En Vivo

El corazón de una madre enfermera

Publicación: 23 Jul, 2024

Categorías: Isla de la Juventud

Por fin llega el mes de mayo, y con ello, el Día de las madres. Caminas por las calles se aprecia el ir y venir de personas presurosas en busca del regalo soñado para esos seres que son todo entrega y pasión. Es difícil que exista quien no reconozca la valía de ese ser tan único que es Mamá, el que nos forjó la vida y vive para hacernos hombres y mujeres de bien.

Por doquier pueden verse mensajes de felicitaciones relacionados a este especial día, a los cuales no puede ser ajeno ningún medio de difusión masiva. Radio Caribe desde la Isla de la Juventud toma esta fecha que se celebra cada segundo domingo del mes de mayo como especial, para esta fecha no puede en nuestra programación dejar de reconocer a todas las mujeres de esta ínsula, las cubanas y las de todo el mundo.

Múltiples son las mujeres que son madres trabajadoras del sistema nacional de la Salud Pública, dentro de ellas las enfermeras quienes ejercen una labor que requiere un elevado sacrificio y que, en coincidencia, este domingo celebran el Día Internacional de la Enfermería, junto a ellas un nutrido grupo de hombres que por igual se desempeñan en esta esfera recibirán el merecido reconocimiento por su abnegado y sistemática entrega.

Entre las “seños” como muchos reconocemos, existen quienes ejercen diferentes labores, están las de servicios auxiliares, las de apoyo, las especialistas, las recién graduadas y las que profesan la enfermería por más de 5, 10, 15, 20 o más años, en muchos casos, pueden ser hasta las menos reconocidas, y de las que mayor número de opiniones encontradas reciben. Ellas se enfrentan a los avatares de la casa, a la crianza de los hijos, y las demás vicisitudes que a diario deben de sortear. Como si ello no bastara, deben de enfrentar las inconformidades de algunos ante una decisión, tomada en fracciones de segundos, y las incomprensiones de otros por la profesión escogida.

Recientemente en una conversación entre “seños”, precisamente en la sala de mi casa escuche a una de ellas decir: “Hay que aprender a cuidarse como persona, porque las enfermeras tenemos complejo de súper heroínas y no lo somos. Debemos saber parar, pedir ayuda, y seguir adelante, siempre con actitud positiva; contar con buenos amigos porque eso ayuda mucho. El amor de una madre es infinito y nos hace hacer cosas increíbles. Soy feliz siendo madre y enfermera, hoy me siento con mi corazón lleno”.

Es terriblemente no reconocer que el valor como ser de una seño está ahí, en su corazón, donde forja los más sagrados valores por salvar una vida, por trabajar por el vivir de los demás. Una enfermera es el más fiel guardián por la vida de los seres en el mundo y merece no solo los segundos domingos de mayo o cada 12 que se celebra el Día Internacional de la Enfermería, nuestro reconocimiento o nuestra felicitación, ellas merecen todo el amor del mundo cada día, hora o minuto de su existencia. Felicidades Madres.

Publicaciones relacionadas

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *