En Vivo

El poder de los colores sobre las emociones y los sentimientos

Publicación: 21 Jul, 2024

Categorías: Curiosidades

No cabe duda de que los colores tienen un impacto emocional en nuestras vidas. Evocan diferentes sensaciones y hasta influyen en nuestras decisiones.

Aunque puede parecer solo parte de la decoración o algo que confiere vistosidad, no se debe ignorar el fuerte vínculo que existe entre las emociones y el color. Los seres humanos nos sentimos muy atraídos por lo que percibimos a través de la vista.

Existen diferentes tonalidades en el mundo y cada una de ellas nos afecta de un modo particular. A continuación, conoceremos un poco más acerca del poder de los colores sobre los sentimientos.

Emociones y color

En la mayoría de las civilizaciones se ha reconocido el valor del color desde un punto de vista simbólico. Se lo usó para transmitir significados, así como para generar sentido de pertenencia.

Y es que los colores nos pueden llevar a aprobar o a rechazar algo: una prenda, un mueble, un coche. Hasta una persona nos puede resultar poco agradable, si consideramos que está vestida con un tono que no corresponde con la ocasión. Asimismo, tampoco veremos con buenos ojos al que usa una camiseta con los colores del equipo rival.

Por ende, no resulta extraño afirmar que una determinada tonalidad pueda molestarnos o hacernos sentir incómodos. Y si bien esta percepción es subjetiva, no es solo individual, ya que hay elementos culturales que la condicionan.

Así, el conocimiento de la psicología del color resulta imprescindible. Este es un campo de estudio en el que se busca comprender la compleja relación entre emociones y color, es decir, cómo influye en nuestros sentimientos y, por consiguiente, en las decisiones que tomamos en la vida.

Diseñadores, agencias de marketing y publicidad, líderes políticos, arquitectos y decoradores, e incluso quien piensa remodelar su hogar o su tienda, todos deben pensar en las tonalidades. Esto puede ser un factor crítico que condicione el éxito o el fracaso de lo que se haga.

Significado de los colores

Si bien cada color puede provocar una respuesta emocional diferente, la reacción dependerá del contexto, la situación y la persona. Por ejemplo, el rojo tal vez resulta atractivo en un vehículo deportivo, pero no para la pared de la habitación donde dormimos.

Qué significa per se cada tono, por qué elegimos algunos y otros no, lo veremos a continuación. Conozcamos este interesante vínculo entre emociones y color.

Rojo y magenta

El tono que la mayoría de nosotros identificamos como rojo es el escarlata. Aunque el primario en realidad es el magenta; solo que este es un poco menos brillante que el otro.

Se considera el color de la pasión por excelencia. Está relacionado con la sangre y la vida, razón por la cual, el amor se simboliza con el rojo. Aunque también, en el otro extremo, se vincula con la guerra. Por ello, los griegos llamaron así al planeta Marte, dios de la guerra.

Se dice que este es el primer tono que percibe el ojo. Por eso se utiliza en señales de tránsito que advierten de un posible peligro.

Y también, debido a que atrae la atención, es uno de los más usados en publicidad para inducir acciones. Un sillón o cojín de este tono es un buen toque en la sala.

Hay una gran variedad de rojos:

  • Con un leve toque de naranja puede significar calor y energía, ya que es el tono del fuego o del metal cuando se funde.
  • Las tonalidades claras (como el fucsia) se relacionan con la juventud y enfatizan el aspecto energético.
  • Los tonos más oscuros (como el púrpura) se asocian al poder; no es extraño verlo en las vestimentas de reyes y altos prelados.
  • El rosa va con lo femenino, la infancia y el amor romántico, así como con la sensación de dulzura.

Amarillo y dorado

Es el color que se asocia con el brillo del sol y con la luz. Por tanto, puede evocar sentimientos propios de un día primaveral, tales como alegría, agrado, optimismo, jovialidad, espontaneidad, calidez y afabilidad o amabilidad.

Es atractivo, aunque puede fatigar la vista. Se considera que tiene algunas connotaciones negativas, tales como la irritabilidad, lo irracional, la despreocupación, la ansiedad, la impulsividad y la inestabilidad. Es el color de los celos y la mentira.

La envidia es tan flaca y amarilla.

~ Poema de Quevedo ~

Dentro de la gama de los amarillos, el tono dorado denota riqueza, prestigio o poder, tal como puede observarse en las decoraciones de los antiguos egipcios, así como en los palacios y tronos de los reyes. También es el color de las señales de prevención, ya que llama mucho la atención.

Los impermeables suelen ser amarillos para percibirlos cuando hay poca visibilidad, como sucede en un día de lluvia. En marketing se usa para los productos infantiles y para aquellos relacionados con el ocio.

Una buena elección es pintar la cocina con este tono. Además, se dice que estimula la creatividad y favorece la reflexión, ya que nos mantiene alertas.

