Framber Valdez controla emociones, lanza joya y Astros derrota a Phillies para igualar Serie Mundial

Cuando el pitcher abridor llega en su mejor momento, sumado a que tiene ventaja desde su segunda entrada, el resultado de la ecuación resulta por lo general más que favorable.

Así sucedió, en el momento que Framber Valdez llegó al segundo inning ya ganaba 3-0 y a partir de ahí jamás volteo para atrás; comenzó su recital desde la loma y sus Houston Astros empataron la Serie Mundial 1-1 con los Philadelphia Phillies.

Los Astros derrotaron 5-2 a los Phillies el sábado por la noche en el Minute Maid Park apoyados por el bateo madrugador sobre el abridor y remataron con seis entradas y un tercio de sólo cuatro imparables, nueve ponches y una carrera admitida de Valdez.

“Framber hizo lo que ha hecho todo el año”, dijo el receptor Martín Maldonado. “Llegó a lanzar strikes y atacar de forma agresiva la zona. Ese era el plan, así de sencillo. Ejecutó como puede hacerlo”.

Cierto, Valdez había reconocido que quería su revancha en Serie Mundial, donde distaba de tener éxito antes de la apertura de este sábado.

El año pasado aceptó 10 carreas en cuatro entradas y dos tercios que lanzó de dos partidos, en los que en ninguno siquiera llegó al tercer inning.

“Las emociones me inundaron el año pasado y no me permitieron tirar”, dijo Valdez, después de la victoria en el Juego 2 de esta Serie Mundial. “Hay que tenerlas separadas del trabajo, del béisbol”.

“Ahora me di cuenta que puedes emocionarte, pero hacer tu trabajo, sacar outs, tirar inning y aprendí que me emociono, pero el trabajo es aparte”, agregó. “Controlar las emociones y en lugar de emocionarme, lo disfruté”.

Mucho tuvo que ver ese apoyo que tuvo desde el principio. Cuando en la parte baja de la primera entrada, José Altuve abrió el bateo texano con doblete. Anotó con otro doblete de Jeremy Peña, quien a su vez también pisó la registradora con palo de dos esquinas de Yordan Álvarez.

El cubano aprovechó un error que cometieron los Phillies para anotar en esa misma entrada y dejar así de inmediato el marcador 3-0.

Para la quinta, ya era 5-0 con cuadrangular de Alex Bregman, que dejaba un marcador muy similar al del día anterior, aunque esta vez, el abridor Valdez y dos relevistas preservar la ventaja, a pesar de algunos sustos.

“Era una responsabilidad grande”, mencionó Valdez. “Logramos empatar y significa mucho para el equipo que nos vamos 1-1 y enfocados. Creo que con el favor de Dios el esfuerzo del equipo vamos a ganar, jugar duro como siempre y seguir tirando”.

Para Valdez fue aún más especial. Su padre estuvo por vez primera en el estadio para verlo lanzar desde que llegó a las Grandes Ligas.

“Significa mucho, es algo valioso”, dijo. “Él no quería venir porque le tenía miedo a los aviones. Mi mamá sí, es su segundo año, pero me siento bien que está mi familia y nos da fuerza para pitchear”.

“Quiero dedicarlo a mi papá que veía a todos por TV y ahora los ve en persona y me siento orgulloso. Le dedico este juego a mi papá”.

Los Astros viajarán este domingo a Filadelfia, donde la serie continuará el lunes por la noche.

(Tomado de ESPN)/Cubadebate

Compartir en:

Deja un comentario