Mito o realidad: ¿reiniciar tu teléfono celular ayuda a que funcione mejor?

Cada día buscamos cómo aprovechar mejor nuestro teléfono celular. ¿Sirve de algo reiniciarlo?

Sin importar la marca, un teléfono celular tiende a generar problemas con el paso del tiempo. Es normal, parte del uso constante, diario. Sin embargo, existe la posibilidad de ayudar a que funcione mejor y extienda su tiempo de vida útil. ¿Cómo? Reiniciándolo.

Sí, no es un mito: reinicia tu teléfono celular cada cierto tiempo y notarás la diferencia.

Ocurre lo mismo con otros dispositivos electrónicos, como las tabletas y las computadoras, sean laptops u ordenadores comunes. Pero, ¿cuál es el motivo de esto?

Las tres razones por las que debes reiniciar tu teléfono celular

Como explican los amigos de Móvil Zona, hay tres razones de peso por los que un teléfono celular (y otros dispositivos, como hemos visto) mejora su desempeño cuando se reinicia.

La primera razón es que la batería se calibra, ya que podrá enfriarse luego de varias horas de uso, volviendo a un modo estable. Ayuda tanto que reinicies el móvil como que lo apagues por algunos minutos, incluso toda la noche.

Teléfono celular
Teléfono celular Imagen genérica

Otro motivo importante es que el sistema se actualiza, fortaleciendo los parches de seguridad del sistema. Los fallos en los móviles por lo general son resueltos por la misma compañía que genera su sistema, de allí a que se realicen actualizaciones. Para completarlas, se requiere que el teléfono celular se reinicie.

Un tercer motivo es que la memoria temporal se limpia. También conocida como memoria caché, es un conjunto de archivos temporales o residuales que permiten que las aplicaciones funcionen de manera más fluida. Sin embargo, al acumularse, el teléfono celular se pone más lento. El borrado de esta memoria temporal y el reinicio del móvil mejoran el desempeño.

El tiempo recomendado para hacer los reinicios

¿Y cada cuánto tiempo debes reiniciar el smartphone? No hay un estimado, pero prueba hacerlo cada dos semanas, aunque también todo depende de cuánto lo utilices.

Si eres un fanático que no puede vivir sin ver la pantalla, esas dos semanas son recomendables; si solo lo usas para llamar y algunas cosas más, hazlo una vez al mes.

Y esto, sin importar si es un Android o un iPhone.

Tomado de fayerwayer

Compartir en:

Deja un comentario