Diputado ruso: “La OTAN tiene todas las posibilidades de desmoronarse desde dentro”

El jefe del Comité de Asuntos Internacionales de la Cámara Baja del Parlamento ruso, Leonid Slutsky, comentó la reciente declaración de la embajadora de EEUU para la OTAN, Julianne Smith, quien aseguró que Moscú y Pekín están intercambiando ideas para debilitar la alianza.

“Para el colapso de la OTAN, ni Rusia ni China necesitan esforzarse. Algunos no recuerdan cómo el presidente de Francia Macron habló sobre la muerte cerebral de la Alianza. En muchos sentidos tenía razón. Si no fuera por la política mal pensada con respecto a la expansión de la OTAN hacia el Este, si no fuera por la separación intencional de los dos pueblos hermanos desde el exterior, si no fuera por el proyecto anti-Rusia en Ucrania, no habría la crisis de hoy”, escribió Slutsky en su canal de Telegram.

Según el político ruso, “la Alianza tiene todas las posibilidades de desmoronarse desde dentro”.

“Incluso en la prensa estadounidense recientemente comenzaron a hablar sobre la retirada de Estados Unidos de la OTAN como la forma más efectiva de poner fin al conflicto ucraniano. Y en Europa, estoy seguro de que la indigestión de la hegemonía estadounidense cada vez más podrida no se puede evitar”, agregó Slutsky.

El pasado 3 de diciembre, medios alemanes revelaron que Alemania podría estar en la lista de países cuya reserva de municiones está en niveles por debajo de los mínimos que pide la OTAN.

De acuerdo con la información filtrada a la prensa, la Bundeswehr (las Fuerzas Armadas alemanas) solo tiene municiones para soportar dos días de combates intensos, cuando el mínimo que pide la OTAN es de 30 días.

Según estimaciones de la agencia Deutsche Welle, para subsanar este déficit se requiere una inversión de entre 20.000 y 30.000 millones de euros.

A su vez, el medio estadounidense Politico informó que los países de la Organización del Tratado del Atlántico Norte están considerando utilizar para Ucrania los fondos sobrantes de una fuente de dinero que originalmente había sido creada para respaldar a las fuerzas armadas afganas.

A pesar de las dificultades que los países miembros de la UE enfrentan debido a la inflación y a la crisis energética, el alto representante para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad de la Unión Europea, Josep Borrell, rechazó los llamamientos de una parte de la opinión pública europea a suspender la ayuda militar a Ucrania para dar fin al conflicto.

De hecho, los países del bloque europeo tienen previsto aumentar las inversiones en defensa en 70.000 millones de euros (73.650 millones de dólares aproximadamente) para 2025, comunicó Borrell.

Por su parte, el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, denunció a principios de diciembre que la OTAN sigue imponiendo la guerra y prefiere luchar hasta el último ucraniano.

“La alianza [OTAN] sigue prefiriendo luchar hasta el último ucraniano y sigue suministrando armas a Ucrania. Así, naturalmente, se prolonga la guerra, lo que complica la situación para ese mismo régimen ucraniano”, declaró Peskov.

Tomado de Sputnik

Compartir en:

Deja un comentario