Bloqueo, más de 60 años de injusticias al pueblo

Por: Jessica Padrón Rodríguez y Elba Salazar Cuba

El bloqueo impuesto por el gobierno de los Estados Unidos al pueblo cubano se percibe en todos los sectores de la economía. Tan solo desde el transporte, en un territorio como la Isla de la Juventud que depende totalmente de la operatividad Puerto-Transporte-Economía Interna para adquirir insumos alimenticios, para la construcción y de todas las esferas, se ve entorpecido por la injusta política. 

Nos explica Elizabeth Salas, Especialista Naval en Explotación de la Flota en el Municipio Especial, el bloqueo afecta la transportación de miles de mercancías y aunque  se trazan estrategias para que esto no impida la llegada de la canasta familiar normada y otros productos, la realidad es que supone un reto.

“Contamos con diez embarcaciones, cinco se encuentran en reparación hace más de dos años por no existir disponibilidad de piezas para su arreglo o mantenimiento, por tanto se hace imposible se incorporen a su objeto social, trasladar cargas en las líneas Nueva Gerona-Batabanó y Cayo Largo del Sur.

A esto se suman dos embarcaciones RO-RO, tres remolcadores, un Polar, y otras que transportan de ochocientas a mil toneladas. Queremos que la población sepa que a pesar de la poca disponibilidad técnica, nos auxiliamos de la ANIR, realizamos reuniones operativas y otras estrategias para que la alimentación y el desarrollo del territorio desde todos sus sectores se cumpla siempre”.

Pero esto no es todo, el férreo bloqueo económico, refiere Ángel Onilde Reyes, Subdirector de operaciones y comercial de la Empresa Portuaria pinera, obstaculiza la adquisición de piezas para reparar equipos de izaje. Las grúas  demandan baterías y gomas, lo que afecta el proceso de extracción de contenedores.

“Nosotros, de 996.5 contenedores que se tenían planificados en el último trimestre, debido a roturas en los equipos se lograron solo 881 contenedores, es decir, dejamos de trasladar 147 contenedores, lo que repercute directamente en atrasos en programas vitales dentro del Municipio”

Aunque la prioridad número uno es garantizar la canasta básica familiar, asegura el directivo, el colectivo junto a las autoridades pineras hacen esfuerzos incalculables por no afectar al pueblo.

Otras cifras corroboran que solo existen 40 contenedores para la transportación de mercancías cuando la realidad apunta que son 112 los necesarios, ya que trimestralmente el plan es asumir 170 mil toneladas diarias de recursos vitales para el desarrollo de la Isla de la Juventud.

Por todas estas razones y más, este noviembre nuestro país nuevamente volverá a la ONU para decir NO a una política que daña al pueblo, su desarrollo, su salud, abastecimiento, su vida.

Compartir en:

Deja un comentario