Camilo Cienfuegos, aniversario 63 de su desaparición

“Hombres como él surgieron del pueblo y vivieron para el pueblo. Nuestra única compensación ante su pérdida es saber que el pueblo de Cuba produce hombres como Camilo”, son palabras del Comandante en Jefe Fidel Castro expresadas hace 63 años, tras confirmarse la pérdida física de Camilo Cienfuegos.

Era el miércoles 28 de octubre de 1959. Una Revolución en ciernes lo había llevado a Camagüey para detener a un traidor. Así lo hizo, y de regreso a La Habana, una tormenta desgarró las nubes y trastocó el rumbo de la nave para llevarla a algún sitio ignorado por los hombres.

Al día siguiente Fidel, junto con Raúl, Almeida, el Che y otros dirigentes, se encontraron en la Jefatura de la Fuerza Aérea Revolucionaria y comenzaron los preparativos de la búsqueda. El viernes 30 de octubre decenas de aviones militares y civiles se hicieron al aire con las primeras luces desde los aeropuertos capitalinos.

Con la pesquisa aérea, numerosas unidades de la Marina de Guerra, así como yates de recreo y embarcaciones pesqueras recorrieron los archipiélagos de Jardines del Rey al norte y de Jardines de la Reina al sur de Cuba, al tiempo que miles de ciudadanos peinaban el terreno en toda la región central del país,  sin resultado alguno.

Hubo varias hipótesis, como sucede siempre tras lo inexplicable. La aceptada por la mayoría es que el piloto desvió la pequeña aeronave, y alejado en extremo de su ruta, cayó al océano. Después, hubo que aceptar la realidad:

Camilo Cienfuegos desapareció en el mar bravío para renacer en una bella tradición que cada año llena las costas y ríos cubanos de flores que deposita el pueblo que tanto lo amó y admiró.

Compartir en:

Deja un comentario