Fin de año y sus ¡tradiciones!

Para muchas personas alrededor del mundo, Año Nuevo es de las festividades más esperadas a lo largo de los 365 días anteriores, ya que marca un antes y un después del buen o mal año que se pudo haber tenido. Por eso los últimos días de diciembre son de celebración y cada cual hace gala de sus tradiciones…

Una de las tradiciones más comunes (aun en tiempos de internet) es el envío de tarjetas navideñas, práctica que inició en los Estados Unidos desde la década de 1870, aunque la primera de ellas se imprimió en Londres en 1846.

¿Y Papá Noel, Santa Claus, o simplemente Santa, de barba blanca, traje y gorro rojo? Es de las figuras más cotidianas por estas fechas, incluso en nuestro país, a donde “se coló” la tradición. Te comento que este es un personaje legendario del cristianismo occidental que reparte regalos a niños durante la nochebuena (el 24 de diciembre) y navidad (25 de diciembre).

Estos obsequios consisten en juguetes, golosinas, o “nada adentro”, según la “lista de niños buenos o malos”. Cuenta la leyenda que Papá Noel fabrica los regalos en su taller, y los reparte con ayuda de sus renos que tiran de su trineo por el aire.

No menos llamativa es la tradición de las uvas, que data de 1897 cuando en Madrid un grupo de personas tomaron las uvas con champán ante el reloj de la Puerta del Sol.  En 1909 se popularizó para dar salida a un excedente de producción con el lema de “uvas de la buena suerte”. Así se llegó a interpretar que de no aprovecharlas todas, las sobrantes representaban meses de mala suerte.

Para otros, sobre todo en Roma, la prosperidad está en comer lentejas, miel y fideos largos la última noche del año. Así de sencillo.

En Cuba, 2022 fue un año difícil, y las provisiones para nuestra festividad estarán aparejadas a esta realidad. No habrán árboles ni luces de navidad en espacios públicos, y sí un ambiente de paz; mientras se compartirá y disfrutará en unión familiar. No faltarán la esencia y el sello tradicional que nos distingue:

Habrá comida criolla, y música y baile y abrazos… Algunos “quemarán el año viejo” a la vera del patio; otros darán la vuelta a la cuadra maleta en mano para asegurar algún viaje… Muchos echarán un cubo de agua para “que se vaya lo malo”… Otros se vestirán de blanco porque ya se sabe que el blanco es buen augurio… Pero lo que sí haremos, juntos, es “pedir” por Cuba y por nosotros; y más que “pedir”, exigir, trabajar, y echar el resto por esta tierra y toda su gente.

Compartir en:

Deja un comentario