Derechos de la niñez, derechos conquistados

El 10 de diciembre fue escogido como Día de los Derechos Humanos desde el año 1950. Hoy el mundo celebra la fecha bajo el lema “Dignidad, libertad y justicia para todos”, en un contexto marcado las crisis y la desigualdad.

Sin dudas, uno de los segmentos más afectados por esa realidad es la niñez, y no parece que ello cambiará, al menos a corto plazo. Según estimaciones expuestas en la Asamblea General de las Naciones Unidas, de cara a 2030 vivirán en la pobreza extrema 167 millones de infantes en el mundo, 69 millones de menores de cinco años habrán fallecido debido a enfermedades curables, y 60 millones en edad de asistir a la escuela seguirán sin escolarizar.

Obviamente, Cuba está entre las naciones vulnerables, mucho más después del lastre en todas las esferas derivado de la COVID-19, del bloqueo y los problemas internos. Sin embargo, es cotidiano el interés por educar y amparar a los más pequeños.

La Constitución cubana defiende que se les garantice a los niños todos sus derechos mediante la acción cohesionada de la familia, la escuela, los órganos estatales y las organizaciones de masas y sociales, lo cual refuerza el nuevo Código de las Familias aprobado recientemente.

En tiempos crisis y fenómenos que obstaculizan el desarrollo pleno de la niñez, Cuba se mantiene anualmente con una de las tasas de mortalidad infantil por cada mil nacidos vivos más bajas del mundo, con servicios de salud y educación gratuitos, sin corrupción de menores, venta, prostitución, trata u otras formas de abuso sexual.

Se promueve, además, el deporte y la cultura, la educación patriótica y la formación valores en los niños y jóvenes, lo cual tributa a su crecimiento espiritual, su reafirmación como seres humanos y que aporten a la vida social.

Compartir en:

Deja un comentario