Ordenan arresto del exministro de Bolsonaro por intentona golpista

La Justicia brasileña ordena el arresto del exsecretario de Seguridad Pública en el gobierno de Bolsonaro por su “omisión dolosa” durante el intento golpista.

El juez del Tribunal Supremo de Brasil Alexandre de Moraes ha dispuesto este martes la detención del exsecretario de Seguridad Pública en el gobierno de Jair Bolsonaro, Anderson Torres, quien se encuentra actualmente en Estados Unidos de vacaciones, y de un excomandante de la Policía Militar de Brasilia (capital), Fábio Augusto Vieira.

Torres estaba a cargo de la seguridad en Distrito Federal de Brasilia durante el intento del golpe de Estado del pasado domingo, cuando miles de simpatizantes del presidente Bolsonaro invadieron los edificios del Parlamento, la Corte Suprema y la Presidencia de la República.

Como sospecho de haber facilitado el asalto de las sedes gubernamentales, la Policía Federal ha registrado la casa de Torres en Brasilia (la capital) en busca de pruebas.

El juez ha explicado que el exministro tenía el deber legal de adoptar una planificación adecuada para la seguridad, medida que no llegó a tomarse, por lo que hay “fuertes indicios de que la conducta de los terroristas criminales solo podría darse por la participación u omisión dolosa (de las autoridades investigadas)”, según ha informado el periódico ‘O Globo’.

El magistrado ha considerado que la conducta de Torres y el excomandante general de la Policía Militar son “extremadamente graves”, ya que pueden poner en peligro la vida del presidente Luiz Inácio Lula da Silva, ministros y parlamentarios.

Ricardo Cappelli, el interventor federal para la capital asignado por Lula da Silva, había acusado abiertamente a Torres de haber saboteado el plan de seguridad definido para la manifestación del domingo en Brasilia, lo que resultó en actos de vandalismo contra las sedes del poder.

Lula asumió la Presidencia de Brasil el pasado 1 de enero, dos meses después de derrotar en las elecciones a Bolsonaro. Pero, cientos de partidarios de Bolsonaro se niegan a aceptar la victoria electoral del izquierdista Lula.

Bolsonaro, a su vez, salió de Brasil a fines del año pasado rumbo a Estados Unidos, en concreto al estado de Florida (sureste), donde ahora reside el expresidente de EE.UU., Donald Trump. El viaje evitó que el exmandatario participara en la toma de posesión de Lula.

Tomado de HispanTV

Compartir en:

Deja un comentario