6 infusiones astringentes para calmar la diarrea

Las hierbas con propiedades astringentes se han utilizado como coadyuvantes para detener la diarrea. ¿Cuáles son las más recomendadas? ¡Descúbrelas!

El uso de infusiones astringentes como complemento para calmar la diarrea continúa vigente. Si bien es importante establecer la causa de este problema para darle un manejo adecuado, algunas plantas contribuyen a acelerar el proceso de recuperación.

En particular, resultan útiles para tratar la pérdida de líquido y de minerales, regular las secreciones y promover un buen funcionamiento intestinal. Esto se debe, en gran medida, a su aporte de compuestos fenólicos, taninos y sustancias antimicrobianas que coadyuvan en el equilibrio de la función digestiva.

¿Cuáles son las más recomendadas? ¡Descúbrelas!

¿Cómo actúan las infusiones astringentes para calmar la diarrea?

Primero hay que conocer cómo funcionan las infusiones astringentes para el alivio de la diarrea. Un astringente hace referencia a una sustancia capaz de tonificar o tensar el tejido. En este caso particular, los compuestos de las plantas reducen la irritación del tejido intestinal, lo tonifican y brindan un efecto protector contra los patógenos.

A su vez, enlentecen los movimientos intestinales y disminuyen la frecuencia y el volumen de las deposiciones. Con relación a esto, un artículo divulgado en Pharmacognosy Magazine explica que los polifenoles —y en especial los taninos— son los principales responsables de la astringencia de las hierbas. Así pues, conviene elegir aquellas con un abundante aporte de estas sustancias.

Función de los taninos en el manejo de la diarrea

Los taninos son compuestos fenólicos solubles en agua que se caracterizan por su acción astringente, antiinflamatoria y antioxidante. Como lo detalla una publicación en Biomolecules, su función principal es la de proteger a las plantas contra el ataque de los insectos y los hongos.

Además, es lo que produce ese sabor amargo y esa sensación áspera y seca al probar algunos frutos y hierbas. En lo que a efectos medicinales se refiere, se conocen por su acción contra la diarrea. Al tener la capacidad de secar y desinflamar las secreciones mucosas, las deposiciones tienden a reducirse.

Por tal razón, ahora mismo se utilizan en la fabricación de suplementos antidiarreicos. Un estudio compartido a través de la Revista Española De Enfermedades Digestivas informó que el tanato de gelatina —complemento a base de taninos— ayudó a reducir la consistencia y el número de deposiciones en niños con diarrea aguda.


Te puede interesar Diarrea infecciosa, todo lo que debes saber


¿Cuáles son las infusiones astringentes más recomendadas para la diarrea?

El consumo de infusiones astringentes puede mejorar los síntomas en caso de diarrea aguda. Si se trata de episodios severos, o si se acompaña de síntomas como fiebre, vómitos y debilidad, lo mejor es acudir al médico.

La biblioteca de información de salud PeaceHealth destaca que las hierbas más utilizadas para la diarrea debido a su contenido de taninos y su acción astringente son las siguientes:

  • Hojas y raíces de mora.
  • Hojas de arándano.
  • Frambuesa roja.

Asimismo, menciona otras opciones, como la manzanilla, el geranio y la algarroba. ¿Y qué función ejercen en el organismo? ¿Hay evidencias sobre sus efectos? Veamos en detalle qué dice la ciencia y cómo se preparan.

1. Hojas o raíces de mora

La mora, de nombre científico Rubus fruticosus, es una planta conocida por su abundante contenido de taninos, ácido gálico, vitamina C, pectina y hierro. Una publicación divulgada a través de Pharmacognosy Reviews detalla que sus raíces, en particular, se han empleado como coadyuvantes contra la diarrea.

Además, a través de la revista Molecules, se informó que la corteza de la raíz y las hojas de esta planta tienen potencial astringente, lo que le confiere propiedades antidiarreicas.

Moras.
Las moras tienen una alta concentración de sustancias antioxidantes, entre las que se incluyen los taninos.

Ingredientes

  • 1 cucharada de hojas o raíz de mora (10 gramos).
  • 2 tazas de agua (500 mililitros).

Instrucciones

  1. Vierte las hojas o la raíz de mora en una olla con agua hirviendo.
  2. Tapa la bebida y déjala reposar de 10 a 15 minutos.
  3. Luego, fíltrala con un colador y consúmela.
  4. Ingiere 2 o 3 tazas al día.

2. Hojas de arándanos

Un estudio compartido a través de Frontiers in Pharmacology detalla que, tanto las hojas como los frutos de los arándanos (V. myrtillus) son abundantes en taninos. De hecho, todo el género Vaccinium se reconoce por esta cualidad.

Se estima que hasta un 10 % de las hojas contienen esta sustancia. De ahí sus propiedades astringentes y antidiarreicas.

Los arándanos para la diarrea.
El mismo color de los arándanos denota su composición rica en taninos.

Ingredientes

  • 1 cucharada de hojas de arándanos trituradas (10 gramos).
  • 2 tazas de agua (500 mililitros).

Instrucciones

  1. Incorpora las hojas de arándano en una olla con dos tazas de agua.
  2. Deja hervir a fuego mínimo durante 5 minutos y retira.
  3. Espera que la infusión repose 10 minutos y pásala por un colador.
  4. Ingiere 2 tazas al día hasta sentir mejoría.