Azules

El azul completa el grupo de los colores primarios. Aunque en el sentido estricto del término es el cian, un celeste de tonalidad media. El azul es el color del cielo y del agua, sobre todo el de las grandes masas: el mar, los lagos.

Hay una gran variedad de tonos. En general, se asocia con sensaciones relajantes, de tranquilidad, calma y armonía; también con la frescura, por el agua; y por su relación con el cielo, con la libertad y la espiritualidad. No obstante, en su aspecto negativo se puede considerar frío y distante.

Según la psicología del color, el significado del azul está en los sentimientos de fidelidad, seguridad, sinceridad, lealtad, eficiencia. Muchas organizaciones escogen un tono de azul como parte de su identidad, para transmitir la idea de confianza.

Las paredes de la habitación o las sábanas en tonos suaves de azul favorecen el descanso. Debido a que induce a la calma, también mueve a la reflexión, por lo que queda bien en un espacio de trabajo.

Se considera beneficioso para la mente y el cuerpo. Al respecto, se ha encontrado en investigaciones que la exposición a espacios azules se vincula con una buena salud y bienestar de la población.

Verde

El verde también tiene diversos matices. Es el color de la naturaleza.

Por lo general, con un ligero pigmento amarillo, como el color de las hojas recién nacidas, es el que utilizan las organizaciones ecologistas y las marcas que desean transmitir la idea de que sus productos son orgánicos.

Se le asocia con la esperanza. Con respecto a las emociones y el color verde, se puede decir que tiene connotaciones de equilibrio espiritual, salud, paz, crecimiento, armonía y sanación. Es el que resulta más relajante para la vista.

Por el lado negativo, guarda relación con la ira. Por ello, no es extraño que sea el color del personaje Hulk. También puede significar que un proceso no está listo; recordemos que los frutos no suelen comerse verdes.

Se puede decorar con verde distintos espacios de la casa o el lugar de trabajo. Una de las mejores maneras de hacerlo es con lo natural, es decir, colocando plantas.

Morado o violeta

Es un color secundario, producto de la combinación de azul y rojo. Hay variedades dentro de este, según predomine más uno u otro tono. Se asocia con la realeza y el lujo, así como con el misterio, la magia, lo femenino y la sensualidad.

El lila y otros tonos suaves evocan el romance. En moda se considera extravagante, atrevido o poco convencional.

Sus connotaciones negativas se vinculan con locura, introversión y ambivalencia o indefinición. Es un color en el que se combinan opuestos.

Marrón o café

El marrón es el color de la tierra y la madera. Por lo común, se le vincula positivamente con los espacios donde habitamos, pues genera sensación de comodidad.

No es extraño que la mayoría de nuestros muebles sean de este tono. Sin embargo, también connota la idea de tradicional y hasta anticuado.

En la moda, el marrón es muy utilizado en chaquetas de cuero, zapatos y accesorios, como correas. Se considera que combina o armoniza bien con otros colores y va bien para diversas ocasiones.

Naranja

El naranja es un tono cercano al sol del amanecer y al fuego en su cuerpo central. Por tanto, es cálido y enérgico; es el color de la acción y el movimiento. También se asocia con la sensualidad y la lujuria, pues es parecido al tono de la carne.

Suele llamar bastante la atención en la vestimenta, así como en implementos y accesorios. Igual para la decoración: en cojines, un florero, alguna lámpara. Es un color estimulante, juvenil, alegre e incita al juego. Aunque también puede denotar frivolidad o inmadurez.

Negro

Negra es la noche, por lo tanto, este tono se asocia con el sueño, lo desconocido, el misterio, lo oculto, así como también con la muerte. En cuanto a las emociones, el color negro está relacionado con miedo, tristeza, melancolía y depresión.

No es extraño que en el lenguaje coloquial se use en expresiones con connotaciones negativas o dudosas, como «mercado negro». No obstante, en la moda se considera el color de la elegancia y la formalidad.

Blanco

El blanco es lo diurno. Se usa para ceremonias de iniciación. Connota perfección, tranquilidad, seguridad, salud, limpieza, pureza, inocencia y paz.

Contrasta con todos los demás, por lo que puede combinarse casi de cualquier manera, tanto en la vestimenta como en la decoración. Es el color preferido de los minimalistas.

Ponle color a tu vida

Hemos visto que los colores pueden influir en el estado de ánimo de las personas. Esto lo saben publicistas, diseñadores, fotógrafos y cineastas. Los colores son más fáciles de identificar, percibir y recordar que las palabras.

Ellos están en nuestro día a día y tienen su propio lenguaje. Podemos usarlos para enviar un mensaje.

Claro que debemos considerar todas las posibles vinculaciones entre emociones y color al momento de decidir cómo vamos a decorar o a vestirnos. Así, podremos lograr el efecto que deseamos.

Tomado de Mejor con Salud

Publicaciones relacionadas

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *