Cuba recuerda al Guajiro natural, Polo Montañez, a 20 años del adiós

La Habana, Por caprichos del destino, el destacado cantante cubano Polo Montañez, conocido como el Guajiro natural, apenas saboreó las mieles del éxito cuando su vida terminó un día como hoy dos décadas atrás.

El topógrafo y machetero en los cortes de caña de azúcar, acaparó los reflectores de forma inesperada, debido a sus seductoras melodías románticas en tiempo de bolero, bachata y son, que trascendieron el espacio de guateques y fiestas para instalarse en la banda sonora popular.

Desde la red social facebook, el Instituto Cubano de la Música destacó la impronta de este artista que falleció en 2002, a la edad de 47 años, en un accidente automovilístico, el cual cortó la carrera en ascenso del intérprete, quien tocó los escenarios más importantes casi en el epílogo de su trayecto vital.

De la obra de Montañez, sobresale tan su arsenal de canciones, con un centenar de temas en su hoja de vida, los cuales demuestran su apego a «las sonoridades típicas de los campos» y lo encumbraron como figura mítica, que sedujo al público por su historia y sencillez.

«Su estilo y rápida inserción en el mundo musical cubano, partieron del modo en que se impuso en el gusto popular», reseña el texto que enaltece el legado del autor de temas icónicos como Un montón de estrellas, Flor pálida, entre varios

En su vida artística subió a escenarios de Colombia, Francia, Portugal, Bélgica, Países Bajos, Italia, México, Ecuador y Costa Rica, al tiempo que compartió los reflectores con artistas como Andy Montañez, Cándido Fabré, Compay Segundo, Eliades Ochoa, Adalberto Álvarez, Danny Rivera, Gilberto Santa Rosa, entre otros.

A dos décadas de exhalar su último aliento, Polo vive en el recuerdo de los cubanos, pues irrumpió en la industria sonora de la isla con su naturalidad y sencillez, envueltas en un gran talento autodidacta que recibió el abrigo de la disquera Lusáfrica y su apuesta por lo autóctono.

Tomado de PL

Compartir en:

Deja un comentario