Trump en la cuerda floja por investigaciones en EEUU

Washington, El expresidente estadounidense Donald Trump (2017-2021) camina hoy sobre la cuerda floja por el riesgo legal y político de que el Departamento de Justicia (DOJ) decida presentar cargos en su contra ante el avance de sus investigaciones.

El republicano es centro de pesquisas de esa agencia gubernamental por sus presuntos intentos de frustrar la transición al poder del ganador de las elecciones de 2020 Joe Biden, con punto de inflexión en el asalto al Capitolio del 6 de enero de 2021, y la retención de documentos clasificados en su mansión Mar-a-Lago, a más de un año de abandonar el Despacho Oval.

Según un análisis del canal CNN, actualmente no hay indicios de que vaya a haber una acusación, pero prevalece “la sensación de que Trump se acerca a un momento de máximo peligro legal”.

La cadena explica que hay sospechas de una investigación cada vez más agresiva por parte del fiscal especial Jack Smith, así como por la realidad de un calendario que ofrece un tiempo limitado, pues en noviembre el exmandatario lanzó su candidatura para la reelección y cualquier posible imputación debería ser antes de que la campaña de 2024 esté en apogeo.

También podría tener en vilo a Trump el hecho de que el próximo 21 de diciembre el comité de la Cámara de Representantes que investiga el ataque del 6 de enero publicará su informe final, con testimonios y otras evidencias sobre los disturbios, e incluso dijo que colaborará con el DOJ en sus averiguaciones.

Reportes de prensa recientes indicaron que Smith está acelerando las pesquisas y su equipo citó al secretario de Estado de Georgia, Brad Raffensperger, a quien el entonces presidente llamó para convencerle de que “encontrara” votos suficientes para anular la victoria de Biden en el estado, en 2020.

También el fiscal convocó al exasesor de Trump Stephen Miller y a dos exestrategas legales de la Casa Blanca.

Para Preet Bharara, exfiscal del Distrito Sur de Nueva York, el nombramiento de Smith al frente de las indagaciones sobre el magnate y la formación de un equipo experimentado representan una mala noticia para Trump.

“No creo que hubieran dejado sus antiguos puestos, tanto en el Gobierno como en la práctica privada, a menos que hubiera una posibilidad seria de que el Departamento de Justicia estuviera en camino de acusar. Y creo que ocurrirá en un mes”, afirmó.

De acuerdo con un artículo en el diario The Hill, hay pruebas suficientes para presentar cargos contra el expresidente, y entre los delitos que pudo haber cometido aparecen la solicitud para cometer fraude electoral, violaciones de las leyes RICO (con penas contra la extorsión), de Espionaje y obstrucción de la justicia.

En opinión de expertos legales, de las dos investigaciones del DOJ, la relativa a los archivos clasificados puede avanzar más rápido, después de varios intentos fallidos de Trump en los tribunales para retrasarla.

Mientras, el republicano niega haber actuado mal, sugirió que la designación de un abogado especial tenía motivaciones políticas y rechazó colaborar con las investigaciones.

Como indica CNN, cualquier decisión de acusar al neoyorquino desencadenaría una furiosa reacción política, y dado que el movimiento en respaldo al exgobernante ya mostró que ve la violencia como una herramienta legítima, las cosas podrían ponerse especialmente peligrosas.

Tomado de PL

Compartir en:

Deja un comentario