China y Rusia crean un puente para torear todas las crisis globales

China y Rusia expresan su disposición de afianzar la alianza estratégica en todas las direcciones, para hacer frente a retos, como la crisis económica mundial.

El primer ministro ruso, Mijaíl Mishustin, sostuvo el lunes una reunión virtual con su homólogo chino, Li Keqiang, en la que destacó la visión común de ambos países sobre muchos problemas a nivel mundial y la apuesta por “la formación de una arquitectura multipolar de relaciones internacionales”.

En el marco de su alianza estratégica, afirmó el premier ruso, Moscú y Pekín avanzan “confianza y firmeza en todas las direcciones, incluso ante la crisis en la economía mundial” y la creación de instalaciones de producción en Rusia con la participación de empresas chinas.

Puso de relieve que la cooperación energética ruso-china ha avanzado hacia un nivel estratégico, como resultado de los crecientes suministros de gas, petróleo y carbón, así como por la construcción de centrales nucleares en el país asiático con participación rusa. Aseguró que Moscú está dispuesto a garantizar el cumplimiento de las obligaciones contractuales existentes y a trabajar en nuevas iniciativas a gran escala en este ámbito.

En medio de obstáculos, el comercio entre Rusia y China aumentó en los últimos 10 meses casi un tercio, acercándose a los 150 000 millones de dólares. Indicó que alrededor de la mitad de esas operaciones se realizan en monedas nacionales y que ese mecanismo cobrará aún más impulso, señaló Mishustin. “Esta es la lógica de una política económica y financiera soberana en un mundo multipolar”, puntualizó.

Por su parte, Li aseguró que Pekín está dispuesto a profundizar en la plena cooperación con Moscú en beneficio de los dos pueblos, en aras de la paz mundial, la estabilidad regional, el desarrollo y la prosperidad de todos los Estados.

La creciente relación entre China y Rusia pone a Estados Unidos en una encrucijada, que usa su arma favorita, las sanciones, para contrarrestar a estos dos gigantes, pero lo único que consigue es acercarlos más. De hecho, esta semana, Moscú ha completado la instalación de la tubería oriental de un proyecto clave de construir un gasoducto que llega a China por debajo de u río.

Tomado de HispanTV

Compartir en:

Deja un comentario