La ONU rechaza comentar las incómodas confesiones de Merkel y Hollande sobre los Acuerdos de Minsk

El portavoz del secretario general de la ONU dejó sin comentarios las declaraciones de la excanciller alemana Angela Merkel y del expresidente francés Hollande sobre los Acuerdos de Minsk. Ambos admitieron que su objetivo era dar tiempo a Kiev para reforzar su Ejército, a pesar de que antes se declaraba que su fin era alcanzar la paz en Ucrania.

Durante una sesión informativa, los periodistas preguntaron hasta qué punto las palabras de Angela Merkel y François Hollande reflejaban la postura del secretario general de la ONU sobre los Acuerdos de Minsk. Stéphane Dujarric calificó la pregunta de legítima, sin embargo decidió no responderla.

“Dejaría el análisis histórico a los periodistas, exfuncionarios e historiadores”, contestó.

El portavoz añadió que la ONU está centrada el día de hoy en intentar poner fin al conflicto.

A principios de diciembre, Merkel admitió que los Acuerdos de Minsk eran un intento de dar tiempo a Kiev para reforzarse. Le siguió Hollande, quien afirmó que la situación geopolítica no favorecía a Ucrania y que Occidente necesitaba un respiro.

Los Acuerdos de Minsk, firmados en 2015, tuvieron como objetivo resolver el conflicto en el este de Ucrania. Preveían un alto el fuego, la retirada del armamento pesado de la línea de contacto y una reforma constitucional, cuyos elementos clave habrían sido la descentralización y la aprobación de una ley sobre el estatus especial de Donbás.

Este plan nunca fue aplicado por el régimen de Kiev y su negativa a hacerlo desembocó en la operación militar especial rusa en febrero del 2022.

Tomado de Sputnik

Compartir en:

Deja un comentario