Rusia desarrolla una nueva vacuna contra el COVID-19 que protege contra nuevas variantes

El Centro de Investigación de Epidemiología y Microbiología Gamaleya se encuentra creando nuevas dosis de inoculación contra la enfermedad provocada por el coronavirus. En esta ocasión, la vacuna está enfocada en las nuevas variantes.

La nueva sustancia proporcionaría protección contra las nuevas cepas del coronavirus, como la subvariante Ómicron XBB.1.5, mejor conocida como Kraken, aseguró a Sputnik el director del Centro, Alexander Gintsburg.

“Sí, hemos empezado a ensamblar una nueva vacuna. Hemos empezado a fabricarla en forma de diseño. Será contra las variantes con el prefijo X – XBB y XBV.1.5. No sé a qué velocidad se propagará la variante XBV.1.5, pero hay que fabricar la vacuna rápidamente”, comentó Gintsburg.

Yunlong Richard Cao, científico de la Universidad de Pekín, indicó en su cuenta de Twitter que la variante Kraken no solo evade los anticuerpos protectores, sino que también es mejor para unirse a células a través de un receptor clave. Esto quiere decir que es más contagiosa.

El epidemiólogo mexicano Alejandro Macías señaló que esta nueva variante nació en Estados Unidos y, desde ahí, se propaga por el resto del mundo con gran velocidad.

“Esta variante desciende de XBB, un híbrido entre BA.2.75 y BA.2.10.1. Es muy contagiosa y evade a la inmunidad, pero no es clínicamente peor”, explicó.

El desarrollo de una nueva vacuna desde Rusia sucede en momentos en que se reporta un incremento de casos de COVID-19 en China, país que rechaza haber tergiversado sus números reales de contagios en los últimos meses.

El Centro de Investigación de Epidemiología y Microbiología Gamaleya desarrolló, también, Sputnik V, la primera vacuna registrada del mundo basada en una plataforma bien estudiada de vectores adenovirales humanos. Ha sido aprobada en 71 países, con una población total de 4.000 millones de personas.

Tomado de Sputnik

Compartir en:

Deja un comentario