Un alto para hablar de diabetes

“Azul, azul, siempre quiero ver tu análisis azul”, es el lema del colectivo del Centro Municipal del diabético en la Isla de la Juventud, escenario donde se desarrolló un encuentro con pacientes y familiares en conmemoración del Día mundial de lucha contra esa enfermedad.

Luisa Balvina Diéguez Pérez, Jefa del Centro Municipal de educación al paciente diabético, explicó a los asistentes cómo incide esta patología en los órganos de no atenderse adecuadamente, sus complicaciones, cómo tomar los medicamentos, una alimentación balanceada, y llevar un estilo de vida saludable.

Balbina Diéguez junto a otros especialistas de salud, llegan a centros laborales, centros penitenciales y comunidades distantes en busca de personas que no saben que tienen la enfermedad y se mantienen asintomáticas.

En el municipio especial existen más de 6 mil personas que padecen diabetes controlada y es posible que haya un mayor número que no conoce los síntomas y por lo tanto no saben que están viviendo en esa enfermedad silenciosa.    

Enfermeras, trabajadoras sociales, podólogas, estomatólogas, psicóloga, endocrino, angiólogo, dermatólogo, laboratoristas, en fin, un gran equipo trabaja en función de elevar la calidad de vida de los diabéticos pineros.

Prevenir y detectar a tiempo la diabetes es importante para el paciente y su familia, con ello se permitirá la intervención, un tratamiento adecuado y evitar complicaciones que puedan afectar la calidad de vida.   

La diabetes es una enfermedad grave que afecta los ojos, el corazón, los nervios, los pies y los riñones, por eso es importante conocer cómo puede afectar el cuerpo.

Al Centro Municipal del Diabético pueden ir todas las personas que sospechen que tengan la dolencia, de lunes a viernes, donde se realizan los complementarios correspondientes.

Compartir en:

Deja un comentario