Lo prometido es deuda: los republicanos anuncian una investigación contra la familia Biden

Después de meses amenazando con iniciar una investigación formal del Congreso contra Hunter Biden, hijo del presidente estadounidense Joe Biden, en caso de obtener el control de la Cámara de Representantes, los congresistas republicanos anunciaron una indagatoria contra la familia presidencial de Estados Unidos.

Tras días de escrutinio, los republicanos aseguraron formalmente los 218 escaños necesarios para tomar el control de la Cámara de Representantes. Si bien la victoria del Partido Republicano en las elecciones intermedias del 8 de noviembre fue menor de lo esperado, fue suficiente para que se abra una investigación contra la familia Biden.

En conferencia de prensa desde Washington, un grupo de republicanos habló sobre las supuestas pruebas que tienen sobre las irregularidades del mandatario estadounidense, entre las que se encuentran tráfico de influencias, lavado de dinero, enriquecimiento ilícito, empresas fantasma, estafa, tráfico de personas y comportamiento inapropiado.

“En el 118º Congreso, este Comité [de Supervisión] evaluará la situación de la relación de Joe Biden con los socios extranjeros de su familia y si es un presidente comprometido o influido por dólares e influencias extranjeras […]. Quiero ser claro: se trata de una investigación sobre Joe Biden, y ahí es donde se centrará el comité en este próximo Congreso”, aseguró el representante James Comer, de Kentucky.

El congresista afirmó que, en años anteriores, el Congreso no estaba acostumbrado a aportar pruebas fehacientes sobre los casos que investigaba. En cambio, dijo, el ala republicana sí contará con esas evidencias. No lo mencionó, pero desde hace meses la Cámara de Representantes lleva a cabo una investigación contra el expresidente republicano Donald Trump por la violenta toma del Capitolio de enero de 2021.

“Vamos a brindarles algo que no han tenido en mucho tiempo cuando se trata de investigaciones del Congreso: evidencias”, advirtió James Comer.

Biden, ¿riesgo para la seguridad nacional?

Las pruebas que obtuvieron provienen del testimonio de múltiples denunciantes; de la computadora portátil de Hunter Biden (que este habría dejado abandonada en un taller de reparación en Delaware en 2019), así como de documentos sobre transacciones previamente desconocidas. Según los republicanos, las tarjetas bancarias de Joe Biden y su hijo Hunter se cruzaron muchas veces.

“Lo que encontramos fueron planes comerciales dirigidos a objetivos en todo el mundo basados en el tráfico de influencias, incluidas personas bastante cercanas a Gobiernos extranjeros como China y Rusia”, dijo el miembro de alto rango del Comité.

Alegó que también encontraron planes basados en Estados Unidos en los que la familia Biden estafó a inversionistas por cientos de miles de dólares, todo con la participación y conocimiento del presidente Joe Biden, a quien también acusó de mentir en la campaña electoral de 2020, cuando dijo que no estaba involucrado en las actividades comerciales de su hijo.

“Esta evidencia plantea preguntas preocupantes sobre si el presidente Biden es un riesgo de seguridad nacional, y sobre si está comprometido por Gobiernos extranjeros”, sugirió Comer.

Tras mostrar fotos de una reunión entre Biden y los socios comerciales de Hunter, además de un mapa de más de 50 países, Comer enumeró los países donde los Biden presuntamente tienen una “huella en los negocios internacionales”. La lista incluye a China, país al que los Biden supuestamente venden gas natural, así como Rusia, Canadá, la mayor parte de América Latina, India, Pakistán, Arabia Saudita, Australia, Sudáfrica, Turquía y la mayor parte de Europa occidental, incluido Reino Unido.

“Nos encantaría hablar con Hunter y Joe Biden”

Otra de las pruebas que los republicanos dijeron tener se basa en “más de 100 informes de actividades sospechosas (SAR)”, que presuntamente han presentado distintos bancos ante el Departamento del Tesoro. Comer explicó que dichos documentos normalmente se presentan en relación con sospechas de lavado de dinero, fraude u otros tipos de actividades delictivas.

“Un SAR generado por un banco estadounidense para el Departamento del Tesoro conecta a Hunter Biden y sus socios comerciales con el tráfico internacional de personas, entre otras actividades ilegales… El dinero obtenido a través del tráfico de influencias se canalizó hacia una empresa criminal sospechosa, nuevamente vinculada a la trata de personas. Hemos pedido en repetidas ocasiones al Departamento del Tesoro de Biden que entregue documentos financieros adicionales a los republicanos del Comité, pero hasta ahora el Tesoro se ha negado”, dijo Comer.

De acuerdo con el congresista, el hijo de Biden trató de “evadir” los reportes SAR con el apoyo de un exfuncionario anónimo de la Administración Clinton. Sin embargo, aseguró que los republicanos continuarán buscando los reportes SAR y los registros bancarios en el nuevo Congreso.

Durante la conferencia de prensa, Comer también apuntó a los presuntos vínculos entre las finanzas, las tarjetas de crédito y las cuentas de banco de Joe y Hunter Biden. Asimismo, mencionó a Eric Sherwin, a quien señaló como uno de los socios más cercanos de Hunter Biden y que habría sido el encargado de arreglar los acuerdos internacionales en todo el mundo, hasta que una aparente pelea propició que el propio Hunter se hiciera cargo de los negocios.

Hunter Biden se encuentra bajo investigación federal por presuntos delitos fiscales. Sin embargo, espera librarse de las acusaciones. También enfrenta un caso por la posesión de un arma de fuego.

“Nos encantaría hablar con gente de la familia Biden, concretamente con Hunter y Joe Biden”, afirmó el congresista republicano. “Tenemos evidencias de que las finanzas, las tarjetas de crédito y las cuentas bancarias de Hunter y Joe Biden se mezclaron. ¿Estuvo y está Joe Biden directamente involucrado en los negocios de Hunter Biden? Esa es la línea de nuestra investigación”, concluyó.

Tomado de Sputnik

Compartir en:

Deja un comentario