Palestina alerta sobre el peligro del próximo gobierno israelí

Ramala, La cancillería palestina insistió hoy en el peligro que representa para la región el próximo gobierno israelí, encabezado por Benjamin Netanyahu, y con varias figuras abiertamente antiárabes y racistas.

El Ministerio de Asuntos Exteriores y Expatriados alertó en un comunicado sobre los planes expansionistas y agresivos de Netanyahu y sus socios, incluidos los diputados ultraderechistas Itamar Ben Gvir y Bezalel Smotrich.

El texto denunció la estrategia de la coalición ultranacionalista que incluye la ampliación de las colonias en tierras palestinas, la judaización de Jerusalén oriental y la demolición de viviendas y expulsión de familias palestinas de sus propiedades.

Ante esa situación, llamó a la comunidad internacional a presionar a Israel para obligarlo a volver a la mesa de negociaciones, aunque tanto el gobierno saliente como el entrante descartaron cualquier diálogo con el liderazgo palestino.

También responsabilizó a las autoridades de la vecina nación “por las consecuencias de sus continuas violaciones y crímenes contra los ciudadanos palestinos”.

Asimismo, criticó los acuerdos entre Netanyahu y sus socios de la coalición, en especial Ben Gvir y Smotrich.

Para obtener su respaldo, el primer ministro designado otorgó a Ben Gvir poderes sin precedentes sobre la policía como próximo titular de Seguridad Nacional.

Acusado más de 50 veces y condenado ocho por disturbios, vandalismo e incitación al racismo, este último ahora tendrá bajo su control total no solo a ese cuerpo sino también a la policía fronteriza en Cisjordania, que siempre estuvo bajo el mando del Ministerio de Defensa.

Según el pacto, Ben Gvir sería el encargado de formular las políticas de ese cuerpo, al relegar al comisionado de policía al papel de mero administrador.

Los planes de nombrar al político para ese cargo levantaron una ola de preocupación en la región y duras críticas de diversos sectores israelíes.

Como parte de los acuerdos de coalición, Netanyahu retiró los poderes que la cartera de Defensa tiene sobre Cisjordania desde la ocupación del territorio en 1967 y los entregó a Smotrich, dirigente del partido Sionismo Religioso.

Conocido por su discurso antiárabe y extremista, Smotrich, tras la reciente victoria electoral de la alianza conservadora, exigió Defensa, pero ante la ola de cuestionamientos internacionales, Netanyahu no se atrevió a dar ese paso, aunque le transfirió el control sobre la Ribera Occidental.

Tomado de PL

Compartir en:

Deja un comentario