A rodar Festival Internacional de Cine de La Habana

La Habana, La edición 43 del Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano, con sede en esta capital, entra hoy en su segundo día de programación con atractivas propuestas en el concurso de largometrajes de ficción.

El cine Charles Chaplin, en la calle 23, entre 10 y 12, en la barriada habanera de El Vedado, proyectará a las 15:00, hora local, la cinta brasileña Tres tigres tristes (2022), del director Gustavo Vinagre.

A las 17:30, en la misma sala, se presentará Los reyes del mundo, de la realizadora Laura Mora, una coproducción de Colombia, Luxemburgo, Francia, México y Noruega.

Participante en la competencia de Óperas primas, los cinéfilos podrán disfrutar a las 12:30, en el céntrico cine Yara, de la película Tengo sueños eléctricos, de Valentina Maurel, realizada entre Costa Rica, Bélgica, Francia.

Otra de las sugerencias para este viernes es Carvão, primera obra de Carolina Markowicz, producida entre Brasil, Argentina, que se proyectará a las 15:00, en el cine Acapulco, también en la capital cubana.

Ayer arrancó la mayor fiesta del cine en Cuba con la proyección del laureado filme Argentina 1985, del realizador Santiago Mitre, y la música del destacado cantautor cubano X Alfonso.

Con la invitación a disfrutar del “cine a lo grande”, eslogan promocional del evento que tendrá lugar hasta el 11 de noviembre, La Habana acoge más de 100 títulos en competencia por los premios Coral, además de una variada propuesta de presentaciones y actividades colaterales.

De ellos, son 15 largometrajes de ficción, 15 mediometrajes y cortos, 17 relatos documentales y 10 cortos documentales, mientras en el apartado de animación figuran 29 obras y 15 óperas primas.

Según el comité organizador, los jurados recibieron más de dos mil películas con representación de todos los países del continente, en especial de Argentina, México y Brasil, de las cuales eligieron también para integrar la muestra Latinoamérica en Perspectiva y el apartado de Presentaciones Especiales.

En esta última categoría aparecen, entre otras, la boliviana Los viejos soldados, de Jorge Sanjinés; Mi país imaginario, de Patricio Guzmán (Francia); Cartas a distancia, de Juan Carlos Rulfo (México), El mar en Madrid, de Vladimir Cruz (Cuba) y La música de la vida, de Beat Borter (Suiza).

Destacaron la presencia de producciones de Bolivia y Costa Rica que llegan de manera más enfática este año compitiendo con nuevos y jóvenes directores en el apartado de largometrajes de ficción y óperas primas.

Enfocado en el contexto latinoamericano contemporáneo, el festival habanero propone hoy una selección de documentales que ilustran las realidades del continente, sus problemáticas y desafíos.

Reaparecen las heridas de las dictaduras sudamericanas del pasado siglo, las huellas de la colonización, historias sobre el acervo cultural de la región, el impacto de la violencia y la represión, además de la resistencia de los movimientos sociales y los pueblos ante la derecha hegemónica.

Vamos a mostrar mucho de la realidad latinoamericana y caribeña a pantalla grande, ratificó Besú en conferencia de prensa, aunque agregó que será una cita más pequeña en cuanto al número de propuestas escogidas y la cantidad de salas para las proyecciones, solo cuatro incluyendo los cines Charles Chaplin, Yara, 23 y 12 y Acapulco.

El programa comprende un evento teórico que rendirá tributo al realizador Nicolás Guillén Landrián con la exhibición también de un documental de Ernesto Daranas dedicado a su impronta y el análisis del audiovisual Inside Downtown (2001) hecho por el propio Nicolás en Estados Unidos antes de su muerte.

Como novedad se encuentra la entrega del galardón a la Diversidad que lleva por nombre Premio Arrecife y reconocerá a aquellas creaciones de temática queer, además de un Encuentro de Mercado y Distribución impulsado por el sector industria en el Hotel Nacional de Cuba.

La agenda colateral incluye la muestra de Clásicos Restaurados, Panorama Contemporáneo Internacional, una exposición de 30 carteles de artistas procedentes de 11 países y lanzamientos editoriales a cargo del Instituto Cubano del Arte e Industria Cinematográficos.

Fundado el 3 de diciembre de 1979 por el cineasta cubano Alfredo Guevara y con la presencia de más de 600 realizadores latinoamericanos, el certamen concede como máxima distinción el Gran Premio Coral, el cual simboliza los amplios arrecifes del mar Caribe.

Tomado de PL

Compartir en:

Deja un comentario