundizará la “reconstrucción” de la relación entre México y América Latina iniciada por López Obrador. De esta manera, estimó, ambos dirigentes se convertirán “en un faro muy importante para los progresismos latinoamericanos“, marcando un camino que ha podido “ordenar la economía pero a la vez con una fuerte presencia del Estado y una fuerte inversión estatal en materia social, de educación y de salud”.

Para Riom, la política exterior de Sheinbaum también estará marcada por “el compromiso por el multilateralismo y una fuerte presencia en foros internacionales”, además de mantener, al igual que lo hizo AMLO, una “postura independiente de la de Washington respecto a grandes conflictos como el de Israel o Ucrania”.

Aun así, el analista advirtió que mantener una postura “independiente” a EEUU siempre constituye uno de los mayores desafíos para los mandatarios mexicanos y, probablemente, no será una excepción con Sheinbaum.

“Por cuestiones históricas, geográficas y económicas, México siempre está muy vinculado con EEUU y tiene que ser muy inteligente para tener una política de equilibrio geopolítico si quiere seguir la agenda ideológica que tienen AMLO y Sheinbaum sin dificultar los lazos con EEUU”, profundizó Riom.

Tomado de Sputnik

Publicaciones relacionadas

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *