Pentágono amenaza con asesinar a Putin, advierte canciller ruso

El canciller ruso, Serguéi Lavrov, ratifica que funcionarios militares estadounidenses han amenazado muchas veces con matar al presidente ruso, Vladímir Putin.

“Hay algunos funcionarios anónimos del Pentágono [el Departamento de Defensa de EE.UU.] que en realidad han enunciado amenazas de lanzar un ‘ataque decapitador’ contra el Kremlin, que de hecho es una amenaza de asesinato contra el presidente ruso”, dijo Lavrov en una entrevista con la agencia de noticias rusa TASS publicada el martes.

A continuación, el ministro de Asuntos Exteriores ruso advirtió de que “si alguien realmente tiene tales ideas, entonces, ese alguien debería pensar largo y tendido sobre las posibles consecuencias de tales planes”.

Asimismo, denunció que las señales provocativas que provienen desde el Occidente sobre un ataque nuclear evidencian que no queda vestigios de respetabilidad. Según precisó el alto diplomático ruso, los comentarios de ex primera ministra británica Liz Truss es un ejemplo notable de estas realidades, dado que dijo de manera directa y públicamente durante “su campaña preelectoral que estaba lista para ordenar un ataque nuclear”.

Además, afirmó que el presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, había ido tan lejos como para instar a los Estados de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) a lanzar ataques nucleares preventivos contra el gigante euroasiático. “Esto cruza la línea de lo que es aceptable. Sin embargo, escuchamos declaraciones mucho peores de figuras dentro del régimen [de Kiev]”, añadió.

Rusia ha descartado en reiteradas ocasiones la posibilidad de uso de armas nucleares durante su operación militar en Ucrania. Al respecto, el director adjunto del Departamento de No Proliferación y Control de Armas de la Cancillería rusa, Igor Vishnevetski, ha indicado que una guerra nuclear es “imposible”, ya que “significaría el fin de la civilización”.

Desde el inicio de la operación especial militar de Rusia en Ucrania en 24 de febrero, los países occidentales, encabezados por Estados Unidos, han utilizado diversas estrategias, incluidas sanciones de todo tipo, para presionar a Moscú a que termine su operación militar en Ucrania; algo que no ha dado resultados.

Por su parte, el Kremlin ha dejado claro que no ha empezado “una guerra” contra los civiles del país eslavo, sino que su objetivo fue desnuclearización y desnazificación de la región y que continuará la operación hasta lograr todos sus objetivos. Entre tanto, acusa a Washington y sus aliados de que la entrega masiva de armas a Kiev obstaculiza cualquier diálogo para acabar con el conflicto.

Tomado de HispanTV

Compartir en:

Deja un comentario