Nuevo primer ministro británico promete unir al país

Londres, El nuevo líder del Partido Conservador británico, Rishi Sunak, prometió hoy trabajar por la unidad y la estabilidad del país una vez que reciba el beneplácito del rey Carlos III para convertirse en primer ministro.

El Reino Unido es un gran país, pero no hay dudas de que enfrentamos un profundo reto económico, y necesitamos estabilidad y unidad, afirmó Sunak en su primer discurso público tras ganar sin oposición el concurso interno de liderazgo para elegir al sustituto de Liz Truss, quien dimitió el jueves pasado.

En la breve intervención transmitida por la televisión local desde la sede del Partido Conservador, el joven político de ascendencia india calificó su elección como primer ministro como el mayor privilegio de su vida, y prometió servir a los británicos con integridad y humildad.

Se espera que tanto Truss como Sunak se reúnan mañana martes por separado con Carlos III en el Palacio de Buckingham, para presentarle oficialmente su dimisión y pedirle permiso para formar un nuevo gobierno, respectivamente.

Para los analistas, la gran interrogante será si el extitular de Hacienda que fue derrotado por Truss en el concurso de liderazgo celebrado en agosto pasado para relevar al también dimitente Boris Johnson, es capaz de unir a los conservadores y de sacar al país de la crisis económica.

Los laboristas, que exigen que se adelanten las elecciones generales previstas para finales de 2024, de inmediato recordaron que como miembro del gabinete de Johnson, Sunak fracasó en sus intentos de impulsar la economía y detener la inflación.

Rishi Sunak no tiene mandato (para gobernar) ni idea de lo que necesita la clase obrera, afirmó la segunda jefa del Partido Laborista, Angela Rayner, tras insistir en que el público británico debe tener derecho a decidir en las urnas sobre el futuro del país.

Sus detractores también resaltaron que, como titular de Finanzas, el exbanquero fue el que implementó el alza de impuestos que Truss luego intentó revertir como parte de su errática política económica, mientras su esposa, hija de un multimillonario indio, era acusada de intentar evadir el fisco en el Reino Unido.

La diputada liberal demócrata Sarah Olney apuntó, por su parte, que el primer discurso público de Sunak no tranquilizó a las personas preocupadas por el pago de la factura de electricidad y gas y por los servicios de salud este invierno, porque no dijo nada sobre sus planes de gobierno.

Instalaron a alguien en el número 10 de Downing Street sin que nadie votará por él, que está totalmente desconectado de las familias y jubilados que luchan por pagar sus facturas, y que ni siquiera nos dijo qué hará a continuación, sentenció Olney.

Tomado de PL

Compartir en:

Deja un comentario