Lo que se sabe sobre el ‘Bidengate’, el escándalo político que sacude a EEUU

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, se enfrenta a otro escándalo político luego de que la Casa Blanca confirmase que se localizaron documentos clasificados guardados en el garaje de uno de los domicilios particulares del mandatario, en Delaware, así como en una oficina del Penn Center, un centro de estudios con sede en Washington.

El caso ya conocido como Bidengate fue hecho público el 9 de enero por medios como CNN y NBC, pero se remite a noviembre de 2022, cuando los abogados de Biden descubrieron, al menos, 10 documentos clasificados cuyo contenido aún no se conoce en su totalidad.

La revelación ya levantó las alarmas del Departamento de Justicia de Estados Unidos, dependencia que este 12 de enero asignó un fiscal especial para que determine si Joe Biden incurrió en algún delito, mientras las autoridades aún investigan a su predecesor, Donald Trump, también acusado de retener documentos clasificados en su residencia de Mar A-Lago, en Florida.

Los papeles encontrados corresponden a la etapa en la que Biden era vicepresidente del país norteamericano durante la Administración Obama.

¿Qué es el ‘Bidengate’?

Los abogados de Joe Biden localizaron el primer paquete de documentos confidenciales en el think tank Penn Biden Center for Diplomacy and Global Engagment, una oficina en Washington que usó el mandatario entre el periodo que aún fungía como vicepresidente de Barack Obama y cuando regresó a la Casa Blanca ya como presidente.

De acuerdo con fuentes de CNN, el hallazgo de los documentos ocurrió el 4 de noviembre de 2022, justo unos días antes de la elección de medio término de Estados Unidos. El equipo del presidente no hizo público el hallazgo, pero notificó un día después al personal de los Archivos Nacionales y al Departamento de Justicia.

Tras la notificación, el Buró Federal de Investigaciones (FBI, por sus siglas en inglés) inició una investigación cinco días después y asignó al fiscal John Lausch al caso. Un mes después, el 20 de diciembre, el equipo de Biden notificó a Lausch el hallazgo de un nuevo paquete de documentos clasificados, esta vez en un domicilio particular del presidente ubicado en Wilmington, Delaware.

El segundo hallazgo se realizó precisamente porque el equipo de Biden registró diferentes domicilios del mandatario para hallar más documentos, entre ellos, una propiedad ubicada en Rehoboth Beach, también en Delaware. La búsqueda terminó este 11 de enero, poco después de que la Casa Blanca se viera obligada a reconocer la existencia de los documentos.

¿De qué son los documentos?

Hasta el momento, se desconoce exactamente qué información contienen los documentos clasificados, pero, de acuerdo con las fuentes consultadas por medios como NBC y CNN, estos tratarían diversos temas relacionados con Ucrania, Irán y el Reino Unido, con información que habría sido compilada durante la Administración Obama.

Lo único que se ha confirmado es que se trata de documentos con la leyenda Top Secret —el nivel más alto de clasificación que reconoce el Gobierno estadounidense— y los cuales nunca debieron ser almacenados en domicilios particulares, según información confirmada por el fiscal general de Estados Unidos, Merrick Garland, de acuerdo con CNN.

Tras la confirmación de la Casa Blanca, el presidente Joe Biden se dijo “sorprendido” del descubrimiento y aseguró que no conoce el contenido de los documentos. Además, comentó que está dispuesto a colaborar con las autoridades, razón por la cual su equipo informó de inmediato a los Archivos Nacionales y al Departamento de Justicia sobre la existencia de los papeles.

“Después de que me avisaron del descubrimiento, estaba sorprendido de saber que había algún registro gubernamental tomado de la oficina. Pero no sé qué hay en los documentos”, declaró Biden al ser cuestionado durante su visita a México para la X Cumbre de Líderes de América del Norte.

Investigan a Biden

Desde noviembre, el Departamento de Justicia y el FBI investigan quiénes son los responsables de almacenar documentos clasificados en lugares no autorizados; sin embargo, tras la escalada mediática del caso, el fiscal Garland asignó al fiscal especial Robert Hur para indagar el caso.

Hur fue nominado para ser fiscal de Maryland por el expresidente Donald Trump en 2017, cargo que ocupó hasta 2021, cuando presentó su renuncia. Luego de su salida del Gobierno de Estados Unidos, se ha dedicado al sector privado.

En un comunicado posterior a su designación, Robert Hur aseveró que realizará las investigaciones “sin miedo ni favoritismos”.

“Dirigiré la investigación asignada con un juicio justo, imparcial, y desapasionado. Tengo la intención de revisar los hechos de manera rápida y exhaustiva, sin miedo ni favoritismo, y honraré la confianza que me dieron para realizar este trabajo”, declaró Hur en un comunicado.

Las reacciones

La información sobre los documentos clasificados se convirtió rápidamente en un escándalo político para Biden debido a que su Gobierno impulsa una investigación contra Trump por la misma acusación: poseer y almacenar documentos clasificados.

Aunado a ello, Biden habría declarado para la cadena MNSBC, en febrero de 2018, que él ya no poseía ni revisaba documentos clasificados, en el marco de las investigaciones suscitadas por la supuesta influencia de Rusia en las elecciones de 2016 para favorecer a Trump.

El expresidente de EEUU Donald Trump en Mar-a-lago el día de las elecciones, el 8 de noviembre de 2022, en Palm Beach, Florida - Sputnik Mundo, 1920, 10.01.2023

Donald Trump: “¿Cuándo el FBI va a allanar las muchas casas de Joe Biden?

Medios como MSNBC, CNN y The New York Times consideran que el caso de Biden difiere totalmente del de Trump, ya que el actual mandatario habría informado de inmediato sobre los documentos a los Archivos Nacionales. En el caso del expresidente, él se negó en más de una ocasión a devolver dichos documentos, lo que llevó al FBI a realizar un cateo en su residencia de Mar A-Lago, en agosto de 2022.

Las críticas del Partido Republicano hacia el mandatario demócrata no tardaron en llegar. El recién elegido presidente de la Cámara de Representantes, Kevin McCarthy, consideró que Biden sabía qué documentos tenía y en dónde los guardó, ya que, de otro modo, no habría pedido a su equipo buscarlos.

“Yo creo que, si llamas a un abogado para sacar algo de una oficina, él debía saberlo desde hace tiempo. Creo que tiene muchas respuestas para el público estadounidense. Lo bueno es que el pueblo estadounidense tiene un Congreso que puede obtener respuestas”, declaró McCarthy en la primera conferencia en su nuevo cargo.

La senadora de Carolina del Sur, Lindsey Graham, quien además preside el Comité Judicial del Senado, opinó que, al igual que el caso de Trump, se debe instaurar un comité especial para investigar el caso Biden.

“Pienso que, si crees que es necesario un comité especial para asegurar al público sobre los documentos clasificados en posesión de Donald Trump, también deberías pedir un comité especial para el mal manejo de documentos clasificados del presidente Biden cuando fue vicepresidente”, declaró Graham en entrevista para Fox News.

En tanto, fuentes cercanas al equipo de Trump declararon a CNN que este caso es importante para ellos por varios factores. Primeramente, por la aparente similitud de las acusaciones y, en segundo lugar, porque el fiscal Garland fue clave para el cateo que se realizó en Mar A-Lago.

Tomado de Sputnik

Compartir en:

Deja un comentario