El jefe del Pentágono destaca un “momento decisivo” en el conflicto ucraniano

El conflicto ucraniano avecina un “punto de inflexión” y los aliados no deben tardar en proporcionar ayuda militar a Kiev, declaró el jefe del Pentágono, Lloyd Austin. Sus palabras llegan después de que las fuerzas rusas liberaran la ciudad de Soledar y avanzaran con éxito en la ciudad de Artiómovsk (llamada por Ucrania como Bajmut).

“Este es un momento decisivo (…) Ahora no es el momento de bajar el ritmo. Es hora de profundizar. Los ucranianos nos miran, el Kremlin nos mira y la historia nos mira. Así que no pararemos“, explicó antes de una reunión del grupo de contacto de apoyo a Ucrania en la base aérea estadounidense de Ramstein, Alemania.

El jefe del Pentágono señaló que su país seguirá apoyando la autodefensa de Ucrania “durante el tiempo que sea necesario”.

Más temprano, desde la OTAN afirmaron que esperan acordar el suministro de armas pesadas a Ucrania. El secretario general de la Alianza, Jens Stoltenberg, a su vez saludó las declaraciones recientes de varios países de Occidente sobre los suministros de vehículos blindados a Kiev.

Las declaraciones de Lloyd Austin llegan en un contexto de constante avance de las fuerzas rusas. El 10 de enero, el centro de la ciudad de Soledar pasó a estar bajo el control de la República Popular de Donetsk (RPD), anunció el jefe interino de la región, Denís Pushilin. El 13 de enero, desde el Ministerio de Defensa de Rusia confirmaron que se completó la liberación de dicha ciudad.

Desde el Kremlin calificaron como “positiva” la dinámica de la operación militar especial y señalaron que todo se desarrolla de acuerdo con el plan del Ministerio de Defensa y del Estado Mayor.

Numerosos países condenaron la operación militar especial que Rusia lleva a cabo desde el 24 de febrero y apoyan a Kiev con suministros de armas, donaciones, ayuda humanitaria y sanciones contra Moscú.

Por su parte, Rusia envió notas de protesta a todos los países que suministran armas a Ucrania. El ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, advirtió que cualquier cargamento con armas para Kiev se convertirá en un blanco legítimo para las Fuerzas Armadas de Rusia. A su vez, el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, comentó que los intentos de saturar a Ucrania de armamento no favorecen el avance de las negociaciones y tendrán un impacto negativo en la situación.

Tomado de Sputnik

Compartir en:

Deja un comentario