Cómo conservar ajos y cebollas

Todos concordamos en que el ajo y la cebolla son ingredientes básicos y fundamentales en numerosas comidas. Por lo que, tenerlos siempre en nuestra cocina es muy necesario y hasta podemos decir que son claves para el éxito de un plato exquisito.

Lo cierto es que para tener siempre disponible estos ingredientes y mantenerlos en perfecto estado, se requiere sin duda saber conservarlos. De lo contrario, se pueden descomponer rapidísimo.

Debido a esto hay que conservarlos en frascos y con los cuidados correspondientes, razón por al cual ahora veremos una receta muy práctica de como hacerlo adecuadamente.

Cómo conservar el ajo y la cebolla por más tiempo

Algunos consejos a tener presente:

  • La heladera no es el lugar correcto para estos ingredientes.
  • El lugar idóneo debe ser fresco, oscuro y seco, con una temperatura entre 7 y 11 grados. Una sugerencia es un rincón de la alacena se conserva mucho mejor.

Cómo conservarlos listos para usarse

A continuación veremos trucos y consejos para tenerlos listos para usar en la cocina:

Ajos:

  1. En primer lugar, pelamos cada diente de ajo y los dejamos enteros o picados.
  2. Luego, en un frasco limpio lo llenamos con aceite vegetal y colocamos los ajos.
  3. Paso siguiente, se cierra el frasco y lo guardamos en la heladera.
  4. Una recomendación es cambiar el aceite cada periodo de 1 a 2 meses y dependiendo de cuanto lo usemos a los ajos.

Cebollas:

  1. Para empezar, se pelan las cebollas y las cortamos como lo hacemos habitualmente.
  2. Paso siguiente, se guarda en una bolsa de plástico hermética pero le sacamos el aire y lo llevamos al congelador o freezer.
  3. Finalmente y para evitar que se pegue entre si las cebollas, podemos añadirle un poco de aceite.

Puede interesarte: Cómo cultivar cebolla sin semillas en macetas

Consejos y tips:

De acuerdo a otros consejos muy acertados, podemos congelar o freezar los dientes de ajo. Es decir, colocamos los dientes en una bolsa con cierre hermético y lo llevamos a congelar. Otra sugerencia es consumirlo antes de las 8 semanas preferentemente, por que pasado este tiempo comenzará a perder el sabor.

Es fundamental y más allá del método que utilicemos, debemos asegurarnos de que los ajos estén bien frescos. También observemos que su color sea natural y de consistencia firme, además se debe pelar los ajos pero cuando los preparamos para conservarlos y NO antes de tiempo.

Con respecto a la cebolla, si ya la tenemos cortada en rodajas se debe envolver con papel film o papel aluminio y posteriormente las guardamos en una bolsa hermética y la dejamos en el cajón de las verduras. Lo importante es cerrar correctamente la bolsa para evitar que entre aire o la humedad.

Tomado de razafolklorica

Compartir en:

Deja un comentario