Elegir a quien represente la voluntad de todos

Como muestra de la voluntad democrática de nuestro país, este viernes comienza la nominación de candidatos a delegados a las asambleas municipales del Poder Popular. Durante el proceso, que se extenderá hasta el venidero 18 de noviembre, están llamados a participar cada uno de los ciudadanos que pueden ejercer como electores en las reuniones de vecinos convocadas.

Sí, lo sabemos todos, estamos en medio de algunas de las más difíciles jornadas de los tensos últimos años, pero, aun así, conociendo las características de nuestro proceso político los cubanos volveremos a las urnas el próximo 27 de noviembre.

Como paso inicial de ese trayecto, habremos de proponer desde el viernes 21 de octubre a las personas con más méritos y disposición de hacer, de darse a los demás sin otra motivación que el avance de esa nación a pequeña escala que es la comunidad.

Con el voto por esa persona del barrio que como delegado de circunscripción nos representará en las más trascendentales decisiones, estaremos asegurando la continuidad del proceso revolucionario, de la construcción del socialismo como alternativa para defender desde el humanismo, la equidad y la justicia social; los intereses de las mayorías, con la mirada y el corazón en los más humildes.

Julio Días Pou, delegado de circunscripción por dos mandatos consecutivos explica parte de las características de este proceso que recién inicia.

¿A quiénes nominamos ahora para elegir el 27 de noviembre?, señala: “A la gente del barrio, al vecino de verbo tan franco como su sonrisa, que denuncia lo mal hecho, pero no hay quien le toque “su” Revolución; al muchacho que hemos visto crecer y participa en cuanta actividad se haga y ya es mayor de edad, en fin, a quien con su comportamiento y sus méritos sea capaz de representar a la comunidad. Y de ser elegidos nos representarán en las más trascendentales decisiones del Estado y el Gobierno a nivel de territorio”.

Señala Julio: “Los delegados que resulten electos como integrantes de la Asamblea Municipal del Poder Popular, definirán con posterioridad la estrategia de desarrollo de la localidad, el plan de producciones y servicios, el destino del presupuesto, las obras sociales, los beneficiados con subsidios… Dos de esos delegados que ahora elegiremos ocuparán la presidencia y la vicepresidencia del municipio”.

“No estaremos asistiendo, entonces, a una reunión cualquiera los días que vienen. La asamblea de nominación, a la que deben acudir todos los electores demuestra en verdad que el poder en Cuba nace de sus raíces, de la voluntad de la ciudadanía”, acotó Julio.

Compartir en:

Deja un comentario