Cancillería rusa: “La masacre de prisioneros rusos no quedará impune, nadie escapará al castigo”

MOSCÚ (Sputnik) — El Ministerio de Exteriores de Rusia reclamó a las organizaciones internacionales que realicen una investigación exhaustiva de la ejecución de prisioneros de guerra rusos, según la portavoz de la Cancillería rusa, María Zajárova. “Nadie escapará al castigo”, agregó.

“Exigimos que las organizaciones internacionales condenen este flagrante crimen y lo investiguen a fondo. Todas las atrocidades cometidas por las formaciones armadas ucranianas no quedarán impunes”, afirmó en un comunicado.

Este incidente, indicó la vocera, es una prueba de las graves violaciones del derecho internacional humanitario por parte de Ucrania, incluido el Convenio de Ginebra relativo al trato de los prisioneros de guerra, el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos y la Convención contra la tortura y otros tratos o penas crueles, inhumanas o degradantes.

Señaló que Moscú había llamado en repetidas ocasiones la atención de la comunidad internacional sobre el “trato cruel e inhumano de la parte ucraniana a los militares rusos retenidos”, pero Occidente no había reaccionado de ninguna manera.

Según la representante del ministerio ruso, esta inacción convierte a Estados Unidos y a Europa en cómplices de los crímenes cometidos por Kiev.

“Todos los autores y los implicados en los delitos serán identificados y castigados como se merecen. Nadie escapará de las represalias”, aseguró Zajárova.

Este 18 de noviembre, apareció en internet un video mostrando a soldados ucranianos disparando a quemarropa a militares rusos que se habían rendido y yacían en el suelo. El Ministerio de Defensa de Rusia anunció que el Ejército de Ucrania mató deliberadamente a 10 militares rusos capturados.

El presidente del Consejo Presidencial ruso para los Derechos Humanos, Valeri Fadéev, explicó que esto sucedió en la localidad de Makéyevka, contigua a la ciudad de Donetsk, y exigió una investigación internacional.

Rusia enviará el video a la Oficina del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos (Acnudh), la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE), el Consejo de Europa, el movimiento Amnistía Internacional, el Comité Internacional de la Cruz Roja y otras entidades. La portavoz de Acnudh, Liz Throssell, aseguró que colegas de su organismo habían visto el video y lo estaban investigando.

Tomado de Sputnik

Compartir en:

Deja un comentario