Armenia y Azerbaiyán acuerdan evitar el uso y la amenaza de fuerza

Armenia y Azerbaiyán han acordado este lunes abstenerse del uso y la amenaza de la fuerza en torno a la disputada región de Nagorno-Karabaj.

En una reunión trilateral celebrada en la ciudad rusa de Sochi entre el presidente ruso, Vladímir Putin; su par de Azerbaiyán, Ilham Aliev, y el primer ministro de Armenia, Nikol Pashinián, se ha acordado una declaración conjunta sobre el conflicto de Nagorno Karabaj.

“Hoy hemos acordado una declaración conjunta. Tengo que decirles francamente que no todo fue pactado. Algunas cosas tuvieron que ser sacadas del texto preelaborado”, ha afirmado Putin al término de esta cita de más de dos horas.

Tras destacar que la reunión tripartita fue “muy provechosa”, el mandatario ruso ha puesto de relieve que se han creado condiciones “para dar más pasos hacia la resolución de la situación en su conjunto”.

Putin ha señalado que Rusia hará todo lo posible para alcanzar un pacto final y ha precisado que tanto Armenia como Azerbaiyán han demostrado su capacidad de llegar a un entendimiento sobre su futuro.

En la declaración final, entre otros asuntos, Putin, Pashinián y Alíyev han reafirmado su compromiso de cumplir con todos los acuerdos para la normalización integral de las relaciones entre Armenia y Azerbaiyán.

De igual manera, Armenia y Azerbaiyán han acordado abstenerse del uso y de la amenaza de la fuerza, a la vez que han prometido resolver todas las cuestiones únicamente sobre la base del reconocimiento mutuo de la soberanía, la integridad territorial y la inviolabilidad de las fronteras.

Azerbaiyán y Armenia viven enemistados desde el inicio del conflicto Nagorno Karabaj, en 1988, cuando este enclave, con apoyo del Gobierno armenio, decidió independizarse de la entonces República Socialista Soviética de Azerbaiyán.

Los dos países vecinos de Caucasia suscribieron el 9 de noviembre de 2020 un alto el fuego en la zona de conflicto de Nagorno Karabaj.

No obstante, la frontera entre Armenia y Azerbaiyán fue el pasado septiembre escenario de nuevos combates, con ambas partes culpando a la otra por las hostilidades. 

Un acuerdo de alto el fuego entre los dos países puso fin a las tensiones, sin embargo, la tregua saltó por los aires, después de que los dos lados se acusaron uno al otro de nuevos ataques.

Tomado de HispanTV

Compartir en:

Deja un comentario