Estudio revela que Marte tuvo océanos de 300 metros de profundidad

Un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Copenhague (UC), en Dinamarca, muestra que hace unos 4 mil 500 millones de años había suficiente agua en Marte como para que todo el planeta estuviera cubierto por un océano de 300 metros de profundidad. En los primeros años de la evolución del planeta este fue “bombardeado con asteroides llenos de hielo” y tenía un aspecto azul, comunicaron este jueves.

Comparativamente, en realidad, hay muy poca agua en la Tierra, explica el profesor Martin Bizzarro, del Centro para la Formación de Estrellas y Planetas de la UC. “Otro ángulo interesante es que los asteroides también transportaron moléculas orgánicas que son biológicamente importantes para la vida”, comentó Bizzarro.

“Esto sucedió dentro de los primeros 100 millones de años de Marte. Después de este período, sucedió algo catastrófico […]. Se cree que hubo una gigantesca colisión entre la Tierra y otro planeta del tamaño de Marte. Fue una colisión energética que formó el sistema Tierra-Luna y, al mismo tiempo, acabó con toda vida potencial en la Tierra”, subraya Bizzarro. De este modo, los investigadores tienen pruebas realmente sólidas de que Marte pudo haber tenido las condiciones para la vida mucho antes que la Tierra.

Gracias a un meteorito de origen marciano descubierto en la Tierra, que tiene miles de millones de años, los investigadores pudieron conocer la historia de Marte. Alguna vez, el meteorito fue parte de la corteza original del planeta que ha permanecido igual desde siempre. Esto ofreció una visión única de lo que sucedió en el momento en que se formó el sistema solar.

“La tectónica de placas en la Tierra borró toda evidencia de lo que sucedió en los primeros 500 millones de años de la historia de nuestro planeta. Las placas se mueven constantemente y se reciclan y destruyen en el interior de nuestro planeta. Por el contrario, Marte no tiene tectónica de placas, por lo que la superficie del planeta conserva un registro de la historia más temprana del planeta”, explica Bizzarro.

El análisis de un isótopo de cromo en el meteorito marciano indicó que la corteza marciana primordial fue intensamente modificada por el impacto de cuerpos exteriores del sistema solar de composición carbonosa. Los investigadores pudieron estimar que la entrega tardía de este material rico en volátiles a Marte proporcionó un inventario de agua exótica correspondiente a una capa de agua global de más de 300 m de profundidad. También consideraron que estos cuerpos proporcionaron algunos aminoácidos. Estos resultados se publicaron, este miércoles, en Science Advances.

(Texto y foto: RT en Español)

Compartir en:

Deja un comentario