Termómetro europeo: el oráculo teme por el fútbol

Madrid, Sería difícil escuchar a Apolo tocar la lira con el cántico de las divinidades alrededor del oráculo de Delfos, un ceremonial místico al que se encomienda hoy el fútbol europeo.

Dicho de esta manera, parece traído por los pelos, pero la realidad demuestra que tal y como están las cosas en la Copa Mundial de Qatar 2022, lo que antes era una descabellada final entre un coloso, Argentina, y el increíble Marruecos, es posible.

De hecho, vale la pena recordar ahora al exjugador camerunés y presidente de su federación de balompié, Samuel Eto´o, quien vaticinó una disputa por la Copa Fifa el 18 de diciembre entre Marruecos y su país.

Entonces a todos nos pareció la predicción fruto del deseo de ver, por fin, el protagonismo de los equipos africanos. Con Camerún erró, porque el conjunto que compitió en Qatar está lejos del mejor nivel de antaño, pero con los magrebíes acertó.

Uno piensa que de alguna manera, Eto´o debe haberse acercado al monte Pamaso de la Antigua Grecia para presenciar, virtualmente, una ceremonia del oráculo de Delfos, junto a musas, diosas menores del canto y la poesía, y las náyades.

Así imaginó a los camerunenses en el día crucial de Qatar en el estadio Lusail y a los marroquíes. Parte del sueño está cumplido.

Mientras, los termómetros europeos andan temblorosos, y no precisamente por el frío y la lluvia que trae el final del otoño y en el umbral de la estación invernal. Sencillo, la posibilidad de no llegar a Lusail no es un pronóstico absurdo.

No obstante, caminando a hurtadillas por un terreno movedizo, las casas de apuestas siguen pensando en una cita el próximo domingo entre el actual monarca, Francia, y Argentina.

Vende, y mucho, el duelo cara a cara entre posiblemente los dos mejores jugadores del orbe en la actualidad, el ascendente Kylian Mbappé, y el todavía en forma Lionel Messi. Ambos, por cierto, compañeros de club, en el París Saint Germain.

Empero, para que ello suceda habrá que saltarse a dos seleccionados que confirmaron no llegaron a tierras qataríes de espectadores. Primero, la Croacia de Modric, Perisic, Brozovic, Juranovic, Kovacic y Livakovic tratará de amargarla la noche a los argentinos.

Luego, este miércoles, Ziyech, Hakimi, Bono, Boufal, En-Nesyri o Amrabat, tratarán de hacer valer la condición de Leones del Atlas de Marruecos.

Tomado de PL

Compartir en:

Deja un comentario