Francia aviva la polémica y se queja por los “excesos” de Argentina tras ganar el Mundial

Al titular de la Federación Francesa de Fútbol, Noël Le Graët, los gestos y acciones de los jugadores argentinos le parecen “anormales”.

El presidente de la Federación Francesa de Fútbol (FFF), Noël Le Graët, ha avivado la polémica entre las selecciones de Francia y Argentina, al señalar que los gestos y acciones de los jugadores suramericanos para celebrar su triunfo en el Mundial de Catar 2022, le resultaron excesivos y “anormales”.

En una entrevista con el medio Ouest-France, Le Graët dijo que le escribió directamente a su homólogo de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA), Claudio ‘Chiqui’ Tapia, para quejarse sobre la situación que, a su parecer, “ha ido demasiado lejos”.

“Le escribí a mi homólogo de la Federación Argentina. Estos excesos me parecen anormales en el contexto de una competencia deportiva y me cuesta entender. Ha ido demasiado lejos”, comentó Le Graët.

Las quejas de la FFF ya se habían hecho públicas desde el martes pasado cuando el ente se pronunció en un comunicado para condenar “comentarios racistas y de odio” divulgados en redes sociales contra los jugadores franceses tras la victoria de Argentina.

“Después de la final de la Copa del Mundo, varios jugadores de la selección francesa fueron objeto de inaceptables comentarios racistas y de odio en las redes sociales. La Federación Francesa de Fútbol condena enérgicamente estos comportamientos y abusos intolerables”, señaló la FFF, que presentará una denuncia contra los autores de los dichos.

Le Graët agregó que para enfrentar la controversia han realizado “diferentes procedimientos” para defender y apoyar a los jugadores que han sido objeto de burlas y comentarios como Kylian Mbappé, Randal Kolo Muani, Kingsley Coman y Aurélien Tchouaméni.

¿Por qué surge la polémica y los ataques se enfocan en Mbappé?

Tras la victoria de Argentina, el delantero francés Mbappé ha sido uno de los jugadores contra los que más han cargado los fanáticos argentinos, e incluso de otros países, porque en mayo pasado el deportista galo dijo que “en Suramérica el fútbol no está tan avanzado como en Europa”.

“La ventaja que tenemos aquí [Europa] es que siempre jugamos partidos de mucho nivel, tenemos la Nations League por ejemplo. Cuando lleguemos a la Copa del Mundo, estaremos listos”, dijo Mbappé a TNT Sports Brasil.

Argentina y Brasil no juegan partidos de mucho nivel para llegar a la Copa del Mundo. En Suramérica el fútbol no está tan avanzado como en Europa. Y es por eso que cuando miras las últimas Copas del Mundo siempre son los europeos los que ganan”, agregó.

Esas declaraciones, que fueron consideradas como “supremacistas” por distintos usuarios de redes sociales, le dieron pie a muchas personas para convertir a Mbappé en protagonista de memes y burlas, tras la derrota de Francia por los suramericanos.

A las mofas se ha sumado principalmente el portero argentino Emiliano ‘Dibu’ Martínez, quien durante y después del partido hizo gestos para sacar de concentración a los adversarios, responder a los fanáticos galos desde las gradas y a las palabras de Mbappé, a quien incluso llegó a consolar en plena cancha, mientras Argentina celebraba la victoria.

Martínez ha sido protagonista dentro y fuera del partido. Segundos antes de finalizar el tiempo extra con el empate a tres goles, el portero paró un tiro de Muani que iba a gol y pudo darle la Copa a Francia. Luego, en la tanda de penales, presionó a Tchouaméni a fallar un tiro y lo festejó con un baile particular que atizó la ira de los fanáticos franceses.

Según relató el guardameta a sus fanáticos en Argentina, cuando le lanzó la pelota lejos del punto penal y le dijo algunas cosas, el francés se puso “nervioso” y terminó tirando el balón afuera porque “se cagó todo”.

El muñeco de Mbappé

Martínez aumentó la controversia porque durante la premiación de la FIFA, en la que fue condecorado como el mejor portero de Mundial, colocó el trofeo en forma de guante de oro por delante de sus genitales y con su cara hizo una mofa contra la fanaticada francesa.

Lo hice porque los franceses me abucheaban. La soberbia conmigo no va“, dijo el guardameta tras viralizarse su acción que fue señalada como obscena y de mal gusto por unos fanáticos, mientras que otros lo defendieron.

Luego, cuando Argentina festejaba dentro de los vestuarios, Martínez pidió “un minuto de silencio” por Mbappé, quien a pesar de marcar tres goles en la final y otro tanto en la tanda de penales, no pudo ganar la Copa.

La polémica aumentó durante la caravana que hizo la selección argentina al llegar a Buenos Aires. Allí el portero mostró un muñeco de bebé con la cara de Mbappé que llevaba cargado en brazos para transmitir que se había convertido en el papá del jugador francés, burla utilizada a lo interno del mundo deportivo para decir que lo “tienen de hijo” y que debe respetar.

La imagen del ‘Dibu’ con el muñeco terminó de enfurecer a los galos, a tal punto que el tema escaló al mundo de la política. El diputado Karl Olive, por ejemplo, pidió quitarle el premio de mejor portero a Martínez, mientras que el ministro de Economía, Bruno Le Maire, cargó contra la FIFA por lo “indigno” de la situación.

¿Qué hace la FIFA? El deporte es juego limpio, es respeto por los demás, es respeto por los que han perdido, no vamos a añadir insultos a la decepción”, dijo el alto funcionario del gobierno de Emmanuel Macron citado por Le Monde.

Pero la polémica también tiene ecos en Francia, donde también surgieron gestos antiargentinos. En redes se hizo viral una camiseta pisoteada de Lionel Messi, capitan de los albicelestes y quien juega con el número 30 para el club París Saint-Germain. La franela fue colocada en el piso de la entrada de un local para que los transeúntes la humillaran.

Tomado de RT

Compartir en:

Deja un comentario