“Nunca es tarde para reconocer los errores”: Moscú responde a las críticas de Borrell

Esta semana el canciller ruso, Serguéi Lavrov, comparó los esfuerzos de EE.UU. y de sus aliados de crear una coalición para resolver “finalmente la cuestión rusa” con la actitud de Hitler en relación a los judíos.

El Ministerio de Exteriores de Rusia tachó este sábado de “hipócritas” las palabras del alto representante de la Unión Europea sobre Asuntos Exteriores y la Política de Seguridad, Josep Borrell, en relación a unas declaraciones del canciller ruso, Serguéi Lavrov, en las que comparaba las acciones de EE.UU. y sus aliados contra Moscú con la política de Adolf Hitler.

Este miércoles, Lavrov afirmó durante una rueda de prensa que puede trazarse un paralelismo entre los esfuerzos de Washington de crear una coalición contra Rusia y lo que hacía el líder de la Alemania nazi. Según el canciller ruso, la Casa Blanca y sus aliados llevan a cabo “una guerra” contra Moscú a través de Ucrania para resolver “finalmente la cuestión rusa“, de la misma forma que Hitler “quería resolver la cuestión judía“. Un día después, Borrell calificó los comentarios sobre la “solución final” de Lavrov como “totalmente fuera de lugar”, porque —dijo— “pisotean la memoria de seis millones de judíos y de otras víctimas” del Holocausto.

Desde la Cancillería destacaron que los comentarios de Borrell suenan “hipócritas”, especialmente por el apoyo que Bruselas presta a Kiev, y recordaron “las declaraciones racistas” del jefe de la diplomacia de la UE, quien dividió el mundo entre “un ‘jardín’ floreciente, donde vive un millón de ciudadanos de la UE y EE.UU., y ‘la jungla’ que avanza sobre ella”.

En esta línea, acentuaron que el bloque comunitario se prepara para suministrar más armas y equipo bélico a Kiev que “seguirán siendo usados para eliminar a civiles“. Asimismo, la institución recordó que, mientras en Bruselas rechazan el paralelismo con la era de Hitler, la UE “hacen caso omiso las esvásticas en los distintivos de las Fuerzas Armadas de Ucrania, las banderas nazis y la misma simbología con la que los europeos invadieron bárbaramente nuestras tierras hace más de 80 años”.

Glorificación del nazismo desapercibida

Por otra parte, la cartera de Exteriores subrayó que ciertas organizaciones intentan “hacer chocar a naciones y pueblos“. “Hay que enfrentarse decididamente a cualquier intento de rehabilitación de nazismo, prácticas racistas”, reza el texto del comunicado.

A este respecto, añadieron que la llamada “‘coalición democrática'” de Occidente pasa por alto la glorificación por Kiev de los nazis, que cometieron crímenes durante la Segunda Guerra mundial, al tiempo que prefiere ignorar el uso de lemas y otra simbología nazi a nivel estatal y en el Ejército ucraniano, lo que “distorsiona la memoria sobre el Holocausto y las víctimas del nazismo”.

La Cancillería lamentó que se observe el mismo silencio en relación a “los numerosos e impunes crímenes” contra los ciudadanos rusoparlantes de Ucrania y las declaraciones de Kiev acerca de que “matar al mayor número posible de rusos es el objetivo de su lucha y su existencia”.

Finalmente, recalcaron que “nunca es tarde” para reconocer los errores, por lo que instaron al Viejo Continente a “alzar su voz” para luchar contra el antisemitismo, la rusofobia y otras expresiones discriminatorias.

Tomado de RT

Compartir en:

Deja un comentario