¿Se aproxima una guerra comercial entre EEUU y Alemania?

Debido a las políticas públicas de Estados Unidos de subsidios y exenciones fiscales a empresas ecológicas, Alemania se encuentra en una disyuntiva, pues las inversiones en su territorio se han visto disminuidas, Berlín es reacia a dar ayudas.

Y es que mientras el Gobierno de Biden aprobó ya un paquete de alrededor de 369.000 millones de dólares para impulsar a las empresas ecológicas, al otro lado del Atlántico, los países, principalmente Alemania, están enfurecidos. ¿La razón? La pérdida y mudanza de capital.

De acuerdo con el medio estadounidense Politico, Berlín “está en pánico” debido a que varias empresas han cerrado operaciones en territorio alemán para invertir en otros lugares. Esta movilidad de capital, detalla el portal, se debe en parte a los altos costos de la energía que se han disparado tras los bloqueos comerciales a Rusia.

“Lo último que necesita Berlín son más estímulos para que las empresas abandonen Europa”, se lee en el artículo.

Una tregua entre EEUU y la UE parece poco probable. Y si las diferencias se salen de control, asevera el medio, podría incluso darse una guerra comercial que probablemente se reflejaría en un “ojo por ojo” arancelario, lo que afectaría aún más más a Europa Occidental, un territorio de por sí ya afectado.

“Esto significa que está creciendo un impulso en Berlín para un Plan B radical: en lugar de una guerra arancelaria abierta con Estados Unidos, la opción es romper el clásico libro de reglas del libre comercio y jugar a Washington en su propio juego al canalizar fondos estatales hacia Europa y crear una industria que crie campeones ecológicos locales en sectores como los paneles solares, las baterías y el hidrógeno”, reza el artículo.

Aunque Francia, país miembro de la UE, ha sido defensor de los subsidios a la industria ecológica, Alemania, centro neurálgico económico del bloque, se han negado a dar subsidios, tal y como lo está haciendo el Gobierno de Biden.

Las voces de advertencia

Bernd Lange, presidente del comité de comercio del Parlamento Europeo, advirtió hace unos días que la UE tiene pocos días para llegar a un acuerdo con Estados Unidos, pues, dijo, “una vez que se implemente la ley, será demasiado tarde para lograr cambios”.

De acuerdo con el parlamentario, de no conseguir una tregua, sería posible que Bruselas pusiera una demanda contra EEUU en la Organización Mundial del Comercio (OMC), además de desatar una guerra arancelaria.

“Las advertencias de una guerra comercial ya están eclipsando el periodo previo a una reunión de alto nivel entre la UE y EEUU en Washington, el 5 de diciembre”, dice el texto.

Según Politico, el Comisionado de Mercado Interno de la UE, Thierry Breton, es uno de los más grandes defensores del enfoque de subsidios en Bruselas y ya se encuentra abogando por la creación de un fondo europeo de solidaridad que ayude a “movilizar la financiación necesaria para reforzar la autonomía europea en sectores clave como las baterías, los semiconductores o el hidrógeno”.

Volker Treier, jefe de comercio exterior de la Cámara de Comercio de Alemania, indicó que en el área de la política industrial y los subsidios, Bruselas podría buscar medidas que sean compatibles con las normas de la OMC, “como ya lo está haciendo la UE en el sector de los chips”.

Tomado de Sputnik

Compartir en:

Deja un comentario