10 dudas frecuentes sobre la acidez y el reflujo que debes resolver

¿Padeces de acidez y reflujo? ¿Te abruma la cantidad de dudas que tienes al respecto? Damos respuesta a las más frecuentes.

La acidez y el reflujo son dos de las causas más frecuentes de consulta por síntomas gastrointestinales. El reflujo gastroesofágico es una de las enfermedades más habituales debido a que afecta a alrededor del 20 % de la población. Se manifiesta con síntomas que incluyen sensación de ardor en la boca del estómago, regurgitación y sensación amarga en la boca.

Tanto la acidez como el reflujo ocasional son inofensivos. No obstante, cuando los síntomas no mejoran con el tratamiento o se sostienen en el tiempo, requieren de una consulta médica. Si tienes dudas al respecto, continúa leyendo porque las resolveremos una a una.

1. ¿Qué es la acidez?

La acidez es el término que se la da a la sensación de ardor o quemazón que se produce en la «boca del estómago»(epigastrio), producto del reflujo del ácido gástrico.

La sensación de ardor, por lo general, se centra en el medio del pecho, por encima o por debajo del esternón. Puede ser intermitente o fija y, en ocasiones, en lugar de un ardor, se puede manifestar como presión.

2. ¿Qué es el reflujo gástrico ácido que sucede en la acidez y el reflujo?

La dieta para reflujo gastroesofágico es variada
Los problemas en el esfínter esofágico inferior generan el retorno del ácido al esófago.

El reflujo gástrico ácido, o la enfermedad de reflujo gastroesofágico, se produce debido a la deficiencia en la barrera antirreflejo del esófago. Para prevenir que el contenido gástrico regrese del estómago al esófago, existe una válvula que se denomina «esfínter esofágico inferior», que impide que el ácido retorne al esófago.

Cuando se compromete esta válvula, existe reflujo del ácido hacia el esófago que lo irrita, generando los síntomas de sensación de ardor, regurgitación, náuseas y otros.

3. ¿Cuáles son los peligros del reflujo ácido?

La acidez y el reflujo pueden causar irritación crónica del esófago. La misma puede, a su vez, provocar cambios en el revestimiento del esófago, desarrollando cambios morfológicos que desencadenan el esófago de Barret. Esta patología podría aumentar el riesgo de desarrollar cáncer de esófago.

Además, la acidez puede causar úlceras y estenosis o estrechamiento, que puede afectar al sistema respiratorio al producir laringitis, asma, tos crónica, cambios en la voz o infecciones respiratorias altas y bajas recurrentes.

4. ¿Qué alimentos pueden exacerbar la acidez?

Aunque la acidez y el reflujo son muy frecuentes, los síntomas pueden empeorar por diversos alimentos, como los siguientes:

  • Comidas picantes.
  • Cebolla.
  • Cítricos.
  • Tomate.
  • Alimentos fritos o grasos.
  • Menta.
  • Chocolate.
  • Salsas.
  • Comidas copiosas.
  • Consumo de bebidas alcohólicas, con gas, café o con cafeína.

5. Además de los alimentos, ¿qué más puede exacerbar los síntomas?

El reflujo ácido puede verse agravado por otras situaciones como:

  • Exceso de grasa abdominal.
  • Embarazo.
  • Usar ropa apretada.
  • El uso de cinturones.

6. ¿Cuándo debe preocuparnos la acidez?

El esomeprazol se utiliza para la acidez.
Si las molestias son persistentes, debes consultar con el médico.

La presencia ocasional e intermitente de acidez y reflujo puede no ser importante. Excepto en aquellos casos en los que se manifiesta de manera frecuente, interfiere con las rutinas diarias, no mejora con el uso de medicamentos o empeora con el tiempo. En todas estas situaciones, requiere de evaluación médica oportuna.

Otros síntomas que deben llamar la atención son:

7. ¿Cuál es el tratamiento para la acidez y el reflujo gástrico ácido?

El tratamiento del reflujo gastroesofágico incluye:

  • Cambios en la dieta y el estilo de vida.
  • Evitar la cafeína, la comida picante, la menta, el chocolate y las bebidas alcohólicas.
  • Dormir con la cabeza ligeramente elevada (a 30 grados).
  • No acostarse en una superficie plana durante los primeros 60 minutos después de comer.
  • Comer con más frecuencia comidas menos copiosas.
  • No ingerir alimentos en las 3 horas previas a dormir.
  • Terapia médica dirigida a neutralizar el ácido.

El tratamiento médico para el reflujo gastroesofágico busca neutralizar o disminuir el ácido gástrico.

8. ¿Cuáles son los fármacos que pueden indicarse para estos casos?

Además de los antiácidos, se utilizan los inhibidores de la bomba de protones o los bloqueantes de los receptores de histamina. Los primeros neutralizan el exceso de ácido estomacal para mejorar la sensación de acidez.

Por otro lado, los inhibidores de la bomba de protones inhiben directamente la producción del ácido clorhídrico, al igual que los bloqueantes de los receptores de histamina lo hacen de forma indirecta.

No obstante, un uso a largo plazo y en altas dosis puede causar mayor riesgo de osteoporosis, infecciones graves o deficiencia de magnesio que puede afectar el ritmo cardíaco.

9. ¿Existen alimentos que ayuden a la acidez y el reflujo?

La acidez puede verse beneficiada de comer alimentos que tengan un contenido alto en mucílagos y propiedades emolientes que protejan la mucosa del estómago y disminuyan los síntomas. Entre estos alimentos, se incluyen el plátano, la calabaza, calabacín, zanahorias o patatas cocidas, la avena, la cúrcuma y las almendras.

10. ¿Existen fármacos que puedan exacerbarlos?

Algunos fármacos, como la progesterona y algunos antidepresivos, afectan al esfínter esofágico inferior. De este modo, favorecen la aparición del reflujo gastroesofágico

Cuando la acidez y el reflujo no sean intermitentes, requieren de evaluación médica

El reflujo del ácido gástrico desde el estómago hacia el esófago genera diversos síntomas: sensación de ardor, incomodidad, sabor amargo, dificultad o dolor para tragar y distensión abdominal. Ante la persistencia de síntomas o cualquier duda, siempre se debe acudir con el médico.

Tomado de Mejor con Salud

Compartir en:

Deja un comentario