3. Hojas de frambuesa roja

Las hojas de frambuesa roja (Rubus idaeus) se emplean en la medicina tradicional para reducir la hinchazón abdominal y la diarrea. En una publicación de la revista Antioxidants se reconoce su potencial para calmar los síntomas de la diarrea leve.

Frambuesas para hacer una infusión astrigente.
Las frambuesas pertenecen a la misma familia de las moras.

Ingredientes

  • 1 cucharada de hojas de frambuesa roja (10 gramos).
  • 2 tazas de agua (500 mililitros).

Instrucciones

  1. Lleva las tazas de agua a punto de ebullición y, posteriormente, incorpora las hojas de frambuesa.
  2. Espera que la infusión repose 10 minutos y fíltrala con un colador.
  3. Consume 2 o 3 tazas al día, hasta conseguir alivio.

4. Manzanilla

Una de las infusiones astringentes más populares es la de manzanilla. Una recopilación de estudios divulgada en Molecular Medicine Reports expone que su alto contenido de flavonoides y de terpenoides favorece el alivio de los trastornos gastrointestinales.

Por su parte, un estudio en ratas compartido en Journal of Ethnopharmacology reportó que esta planta tiene propiedades antidiarreicas y antioxidantes. Si bien se requieren pruebas clínicas en humanos, estos hallazgos sugieren que la planta tiene potencial contra este problema digestivo.

Manzanilla para la diarrea.
La manzanilla ha sido usada desde antaño para los problemas digestivos.

Ingredientes

  • 1 cucharada de manzanilla seca (10 gramos).
  • 1 taza de agua (250 mililitros).

Instrucciones

  1. Vierte la manzanilla seca en una taza de agua hirviendo.
  2. Tapa la bebida y déjala reposar 10 minutos.
  3. Pasado este tiempo, fíltrala con un colador y consúmela.
  4. Repite su ingesta 2 o 3 veces al día si los síntomas persisten.

5. Geranio

En la medicina tradicional, el geranio es un conocido astringente y calmante para los trastornos digestivos. En particular, su infusión se emplea para frenar los episodios de diarrea y contrarrestar la pérdida de líquidos y sales minerales.

Con relación a esto, un estudio en animales determinó que el extracto de hojas de geranio tiene propiedades antidiarreicas y antipropulsoras, atribuidas a su contenido de taninos.

Geranio para la diarrea.
Los geranios podrían modificar el peristaltismo, es decir, la frecuencia de los movimientos intestinales.

Ingredientes

  • 1 cucharada de hojas de geranio (10 gramos).
  • 2 tazas de agua (250 mililitros).

Instrucciones

  1. Vierte el geranio seco en una taza de agua hirviendo.
  2. Tapa la infusión y déjala reposar 10 minutos.
  3. Luego fíltrala y consúmela.
  4. Si la diarrea persiste, toma hasta 2 tazas al día.

6. Algarroba

A partir de la corteza de algarroba se puede preparar una infusión astringente y antiinflamatoria, idónea para favorecer el alivio de la diarrea y de inflamaciones en el tracto gastrointestinal. Una publicación en International Journal of Molecular Sciences detalla que las vainas de algarroba maduras contienen taninos, un compuesto activo que ayuda a calmar la diarrea.

Vaina de algarroba para hacer infusión contra la diarrea.
La vainas de algarroba tienen una alta concentración de taninos.

Ingredientes

  • 1 cucharada de polvo de algarroba (10 gramos).
  • 2 tazas de agua (250 mililitros).

Instrucciones

  1. Incorpora el polvo de algarroba en dos tazas de agua hirviendo.
  2. Deja reposar la bebida por 10 minutos hasta que alcance una temperatura apta para el consumo.
  3. Ingiere la infusión una vez al día.

Recomendaciones para el consumo seguro de las infusiones astringentes

El consumo de infusiones astringentes para la diarrea suele ser seguro para la mayoría de las personas. Al ser un remedio que se toma de manera puntual, en cantidades moderadas, no suele derivar en efectos secundarios.

Aun así, se recomienda evitar su uso en los siguientes casos:

  • Niños pequeños.
  • Embarazo y lactancia.
  • Pacientes con enfermedades hepáticas o renales.
  • Personas en tratamiento con anticoagulantes, antidiabéticos, antidepresivos, entre otros fármacos.

Dado que las hierbas pueden interactuar con fármacos o suplementos, es necesario consultar al médico antes de proceder a su consumo. A veces, se inhibe la acción o la potencia. Ambos casos conllevan riesgos para la salud.


Lee también Tratamientos de la diarrea relacionada con antibióticos


¿Qué hay que recordar sobre las infusiones astringentes para la diarrea?

Los taninos que contienen algunas plantas medicinales se pueden aprovechar mediante infusiones para acelerar el alivio de la diarrea. Aun así, estas bebidas no deben ser un tratamiento de primera elección contra este síntoma. Es necesario establecer su causa para optar por medidas terapéuticas más efectivas.

Es posible que el médico sugiera cambios en la alimentación, el consumo de bebidas de rehidratación oral y reposo para superar este problema. Si es necesario, el tratamiento puede incluir fármacos antidiarreicos.

Tomado de Mejor con salud

Compartir en:

Deja un comentario