Justicia Electoral de Brasil formaliza victoria en urnas de Lula

La Justicia Electoral formalizará hoy el triunfo en urnas del presidente electo Luiz Inácio Lula da Silva, candidato nominado en la segunda vuelta de sufragio del 30 de octubre por la mayoría de los brasileños.

Junto al vicepresidente electo Geraldo Alckmin, el fundador del Partido de los Trabajadores (PT) se graduará (certificar victoria en la consulta) en el Tribunal Superior Electoral (TSE), en Brasilia, en un evento concurrido.

El portal UOL indicó que 280 invitados confirmaron su presencia en el acto, entre ellos, los exmandatarios Dilma Rousseff y José Sarney.

Pronosticada para un poco más de una hora, la ceremonia también debe contar con la asistencia de los ministros del TSE y el Supremo Tribunal Federal, parlamentarios, gobernadores y futuros miembros del Ejecutivo de Lula.

El jefe de Estado electo será el primero en dar un discurso y luego lo hará el timonel del TSE, ministro Alexandre de Moraes, según las reglas de la corte.

Durante la formalidad, que marca el fin del proceso electivo, serán entregados a Lula y a Alckmin los respectivos diplomas firmados por De Moraes.

Tal documento habilita a ambos a tomar posesión en los cargos de presidente y vicepresidente ante el Congreso Nacional.

La ceremonia de entrega de la banda presidencial está programada para el 1 de enero.

El actual gobierno no confirmó la participación de derrotado mandatario de tendencia ultraderechista Jair Bolsonaro en la asunción del nuevo presidente, prevista para las 14:00, hora local, en el primer día de 2023.

Para la investidura, la Explanada de los Ministerios contará con el mismo esquema de seguridad adoptado en el feriado del 7 de septiembre y en la segunda ronda de comicios.

En la primera vuelta de referendo del 2 de octubre, el otrora aspirante al poder por el PT ganó con 48,43 por ciento de los votos válidos, mientras que Bolsonaro, quien codiciaba reelegirse por el Partido Liberal, tuvo 43,20 por ciento.

Como ninguno de los políticos logró en ese pleito la mayoría absoluta de votos, es decir, más de la mitad de válidos (excluidos blancos y nulos), como establece la legislación para ser electo, disputaron el balotaje.

De manera muy cerrada, el extornero mecánico volvió a triunfar en el segundo turno con un 50,90 por ciento frente al 49,10 del exmilitar.

Tomado de Cubasi

Compartir en:

Deja un comentario