Fidel y el Internacionalismo

El bienestar y la paz en el mundo pueden tardar, pero el aporte de Cuba a ese propósito es innegable. Lo es porque desde los albores de la Revolución, y bajo la égida de Fidel, hicimos del internacionalismo un pilar de nuestra cultura política y ciudadana…

Fidel y Mandela.

“El internacionalismo es la esencia más hermosa del marxismo-leninismo y sus ideales de solidaridad y fraternidad entre los pueblos. Sin el internacionalismo la Revolución Cubana ni siquiera existiría. Ser internacionalista es saldar nuestra propia deuda con la humanidad” así dijo el Comandante, quien pudo contar con su pueblo para ayudar a otros…

 Fidel fue el líder del gesto altruista: En 1963, un avión de Cubana viajaba a Argelia con los integrantes de la primera misión médica internacionalista cubana en la historia de la Revolución, que se multiplicó y ha prestado servicios a los más necesitados de África, Asia y América Latina.

Fidel fue el artífice de la obra generosa: A las misiones se sumó el Contingente “Henry Reeve” de Médicos Especializados en Situaciones de Desastre y Graves Epidemias, que ha ido a todos los continentes en ocasión de terremotos y epidemias como el Ébola y la COVID-19…

Fidel fue el conductor de la proeza: A las luchas de liberación de los pueblos también colaboró Cuba. En una de las páginas más bellas de humanismo en la historia, ayudó al pueblo angolano a consolidar su independencia. Lo mismo hizo después en Etiopía, Nicaragua y Granada.

Hoy, lo que para muchos es una práctica casi desconocida o en el mejor de los casos pasada de moda, para Cuba la solidaridad es gesto cotidiano hacia los necesitados en cualquier parte del planeta.

¡El internacionalismo, más que una cualidad o un valor humano, es un sentimiento porque ¡Fidel fue el sembrador”!

Compartir en:

Deja un comentario